Faithlife Sermons

El consuelo de Cristo Parte 1

Juan  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 61 views
Notes
Transcript
Handout
Propósito del sermón: Si por la gracia de Dios Él desea utilizarme para ser útil en la exposición de su Palabra, es mi sobria consideración presentar a Jesucristo y su actividad como fundamento del consuelo en la turbación.
Propósito del texto: Si por la gracia de Dios Él desea utilizarme para ser útil en la exposición de su Palabra, es mi sobria consideración presentar a Jesucristo y su actividad como fundamento del consuelo en la turbación.
Introducción
Mientras vivamos en este mundo no nos harán falta momentos de dificultad y turbación. Más temprano que tarde recibimos una noticia que nos aturde y que en ocasiones no podremos resolverlas o por lo menos no tan rápido como quisiéramos.
Alguien dijo una vez “si vas a predicar del dolor humano no te faltará gente que se identifique con ello”.
En la turbación y el aturdimiento es cuando nos encontramos con más dificultad para pensar bien las cosas, sin embargo, es cuando más necesitamos usar el entendimiento. La pérdida de un ser querido, problemas serios de salud, problemas familiares, problemas financieros, problemas dentro de la iglesia, inseguridad, todas estas cosas nos llegan a turbar.
Si quiero pensar en algo que se parece a la turbación pienso en la turbulencia en un avión. ¿Alguno la ha experimentado? Ese es un momento sumamente incomodo donde todo el avión se sacude en el aire dejando un sentir de mucha inseguridad. Así me parece la turbación.
Se que no todos los que me escuchan en este momento pueden estar pasando una situación que los tenga turbados. No crea que esto que diré no será importante para usted. Véalo de esta manera. Si usted supiera que va a viajar en avión y habrá turbulencia mas adelante usted le gustaría estar seguro de que sabe como usar un chaleco salvavidas. ¿no es cierto? Lo mismo es con esto que deseo compartirle.
Les pregunto, pero no me conteste. Cuando hay turbación ¿cómo la enfrentamos? ¿qué hacemos con ello especialmente cuando las circunstancias no cambian? ¿hay una base firme donde podamos pisar en este mar de angustias llamado mundo?
Sí que lo hay. De eso quiero hablarles ahora, en Jesucristo hay consuelo para la turbación. En Cristo está nuestra fortaleza. Esto fue lo que Jesús mismo le enseñó a sus discípulos cuando ellos estaban turbados. Acompáñeme por favor al evangelio de
Se que no todos los que me escuchan en este momento pueden estar pasando una situación que los tenga turbados. No crea que esto que diré no será importante para usted. Véalo de esta manera. Si usted supiera que va a viajar en avión y habrá turbulencia mas adelante usted le gustaría estar seguro de que sabe como usar un chaleco salvavidas. ¿no es cierto? Lo mismo es con esto que deseo compartirle.
Para ver como esto fue lo que Jesús mismo le enseñó a sus discípulos acompáñeme por favor al evangelio de
Contexto
Desde el capítulo 13 hasta el 16 tenemos la sección donde Jesús está solo con sus discípulos el día anterior a su crucifixión y en la madrugada del viernes. Toda esta sección es enseñanza, consuelo, fortaleza, ánimo y dirección.
En este punto los discípulos ya tenían suficientes cosas para pensar y estar preocupados. Jesús les había dicho que debían mostrarse amor en servicio humilde unos a otros, había anunciado que sería traicionado, les había señalado su partida de con ellos, su muerte y las tres negaciones de Pedro. En verdad tenían mucho que digerir y estaban aturdidos después de todo lo que el Señor les había dicho.
El castillo que habían construido en el aire de pronto se estaba desmoronando delante de ellos.
Es aquí donde tiene importancia para los discípulos las palabras de Jesús. A lo largo de todo el capítulo 14 se puede observar un mensaje de consuelo que primeramente lo fue para ellos, pero que también ha quedado para nosotros. Hoy quiero hablarles del consuelo que viene de confiar en Cristo.
Se que no todos los que me escuchan en este momento pueden estar pasando una situación que los tenga turbados. No crea que esto que diré no será importante para usted. Véalo de esta manera. Si usted supiera que va a viajar en avión y habrá turbulencia mas adelante usted le gustaría estar seguro de que sabe como usar un chaleco salvavidas. ¿no es cierto? Lo mismo es con esto que deseo compartirle.

I. EL CONSUELO DE CONFIAR EN LA PREPARACIÓN DE CRISTO (1-3)

Juan 14.1 RVR60
No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
Los discípulos estaban turbados, sacudidos internamente por eso Jesús les dijo “no se turbe vuestro corazón”.
¿Que hacemos en momentos donde nos sentimos inseguros y desorientados?
¿Qué debemos hacer de acuerdo a este versículo?
La respuesta es creer en Cristo.
Un judío, como lo era cada discípulo, desde niño recibía instrucción acerca de Dios, de sus obras y su fidelidad. Los discípulos podían haber aprendido a confiar en Dios para muchas circunstancias en su vida, pero ¿confiar en Jesucristo? ¿cuánto tiempo tenían de conocerlo? Apenas habían pasado alrededor de 3 años, realmente creer en Él era una novedad, sin embargo, el Señor les insta a creer en Él a fin de tener consuelo en medio de la turbación.
La mayoría de nosotros puede estar de acuerdo con el hecho de que confiar en Cristo nos da fortaleza para los momentos difíciles, pero ¿cómo se ve esto en la realidad?
Es en la confianza en Cristo donde hallamos consuelo. Él es absolutamente digno de nuestra confianza. Ninguno que ha puesto su confianza en Él ha sido defraudado.
Sea que usted haya comenzado su nueva vida recientemente o hace mucho tiempo, nunca dejamos de aprender a confiar en Cristo en maneras muy concretas y reales. Es nuestra tarea ver como la Palabra de Dios tiene que ver con nuestro diario vivir y como nuestra confianza en Cristo se ve en cada circunstancia difícil o simple de nuestra vida.
En los v. 2-3 notaremos que sus palabras buscan dar seguridad.
2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
Juan 14.2–3 RVR60
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
Juan 14.2–3 RVR60
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
Cuando era novio de mi ahora esposa, me tenía que regresar a Cabo San Lucas mientras ella se quedaba en Guadalajara. No tenía nada que darle mas que mi palabra así que le dije: Me encantaría tener un anillo en este momento para que sepas lo enserio que va esto por ti. Solo puedo decirte que haré lo posible para que podamos estar casados pronto. Así me fui y 5 meses después me casé con ella.
Lo bueno es que no me comprometí con preparar casa porque me hubiera tardado mucho mas, aun no tenemos casa propia, imagine eso.
Si mis palabras, palabras de un hombre pecador, pudieron traer seguridad a Flor para esperar. ¿cuanta mas seguridad nos proveen las palabras del perfecto Hijo de Dios a nuestros corazones?
Él dijo “voy a preparar lugar”, “ vendré otra vez y os tomaré a mi mismo”. Cristo no abandonó a sus discípulos con todos los problemas que vendrían después, Cristo no nos ha abandonado a nosotros con todo lo que nos pueda pasar. Él vendrá por nosotros para que que nosotros estemos con Él para siempre.
¿Hasta donde nos pueden llevar las palabras de Cristo si las creemos? Tomemos el ejemplo de Abraham
Hebreos 11.8–10 RVR60
Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.
Abraham abrazó la promesa de que algún día vería una ciudad cuyo arquitecto y constructor es Dios. ¿no se parecen mucho a las palabras de Jesús?
¿Que implicó para Abraham abrazar esa promesa? Vivir como extranjero en tiendas.
Si cada uno de nosotros abrazara esta promesa con mayor fuerza estaríamos menos preocupados por las cosas materiales. El dinero no es malo pero fácilmente se convierte en un sustituto de Dios para brindarnos seguridad. Dios quiere que usted y yo descansemos en su preparación por encima de toda cosa vana sobre la tierra.
¿Qué dijo Cristo? voy a preparar un lugar para vosotros. Miremos con qué calidez nos lo dice. Yéndose Él prometió volver por nosotros para que estemos con Él. Abrigamos esa esperanza de que Cristo volverá por nosotros, pero...
¿Exactamente a qué se refirió con prepararnos una casa? No lo podemos saber con exactitud. Aun mas, no hay evidencia para decir que habrá casas más bonitas en el cielo para los cristianos más obedientes. Lo que si sabemos es que el descanso y la seguridad que experimentamos en casa no es nada comparado con la seguridad y descanso que tendremos en la presencia del Señor.
1 Juan 3.3 RVR60
Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.
Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.” (, RVR60)
En cierta ocasión tuvimos la oportunidad de hospedarnos en un bonito hotel. Las camas eran cómodas, la temperatura del cuarto siempre estaba agradable, había agua caliente. Lo disfrutamos, pero cuando regresamos a nuestra casa fue donde realmente me sentí plenamente cómodo.
En la Biblia nosotros encontramos que aun cuando podamos tener una hermosa casa aquí en la tierra, en realidad es temporal, se deteriora y la podemos perder. No así con las cosas celestiales que permanecen para siempre, no se desgastan y no se pueden perder.
Para una persona que está sufriendo alguna perdida material o de salud por Cristo, recordar sus palabras brindan consuelo y fortaleza.
Cierto hermano que con su familia trabajaron por muchos años en otra nación cuando iban regresando en avión pusieron una alfombra roja en la escalera para que bajara una persona muy importante. A ellos, que habían servido al Rey de reyes apenas se tomaron la molestia de saludarles. El esposo
Así que...

Hay consuelo en confiar en la preparación que Cristo está haciendo

T: Dicho esto, veamos también…
II. EL CONSUELO DE CONFIAR EN LA PROCLAMACIÓN DE CRISTO (4-6)
Juan 14.4 RVR60
Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.
4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.
Otra versión dice
Juan 14.4 LBLA
Y conocéis el camino adonde voy.
(LBLA)
4 Y conocéis el camino adónde voy.
Noten ustedes que Jesús afirma que ellos saben el camino, aunque uno de los discípulos lo cuestiona.
Juan 14.5 RVR60
Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?
Recuerdo haber visto hace tiempo a un hermano al cual le dijeron que le quedaban pocos días de vida y tenía con su esposa a un pequeño bebé. El hermano grabó un video donde decía que, aunque ya no va a estar para cuando el niño creciera, quiera que supiera que su padre amo a Dios hasta el último aliento. El padre quería dejarle trazado el camino a su hijo para que también él pudiera saber que debía hacer.
Eso fue lo que hizo Cristo, excepto que Él no grabo ningún video. Sin embargo, ellos no lo entendieron. ¿qué dijo uno de los discípulos?
¿Quien tiene la razón? ¿El Señor o Tomás? Definitivamente el Señor, de otra manera estaríamos diciendo que Él mintió, sin embargo, las Escrituras afirman que Él nunca pecó. Entonces… ¿conocían el camino? Si… ¿a qué se refería entonces el Señor con el camino? Se refería a su estilo de vida.
5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?
Meses atrás vi el video de un hermano que tenía una enfermedad en fase terminal. Él era joven y tenía familia; una esposa y un bebé. El hermano grabó el video diciendo que quería decirle a su hijo que se había mantenido fiel a Cristo aun cuando le estaba pasando algo tan doloroso. En ese video le decía a su hijo que deseaba que su ejemplo le motivara cuando fuera grande a seguir a Cristo y jamás dar marcha atrás.
¿Que estaba haciendo este padre con su hijo? Le estaba mostrando el camino, le estaba indicando el estilo de vida que su padre siguió y con el cual se mantuvo con gozo hasta el final.
¿Qué hizo Jesús con sus discípulos? Con su vida, les había mostrado el camino. ¿Que dijo el Señor? “Mi comida es hacer la voluntad de mi Padre” Hoy, para nuestro provecho, la vida de Cristo ha quedado registrada en los 4 evangelios.
Entonces, aunque Tomás se había equivocado, debemos dar gracias a Dios porque su pregunta hizo surgir la maravillosa respuesta del Señor.
6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Juan 14.6 RVR60
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Este es uno de los primeros versículos que todo cristiano debe memorizar ¿cierto? Sin embargo, este es lamentablemente uno de los versículos que mas ignoramos.
Sin embargo, este es lamentablemente uno de los versículos que mas ignoramos.
La inquietud de Tomás no fue culpa de que Jesús no les enseñó bien, sino de la perplejidad que estaba viviendo en ese momento. Él no solo hablaba por sí mismo sino por el resto. Como podemos notar en el v. 6 Su duda fue respondida con una maravillosa declaración.
Usando el nombre de Dios, Jesús dice “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Esta es una declaración majestuosa.
Es probable que jamás lleguemos a comprender todo el sentido de estas valiosas palabras. El que intente adentrarse en ellas no hará más que arañar la superficie de un terreno fértil.
Es probable que jamás lleguemos a comprender todo el sentido de estas valiosas palabras. El que intente adentrarse en ellas no hará más que arañar la superficie de un terreno fértil.[1]
Ryle, J. C. (2004–2005). Meditaciones sobre los Evangelios: Juan. (E. F. Sanz, Ed., D. C. Williams, Trad.) (Vol. 3, p. 80). Moral de Calatrava, España: Editorial Peregrino.
Concuerdo completamente con esas palabras.
Primero, notemos que Jesús dijo “Yo Soy” En el Antiguo Testamento, cuando Dios le habló a Moisés, Él le dijo que su nombre era “Yo Soy”. Así que, ¿que está haciendo aquí Jesús? Él está diciendo que es Dios. Esto ya lo ha hecho 5 veces antes, en una de esas ocasiones las autoridades judías tomaron piedras para matarlo porque siendo hombre se hacía a si mismo Dios. Pero las autoridades se equivocaban, Él realmente es Dios.
Una vez que se identificó como Dios, nuestro Señor también hace una declaración asombrosa. ¿Que dijo? Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre sino por mí.
¿Qué quiso decir el Señor con esta declaración triple?
Primeramente, notemos el artículo en singular que se encuentra antes de cada sustantivo “el”, “la”, “la”. Esto no deja espacio para otra cosa que entender la exclusividad de Cristo. Notemos que no dice “Yo soy un camino, una verdad y una vida” lo que nos daría a entender que hay otras opciones. Cristo no se declara ser una buena opción entre muchas opciones sino la única opción válida y todas las demás como falsas.
¿Hay manera de llegar al Padre fuera de Cristo? No. La salvación está solo en Cristo. ¿que hay de todos aquellos que sinceramente adoran imagenes o tratan de ser buenas personas? ¿que hay de aquellos que sinceramente hacen grandes sacrificios para obtener la salvación? Pues están sinceramente equivocados, NADIE VIENE AL PADRE SINO POR CRISTO.
CRISTO ES EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA.
¿Qué significa que Jesús es el camino?
Jesús es el camino. Significa al menos dos cosas
· Como camino, Él es el medio para llegar al Padre. Por su vida y por su muerte, el pecador que se arrepiente y pone su confianza en Cristo tiene acceso al Padre.
Hebreos 10.19 NTV
Así que, amados hermanos, podemos entrar con valentía en el Lugar Santísimo del cielo por causa de la sangre de Jesús.
Hebreos 10.19–20 NTV
Así que, amados hermanos, podemos entrar con valentía en el Lugar Santísimo del cielo por causa de la sangre de Jesús. Por su muerte, Jesús abrió un nuevo camino —un camino que da vida— a través de la cortina al Lugar Santísimo.
Hebreos 10.19
· Como camino, su vida es nuestro ejemplo de vida.
· Como camino, su vida es nuestro ejemplo de vida.
1 Pedro 2.21 RVR60
Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;
Cristo nos dejó sus pisadas. Él nos dejó su ejemplo de perseverancia hasta el fin aun cuando pueda costar la vida.
La primera tiene que ver con salvación, la segunda con la santificación, el ir pareciéndonos mas a nuestro Señor.Ambas cosas se dan por hecho cuando Jesús dijo que Él es el camino.
¿Qué significa que Jesús es la verdad?
Imaginese que le regalan un rompecabezas de 5 mil piezas. ¿cuales serían las primeras piezas que usted buscaría para ir armandolo? Yo buscaría las de la orilla, las del marco y a partir de ahí empezaría a pegar las que fueran correspondiendo.
Ahora imagine que usted debe entrar a una bodega para buscar algo. ¿que necesita para encontrar eso y no estarse golpeando con todo lo que esté en el camino? La luz
Lo que quiero decir con estas dos cosas es que Cristo es mediante quien todo tiene sentido y a la vez quien muestra las cosas como realmente son.
Una definición simple de la palabra verdad es esta: las cosas como realmente son. Sin Cristo, nada tiene sentido. Él es la fuente de toda verdad.
Cuando surgió el humanismo (la creencia de que el hombre es la fuente de la verdad) surgieron diferentes interpretaciones del comportamiento humano y de lo que nos rodeaba. Ellos decían “no necesitamos a Dios para progresar” ¿que cosas surgieron de ese progreso?
Que venimos de un chango
Que nuestro comportamiento es por un desorden en los deseos sexuales
Que hagamos lo que queramos con nuestra vida porque no hay un mas allá
Que no existen lo bueno y lo malo, sino solo experiencias
¿En verdad ha progresado la humanidad con todo eso o ha retrocedido? Aquellos que trataron de llevar el humanismo al máximo terminaron matando a cientos de miles de personas en su nación. Eso es lo que pasa cuando Jesucristo no es reconocido como la verdad.
Cuando Él es reconocido como la verdad entonces su vida y sus palabras interpretan lo que sucede a nuestro alrededor. Le explicaré como.
Hace poco mas de 2 años un fuerte huracán impactó el pueblo de Cabo San Lucas. En la mañana después del huracán todo estaba despedazado, al siguiente día se habían metido a tiendas grandes para robar la mercancía y al tercer día las personas estaban con armas protegiendo afuera de sus casas.
Uno podía escuchar cientos de interpretaciones de los hechos ¿qué fue lo que realmente sucedió? Hay un ídolo enorme en nuestro querido cabo, se llama “dinero”. Las personas tienen un inmenso altar en el corazón de ellos para este ídolo porque les ayuda a tener placer, presunción y seguridad. Entonces llegó un gran viento que tumbó ese gran ídolo y fue entonces que las personas buscaron a toda costa volver a tener lo que ese ídolo les proporcionaba. ¿qué tuvo que suceder para que las personas volvieran a comportarse? volver a tener trabajo, el medio por el cual el ídolo se vuelve a levantar.
¿cómo se todo eso? Porque observé e interpreté lo que pasó a la luz de la Biblia, a la luz de una sociedad que no tiene a Cristo.
Cuando aceptamos que Cristo es la verdad dejamos de lado cómo entendemos ciertas cosas cuando éstas van en contra de lo que Cristo es y ha dicho en su Palabra.
Por último, ¿que significa que Jesús es la vida?
Vida no solo es lo opuesto a la muerte.
Juan 17.3 RVR60
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
La vida es una relación personal con Dios y con Cristo. Cuando una persona se vuelve cristiana no solo acepta las enseñanzas de la Biblia sino que es una persona que ha sido reconciliada con Dios mediante Jesucristo porque antes de eso, la persona era su enemiga.

Cristo es la fuente de esa vida.

Estamos invadidos de los caminos que el mundo nos presenta. Para prueba de ello ingresé a mi Facebook y busqué entre las cosas que publican mis contactos algún video que tratara de venderme la idea de que eso que dice es el camino, la verdad y la vida. Entonces no pasó ni dos minutos cuando hallé 1, se los voy a relatar.
Una persona sale furiosa de su coche porque supuestamente un taxista estuvo a punto de chocarle. La persona furiosa le insulta mientras el chofer del taxi está tranquilo en su lugar. El pasajero, un judío le pregunta:
- ¿cómo estás tan calmado y amigable? este tipo casi arruina tu coche y nos manda al hospital
Efesios 2.6 RVR60
y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,
Efesios 2.1 RVR60
Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,
- las personas son como camiones de basura (aquí el presenta su verdad)
- ¿en serio? ¿cómo es eso?
- se rodean de basura, decepción, frustración, ira. Cuando se llenan necesitan un lugar donde descargarla y a veces te la arrojan a ti. (aquí el taxista está criticando el camino de otras personas, luego pasa a describir su propio camino). Pero no te lo tomes personal, solo sacúdete, sonríe y les deseas el bien y sigue adelante, no dejes que esa basura se esparza en el trabajo, la familia. (Luego vuelve a hablar su verdad) amas a los que te tratan bien, rezas por los que no. (Ahora el pasa a hablar de lo que él cree que es la vida). La vida es 10% de lo que haces, el otro 90% es cómo lo tomas.
Efesios 2.5 RVR60
aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),
Así tenemos en un video de 1 minuto alguien que nos está vendiendo lo que él cree que es el camino correcto, la verdad y la vida. ¿tiene sentido lo que dice? al principio si, casi veo sus rostros diciendo “amén hermano taxista” pero lo que él dijo no es cierto ¿por qué? porque sus palabras no están en conformidad con la enseñanza y estilo de vida de Cristo. De acuerdo a la enseñanza bíblica tu no puedes ir viendo a las personas como camiones de basura ¿le gustaría que lo vieran así?, tampoco nos podemos sacudir todo lo que nos hacen a veces cosas simples si pero una ofensa grave debemos perdonar y la vida no es 10% lo que haces y 90% como lo tomas sino 100% lo que haces con el 100% de cómo lo tomas.
“Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues. A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva. Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos.” (, RVR60)
En ninguna parte veo que diga “sacúdete de lo que te hacen porque Dios se sacude todos los días lo que hacen contra Él”.
1 Juan 5.12 RVR60
El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
Lo que yo veo es que muchos cristianos compran estas ideas al mayoreo y no aplican ninguna clase de filtro, así es como vivimos dobles vidas con un pie en el mundo y tratando de poner el otro pie en la enseñanza de la Biblia. Cometemos el error de memorizar versículos y ni siquiera vemos lo importantes que pueden ser, lo que significan e implican para nosotros.
Solo Jesús es el camino, la verdad y la vida, solo cuando alguien confía en Cristo como el camino, la verdad y la vida puede constatarlo.
¿Qué significa que Cristo es el camino, la verdad y la vida?
¿Tiene usted al Hijo? ¿Es Cristo su único Salvador? ¿Ha creído usted que Cristo vivió, murió y resucitó para darnos completa salvación? Si esto no ha sido así en su vida, usted aun no goza de una relación personal con Dios y con Cristo. Si es así com se encuentra, vaya a Cristo, Él lo ha hecho todo para que usted y yo podamos estar reconciliados con Dios ya que nuestros pecados y rebeliones solo nos han separado de Él.
Significa que todo lo que Él dice es una descripción real de las cosas, que la verdadera dicha es una relación restaurada con Dios y que la única manera de disfrutar de esa dicha es confiando en Jesucristo como nuestro Salvador. Si me ha captado lo que he querido transmitir se dará cuenta que su primera y mas grande necesidad es ser salvo y para ser salvo de sus pecados usted debe reconocer sus pecados ante Dios, aceptar lo que Él dice acerca de su condición, para saber eso debe ir a la Biblia, su Palabra que es verdad. Usted debe reconocer que Jesucristo es el único medio provisto por Dios para traer salvación, Él lo ha hecho posible a través de su muerte a favor de nosotros en la cruz y haber resucitado al tercer día. Para restaurar la relación con Dios es necesario arrepentirse de su estilo de vida, por muy religioso y moral que haya sido, a fin de poner su confianza en Jesucristo.
Seguramente usted me podrá decir – eso es lo que escucho todos los domingos en la predicación. – Espero que sí, mi pregunta es ¿qué va a hacer ahora que usted lo sabe? ¿qué le parece si se lleva de tarea adentrarse en qué significa que Jesús es el camino, la verdad y la vida, y luego me lo comparte? Estaré encantado de escucharle.
Ahora, debemos notar que estas palabras fueron dichas a los discípulos que ya eran creyentes. Ademas, eran palabras de consuelo porque ellos estaban turbados. La pregunta que entonces debemos hacernos es...
Esa es una declaración maravillosa, inagotable en su riqueza. En otra ocasión podríamos tomarnos unos 3 meses predicando este versículo para alcanzar a desmenuzarlo más.
¿Cómo ayudan estas palabras a los discípulos que se encontraban turbados en ese momento?
Esas palabras son de consuelo porque proveen orientación.
¿Que es lo primero que descuidamos cuando nos encontramos en problemas? Lo que debemos hacer (camino), lo que debemos entender (verdad), a quien debemos acudir (vida).
La próxima vez que usted tenga una tormenta interna recuerde que Cristo es el camino, la verdad y la vida.
Entonces hágase estas preguntas
Conclusión
En cierta ocasión un padre de familia quería llevar a sus hijas a un evento especial de alabanzas que iba a ser realizado en la iglesia Grace Community Church en Estados Unidos. En el carro iba el padre, sus hijos y unos amigos de sus hijos. En el camino fueron embestidos por un conductor que manejaba un camión, debido al choque, lamentablemente murieron 2 hijos de este hermano mientras los amigos quedaron vivos. Le pidieron entonces al pastor de la iglesia si podía comunicarse con ellos y cuando habló con el padre él le dijo:
De modo que en Cristo podemos hallar seguridad mas allá de la muerte y orientación para nuestra vida.
Me siento triste por la perdida de mis hijas pero con gozo porque ellas querían ir a un evento especial de alabanza y se adelantaron, están en la presencia del Señor al lado de ángeles en el coro mas grande y maravilloso que ha existido. También me siento agradecido que hayan sido mis hijas las que murieron y no estos jóvenes que aun no conocen a Cristo.
Entendido esto mi exhortación es que…
Sin duda, este hermano entendió muy bien lo que quería decir. Si yo pudiera resumir todo lo que les he dicho en una exhortación sería esta...
CONFIEMOS EN JESUCRISTO QUIEN NOS TRAE CONSUELO EN LA TURBACIÓN.
7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.
8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.
La inquietud de Felipe
9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?
10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.
11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.
IV. EL CONSUELO DE CONFIAR EN EL PODER DE CRISTO (12-14)
12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.
significado
13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.
la oración
[1] Ryle, J. C. (2004–2005). Meditaciones sobre los Evangelios: Juan. (E. F. Sanz, Ed., D. C. Williams, Trad.) (Vol. 3, p. 80). Moral de Calatrava, España: Editorial Peregrino.
Related Media
Related Sermons