Faithlife Sermons

Vaya

Un crecimiento espiritual equilibrado  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views

Este sermón expone la sencillez de llevar a otros a Cristo.

Notes
Transcript

Por qué vamos

Juan 1.
Juan 1.29 RVR60
29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
Juan
Juan 1.36–39 RVR60
36 Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.37 Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.38 Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?39 Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.
¿Por qué es importante este sermón?
Muchos cristianos están aterrados ante la idea de propagar su fe. Se sienten incapacitados para usar diversos métodos de evangelismo. Pero testificar no tiene por qué ser algo que nos intimide. Se concentra en quién es Jesús. Aunque testificar involucra muchas cosas y hasta cierto punto esto puede parecer simplista, será útil pensar en exponer nuestra fe como un acto sencillo de presentar a Jesús a las personas y hablar acerca de Él. ¿Cuántos de sus amigos y familiares no conocen a Jesús? ¿Está usted dispuesto a presentárselo?
Efecto para su vida.
Este sermón le motivará a hablar a los demás acerca de Jesús en una conversación natural. ¿Cómo pude ser natural hablar de Jesús?
La mayoría de las personas de nuestra sociedad, ¿se consideran pecadores que necesitan salvación?, Luego que una persona se ve de ese modo, ¿Cuán significativo llega a ser para ella el título de Jesús como “Cordero de Dios”?

A quien le hablamos

Juan 1.40–46 RVR60
40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús.41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).42 Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro). 43 El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme.44 Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro.45 Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquél de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.46 Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.
Juan 1.
Invite a las personas sin obligarlas.
Debemos tratar honestamente las preguntas y las inquietudes de las personas acerca de Jesús, pero, en última instancia, necesitamos alentarlas a “ir y ver”. La mejor estrategia es declarar quién es Jesús, relatar cómo Él ha cambiado nuestra vida e invitar a la otra persona a investigar a Jesús a fondo.

El resultado

Juan 1.49–51 RVR60
49 Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.50 Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.51 Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.
Juan 1.
CONCLUSIÓN:
Seguimos los ejemplos de testificar de Juan el Bautista. Andrés y Felipe cuando reaccionamos con naturalidad a lo que Jesús ha hecho en nuestras vidas y les hablamos a los demás de Él. Debido a los conceptos equivocados que muchos tienen sobre Jesús, a veces testificar implica aclarar lo que la biblia enseña acerca de Él. ¿Cómo respondería usted a los siguientes comentarios?
“Ya soy suficientemente bueno. No veo para qué necesito la religión. Conozco personas que van a la iglesia y son mucho peores que yo”.
“Yo voy a la iglesia con mis hijos. Es una influencia positiva para ellos, y me gusta la música. ¿No es suficiente con eso?”.
“No entiendo por qué Dios preparó un solo camino para ser salvo. Un Dios de amor querría que todas las personas lo conocieran”.
Aunque testificar puede parecer algo muy complicado, no se deje intimidar. A medida que testifique de Cristo, más natural le resultará hablar a otras personas de Él. Además, ¡Dios le ayudará!
Related Media
Related Sermons