Faithlife Sermons

Los Judíos

Encuentros con Jesús  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 12 views

Tres Declaraciones que Desafian una Perspectiva Baja del Hijo de Dios

Notes
Transcript

Declara tener la autoridad de Dios , vs: 17-24.

El reclamo por la autoridad.
Sanando en el día de reposo.
Igualándose a Dios.
Haciéndose igual e a Dios. Era reconocido por los maestros religiosos que Dios aun obraba en el día de reposo, todavía sustentaba el universo el día sábado. Como Dios y Señor de todo, podía hacerlo, y Jesús estaba declarando que el también tenia esa autoridad. También Cristo lo llama “Mi Padre” en vez del conocido “nuestro Padre”.
Las razones por la autoridad.
La autoridad
Su imitación del Padre.
Su relación con el Padre.
Su poder como el del Padre.
Su delegación del Padre.
Ilustración: Autoridad de la ley, sea por juez, o policía es autoridad representativa del gobierno. Autoridad de los padres a los hijos.
Aplicación: Jesús es el que manda. ¿Manda en tu vida?

Declara hacer las obras de Dios, vs: 25-29.

Solo Dios puede dar vida. ; ; .
Juan 10.10 RVR60
El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Juan 11.25 RVR60
Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.
Juan 14.6 RVR60
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Solo Dios puede dar juicio. .
2 Timoteo 4.1 RVR60
Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,
Ilustración: Historia del paralitico en , solo Dios poseía la obra y habilidad para perdonar pecados, pero Jesús mismo usa ese mismo poder.
Marcos 2.5–12 RVR60
Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones:¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones?¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda?Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico):A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.
Aplicación: ¿Que obra esta haciendo Jesús en tu vida? No busques la vida en otras cosas, Jesús da la vida porque el es la vida. Acuérdate que el mismo Jesús es el que te juzga. De hecho, al no creer en el, ya quedas condenado en los ojos de Dios, .
Juan 3.18 RVR60
El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Declara tener testimonios validos que comprueban su deidad, vs: 30-47.

El testimonio de Jesús mismo. Aunque Jesús podría haber dado testimonio de si mismo, legalmente no tendría valor en el juicio judío. De hecho Cristo si da testimonio de si mismo en , el cual es verdadero, pero el propósito en el contexto es diferente. En este caso, dando testimonio de si mismo no hubiera sido valido en la perspectiva de los judíos.
Juan 8.14 RVR60
Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.
El testimonio de Juan el Bautista. Los judíos mismos habían escuchado y considerado el mensaje de Juan el Bautista (), quien preparaba al pueblo judío para la venida de su Salvador. Los fariseos oyeron el aviso y no lo rechazaron por completo. El testimonio de Juan el Bautista era eficaz, el pueblo lo había aceptado. Los judíos no podían aceptar el mensaje de Juan pero a la misma vez rechazar a Jesús. Aun así, Jesús expresa que lo que da testimonio de el es aun mayor que el mismo testimonio de Juan el Bautista.
Juan 1.19–23 RVR60
Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.
Juan 1.19–22 RVR60
Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
Juan 1.19–25 RVR60
Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres? Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo. Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías. Y los que habían sido enviados eran de los fariseos. Y le preguntaron, y le dijeron: ¿Por qué, pues, bautizas, si tú no eres el Cristo, ni Elías, ni el profeta?
El testimonio de los milagros.
El convertir el agua en vino (2: 1-11)
   2. La curación del hijo del oficial (4: 43-54)
La curación del hijo del oficial (4: 43-54)
La curación de un paralítico (5: 1-15)
   3. La curación de un paralítico (5: 1-15)
   4. La alimentación de la multitud (6: 1-14)
La alimentación de la multitud (6: 1-14)
   5. El caminar sobre el agua (6: 16-21)
El caminar sobre el agua (6: 16-21)
   6. La cura del ciego (9: 1-41)
La cura del ciego (9: 1-41)
   7. La resurrección de Lázaro (11: 1-44).
La resurrección de Lázaro (11: 1-44).
El testimonio de las Escrituras. Estas profecías fueron escritas por lo menos 400 años antes de Cristo, y Cristo las cumplió todas, además de muchos otros. Las probabilidades de que esto pase son impresionantes. Escritos en Hebreo originalmente, traducido al Griego 150 años antes de Cristo.
Nacido en Belén-
Nacido de una virgen-
Nacido de una virgen-
Por tanto el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel.
Por tanto el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel.
Lo aborrecieron-
Lo aborrecieron-
Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa…
Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa…
Consultaron contra El-
Consultaron contra El-
Se levantaran los reyes de la tierra, y príncipes consultaran unidos contra Jehová y contra su ungido…
Se levantaran los reyes de la tierra, y príncipes consultaran unidos contra Jehová y contra su ungido…
Traicionado por un discípulo-
Traicionado por un discípulo-
Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzo contra mí el calcañar.
Aun el hombre de mi paz, en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, alzo contra mí el calcañar.
Abandonado por sus discípulos-
Abandonado por sus discípulos-
Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas…
Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas…
Treinta piezas de plata-
Treinta piezas de plata-
Si os parece bien, dadme me salario; y si no, dejadlo. Y pasaron por mi salario treinta piezas de plata.
Herido por sus acusadores-
No han sitiado; con vara herirán en la mejilla al juez de Israel.
Herido y su barba arrancada-
Di mi cuerpo a los heridos, y mis mejillas a los que me mesaban la barba; no escondí mi rostro de injurias y de esputos.
Sus manos y pies perforados-
Horadaron mis manos y mis pies.
Abandonado por Dios-
Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?...
Escarnecido y burlado-
Todos los que me ven me escarnecen; estiran la boca, menean la cabeza, diciendo: Se encomendó a Jehová; líbrele el; sálvele, puesto que en él se complacía.
Le dieron a beber vinagre-
He sido derramado como aguas, y todos mis huesos se descoyuntaron; mi corazón fue como cera, derritiéndose en medio de mis entrañas.
Su cuerpo abusado-
Sufrió el castigo por nosotros-
Ciertamente llevó el nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Sufrió en silencio-
Angustiado el, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.
Echaron suertes por su túnica-
Repartieron entre si mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes.
Derramo su vida hasta la muerte…
Su muerte-
Llevo el pecado de muchos-
Ni un hueso roto-
Ni quebrareis hueso suyo.
El guarda todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrantado.
No quebraron sus huesos-
Miraran a mí, a quien traspasaron…
Lo traspasaron-
Y se dispuso con los impíos de su sepultura, más con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.
Murió con impíos, sepultado con ricos-
No quedo muerto-
Porque no dejaras mi alma en Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción.
Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, tomaste dones para los hombres, y también para los rebeldes, para que habite entre ellos Jehovah Dios.
Resucito-
Victoria sobre sus enemigos-
Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.
Ilustración:
Tenney, M. C. (1981). John. En F. E. Gaebelein (Ed.), El Comentario Bíblico del Expositor: Juan y Hechos (Vol. 9, p.68). Grand Rapids, MI: Casa editorial de Zondervan.
Ilustración:
Sacando monedas enumeradas en orden.
Soga marcada representando vida del hombre.
Aplicación: ¿has recibido el testimonio acerca de Jesús? Es un caso cerrado, la evidencia lo demuestra, Jesús es el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. Creyente, Ese mismo Salvador es el que obra en tu vida a través del Espíritu Santo quien mora en ti.
Related Media
Related Sermons