Faithlife Sermons

Resiste a travez de la oracion

Oracion   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 85 views
Notes
Transcript

Introducción

En el inicio del capitulo encontramos el contexto a este pasaje. Se destacan dos aspectos. El primero de ellos tiene que ver con el rey Ezequias y el segundo con la caída de Samaria o el reino del norte donde se encontraban las 10 tribus.
Descripción del rey Ezequias:
Descripción de la caída de Samaria.
Después de estos acontecimientos la Escritura pasa a presentar el problema tan grande que el rey Ezequias enfrentaba.
En el inicio del capitulo encontramos el contexto a este pasaje. Se destacan dos aspectos. El primero de ellos tiene que ver con el rey Ezequias y el segundo con la cada de Samaria o el reino del norte donde se encontraban las 10 tribus.
Segunda de Reyes, capítulo 20, la oración del rey Ezequías, para meditar un momento sobre el poder de la oración, como lo hemos hecho a través de la semana. Y hemos examinado el derecho, el privilegio de orar delante de Dios desde diferentes aspectos, y hemos tocado diferentes dimensiones de la oración. Nuestro deseo es enriquecer su vida de oración, mostrarle que la Biblia misma nos enseña que Dios quiere que oremos, que clamemos a él, que no hay nada imposible, no hay nada fuera del alcance de Dios, no hay un teman, no hay una situación de nuestra vida, no hay una circunstancia, no hay un acto, un problema de nuestra vida que no tenga una posible solución en Dios y en acercarnos al trono de la gracia.
Segunda de Reyes, capítulo 20, la oración del rey Ezequías, para meditar un momento sobre el poder de la oración, como lo hemos hecho a través de la semana. Y hemos examinado el derecho, el privilegio de orar delante de Dios desde diferentes aspectos, y hemos tocado diferentes dimensiones de la oración. Nuestro deseo es enriquecer su vida de oración, mostrarle que la Biblia misma nos enseña que Dios quiere que oremos, que clamemos a él, que no hay nada imposible, no hay nada fuera del alcance de Dios, no hay un teman, no hay una situación de nuestra vida, no hay una circunstancia, no hay un acto, un problema de nuestra vida que no tenga una posible solución en Dios y en acercarnos al trono de la gracia.

I. En su oración Ezequias declara que la presencia de Dios esta con ellos.

Dios mismo nos invita diciendo que entremos confiadamente al trono de la gracia para recibir oportuno socorro. Dice el escritor Santiago, también que cuando alguien esta enfermo, ore, y la oración de fe sanará al enfermo. Dice que si tenemos falta de sabiduría, qué dice? Pídala a Dios. Y cómo da Dios? Con una cucharita, con una gotera, un gotero? Dice, el cual da abundantemente.
Hebreos 4.16 RVR60
Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

I. En su oración Ezequias declara que la presencia de Dios esta con ellos.

Primer punto
Primer punto de poder
“Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, solo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra” ().
Describir a Dios como el que “mora entre los querubines” era primeramente una referencia al arca de la alianza que estaba detrás del velo en el templo. Su tapa, hecha de una sola pieza de oro macizo, tenía dos querubines de oro que enfrentaban la gloria de Dios que descansaba sobre el propiciatorio. También en el templo de Salomón había dos querubines de mayor tamaño ubicados a ambos lados del arca, mirando hacia afuera, cuyas alas se tocaban entre sí y también tocaban las paredes a ambos lados. Hacer referencia a los querubines era una forma de declarar que Israel estaba orando:
Al verdadero Dios de los cielos, cuya presencia estaba en medio de ellos.
Al Dios de Moisés, que había establecido un pacto con ellos en el Monte Sinaí, donde reveló el diseño del arca.
Al Dios que había proporcionado expiación por ellos (anual, en el Yom Kipur o Día de la Expiación, cuando la sangre de un macho cabrío era rociada sobre el propiciatorio), lo que hacía de ellos un pueblo perdonado y reconciliado con Dios.
Sin embargo, el templo y sus muebles no eran más que “figura y sombra de las cosas celestiales” (). Así que con estas palabras Ezequías estaba declarando que existía una conexión entre el lugar santísimo en el templo y el verdadero Santo de los Santos en el mundo celestial superior. Él y el resto de los hijos de Israel estaban reconociendo que tenían una “palanca” sobrenatural.  Sabían que estaban apelando al Dios de todos los dioses en el más alto de todos los niveles, aquel que mora entre los querubines que viven en las alturas de los cielos, en la cúspide del universo espiritual.
Hebreos 8.5 RVR60
los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.
Los querubines son seres celestiales únicos que tienen los rostros de cuatro criaturas (un buey, un león, un águila y un hombre). Están llenos de ojos por delante y por detrás; por dentro y por fuera; y proclaman sin cesar: “Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir” (, ver también ). Su ocupación en un principio era “guardar el camino del árbol de la vida” (). Así que hacer un llamamiento a Aquel que “mora entre los querubines” es decir: “Dios Todopoderoso, no hay dios más alto que tú, ni autoridad mayor que la tuya. Eres omnipotente, omnipresente y omnisciente. Así como los querubines están llenos de ojos, en tu infinito conocimiento tú ves todas las cosas en el pasado y en el futuro, todas las cosas internas y externas, ocultas y manifiestas. Tienes la intención de llevarnos de regreso al dominio que Adán perdió en el principio y al árbol de la vida, la fuente de la vida eterna. Todos los demás dioses son falsos. Todos los demás dioses son impotentes. Tú eres santo y todos los reinos del mundo están sujetos a Ti”.
Apocalipsis 4.8 RVR60
Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.
Ezequiel 1.5–10 RVR60
y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido. Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados. Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante. Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila.
Acción a tomar: Reconozca a Dios como Aquel “que mora entre los querubines”, y como Aquel que tiene conocimiento y existencia infinitos. ¡Él es el Creador del cielo y de la tierra!

II. En su oración Ezequias ruega a Jehova que se haga cargo de la batalla.

Segundo punto de poder
“Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye todas las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente” ().
Esta es una petición para que Dios bloquee los diabólicos planes del enemigo, y para que se haga cargo de la batalla. Ezequías estaba diciéndole a Dios que si los judíos eran ridiculizados, Dios mismo estaba siendo ridiculizado, ya que el enemigo había declarado que el Dios de los judíos no tenía poder para liberarlos.
Acción a tomar: Pídale a Dios que incline sus oídos y sus ojos para que escuche lo que las fuerzas satánicas están conspirando en su contra, y que derribe sus planes. Pídale que se haga cargo de su batalla, diciendo: “Dios mío, ¡no dejes que los demonios se burlen de ti!”. ¡La batalla es de Dios, no suya!
Dice el salmista David: Tu eres quien adiestras mi manos para la batalla.

III. En su oración Ezequias pide a Jehova salvación porque solo El es Dios.

Tercer punto de poder
“Ahora pues, Jehová Dios nuestro, líbranos de su mano, para que todos los reinos de la tierra conozcan que solo tú eres Jehová” ().
La palabra hebrea yasha se traduce como “salvar”, pero también como “defender”, “liberar”, “rescatar”, y “preservar”. Él es “Dios nuestro Salvador” (), “el Salvador del mundo” (), y “el Salvador de todos los hombres” (). El mismo nombre Yeshúa (Jesús) significa “salvación de Dios”, y su nombre es toda una representación de su naturaleza. Eso es lo que Él es. Eso es lo que Él hace. Él salva, ¡y todo es para su gloria!
EZEQUIAS PODIA DECLARAR LA GRANDEZA DE DIOS PORQUE SU VIDA Y REINADO MANIFESTABA SU TEMOR POR DIOS
Ezequias reino como lo hizo David.
b. El tema de quien es Dios es importante en la Escrituras. Tambien en el monte Carmelo Elias reto a los profetas de Baal buscando quien era Dios, Baal o Jehova.
Yo quiero presentarles el caso del rey Ezequías, un hombre justo, no perfecto, tenía pies de barro, como los tenía Josafat. Cometió un error que nos dice la Biblia, no se nos deja saber exactamente en qué consistió su pecado, pero al final de su vida parece que se enorgulleció y Dios lo corrigió, pero él se humilló y volvió otra vez a alinearse con la voluntad de Dios, y Dios lo bendijo y lo perdonó.
Pero era un hombre que tomó muy en serio la gloria de Dios, creía en el poder de Dios, hizo reformas significativas en su reino para eliminar la adoración a los baales, eliminó los lugares altos donde adoraba la gente a los baales, estableció de nuevo la adoración genuina a Dios. Era un hombre que venía, de hecho, de un padre corrupto, un rey injusto, un rey que no reconoció a Dios verdadero, un Dios pagano y adorador de dioses falsos. Y este hombre, Ezequías resultó todo lo contrario a su padre. Amó al Señor, hizo reformas del templo, estableció la adoración en el templo, reestableció a los levitas y los sacerdotes, mandó noticias a todo Israel de una gran celebración de la pascua, que parece que no se celebraba durante muchos años, había caído en desuso la adoración a Jehová y él la reestableció. Amó al Señor grande, grandementeb. El tema de quien es Dios es importante en la Escrituras. Tambien en el monte Carmelo Elias reto a los profetas de Baal buscando quien era Dios, Baal o Jehova.
 Acción a tomar: Pídale a Dios que lo salve, que lo defienda, que lo libere, que lo rescate, y que lo preserve. Declare sus títulos de Salvador sobre su vida, ¡y pídale que lo libere para que otros también puedan ver su gloria!
Related Media
Related Sermons