Faithlife Sermons

MEJOR ES CONFIAR EN JEHOVA (Salmos 118.5-9)

Cosas mejores  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3,931 views

Propósito: Motivar la fe y confianza en Dios antes que en los hombres y en las cosas.

Notes
Transcript
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →
500 Ilustraciones 482. La Confianza de Un Niño Impotencia de Satanas

Un jovencito fue a ver a su papá y presentándose ante él con mucha serenidad, le dice:

—Papá, ¿es Satanás más grande que yo?

—Sí, hijo mío —dijo el papá.

—¿Es más grande que tú, papá?

—Sí, hijo mío, es más grande que yo.

El niño estaba muy sorprendido; pero pensó otra vez, y dijo: —¿Es más grande que Jesús?

—No, hijo mío —contestó el papá—, Jesús es más grande que él. El pequeñuelo al separarse dijo sonriendo:

—Entonces no le tengo miedo.

Un jovencito fue a ver a su papá y presentándose ante él con mucha serenidad, le dice: —Papá, ¿es Satanás más grande que yo? —Sí, hijo mío —dijo el papá. —¿Es más grande que tú, papá? —Sí, hijo mío, es más grande que yo. El niño estaba muy sorprendido; pero pensó otra vez, y dijo: —¿Es más grande que Jesús? —No, hijo mío —contestó el papá—, Jesús es más grande que él. El pequeñuelo al separarse dijo sonriendo: —Entonces no le tengo miedo.
Lerı́n, A. (2000). 500 ilustraciones (p. 313). El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones.
-Es bueno confiar en el hombre, pero el mejor confiar en Jehová.

ASPECTOS PRELIMINARES DEL

-El es en esencia un poema que expresa la gratitud profunda del salmista y la comunidad por la liberación divina de un peligro extraordinario y mortal. El pueblo se presenta con humildad ante Dios en el Templo para manifestar con alegría ese gran reconocimiento y aprecio.
El autor es una persona que llega al Templo para expresarle a Dios su profundo agradecimiento, en representación del rey y del pueblo, por sus actos maravillosos de salvación.
Las tradiciones judías antiguas lo relacionan con la fiesta anual de los Tabernáculos, con las solemnidades que recordaban las grandes intervenciones de Dios en la historia nacional (; ). Después de la cena pascual, Jesús y también los discípulos posiblemente utilizaron este salmo como parte de la preparación espiritual que les ayudó a enfrentar con valor y autoridad las adversidades y la persecución que llevó al Señor a la cruz y al martirio.
Luego de mencionar de forma rápida la angustia del poeta y la respuesta divina (v. 5), el salmo manifiesta un sentido de confianza plena y seguridad en Dios. El Señor acompaña al salmista y al pueblo, y esa afirmación de seguridad le permite superar el temor a la gente, y le ayuda a entender que la presencia de Dios es mejor que el apoyo humano, aunque venga de los príncipes, es decir, de los líderes políticos de la nación (v. 9). El mensaje está saturado de sabiduría: Es mucho mejor confiar en Dios que esperar en las personas, aunque sean poderosas.
Pagán, S. (2007). Commentario De Los Salmos (p. 597). Miami, FL: Editorial Patmos.
Pagán, S. (2007). Commentario De Los Salmos (p. 597). Miami, FL: Editorial Patmos.

EL CENTRO DE LA BIBLIA

-El es el verso que está en el centro de la Biblia. Antes del cap. 118 hay 594 capítulos y otro tanto igual después de él, completando un total de 1.188 capítulos.
-No es coincidencia que este verso hable de la confianza en Dios: “Mejor es confiar en Jehová que confiar en el hombre”.
La primera palabra que se traduce “confiar” y se refiere a Jehová, significa “encontrar refugio”.
La segunda palabra traducida “confiar” y que tiene referencia al hombre, significa “Tener una dependencia en algo o en alguien”.
-Esto nos dice que el que confía en Dios haya refugio seguro, pero el que confía en el hombre solo tiene una dependencia, pero no hay seguridad de completa ayuda.
pues confiar en el Señor es poner la voluntad divina en el centro de nuestra vida.
-Confiar en el Señor es poner Su voluntad en el centro de nuestra vida. Cuando el Señor es el centro de nuestra vida, todo gira alrededor de El, ya no hacemos las cosas para nosotros, sino para agradarlo a El. La mejor manera de demostrar que Dios es el centro de nuestra vida es hacer Su voluntad.
-Cuando el Señor es el centro de nuestra vida, todo gira alrededor de El, ya no hacemos las cosas para nosotros, sino ara agradarlo a El. La mejor manera de demostrar que Dios es el centro de nuestra vida es hacer Su voluntad.

DEPENDENCIA EN DIOS

-La dependencia en Dios para la ayuda con las necesidades espirituales y físicas surge de una comprensión de la impotencia humana.
Impotencia física
-El ejemplo de los discípulos en medio de una tempestad (Mr. 4.35-41)
Impotencia espiritual
-Pablo reconoce su impotencia espiritual frente al pecado.
Romans 7:18 RVC
Yo sé que en mí, esto es, en mi naturaleza humana, no habita el bien; porque el desear el bien está en mí, pero no el hacerlo.
Romanos 7.
(RVC)
18 Yo sé que en mí, esto es, en mi naturaleza humana, no habita el bien; porque el desear el bien está en mí, pero no el hacerlo.
Romans 7:18 RVC
Yo sé que en mí, esto es, en mi naturaleza humana, no habita el bien; porque el desear el bien está en mí, pero no el hacerlo.
Romans 7:18 NIV
For I know that good itself does not dwell in me, that is, in my sinful nature. For I have the desire to do what is good, but I cannot carry it out.
Romans 7:18 NIV
For I know that good itself does not dwell in me, that is, in my sinful nature. For I have the desire to do what is good, but I cannot carry it out.
Romans 7:18 NVI
Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa, nada bueno habita. Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo.

CONFIANZA SEGURA

-Pareciera que la frase “confianza segura” tuviera algo de redundancia, pero debemos saber en quien depositamos nuestra confianza.
Hay quienes ponen su máxima confianza en el gobierno, pero Jesús dijo:
Mark 10:42 RVC
Pero Jesús los llamó y les dijo: «Como ustedes saben, los gobernantes de las naciones las dominan, y los poderosos les imponen su autoridad.
Marcos 10
(RVC)
42 Pero Jesús los llamó y les dijo: «Como ustedes saben, los gobernantes de las naciones las dominan, y los poderosos les imponen su autoridad.
Mark 10:42 RVC
Pero Jesús los llamó y les dijo: «Como ustedes saben, los gobernantes de las naciones las dominan, y los poderosos les imponen su autoridad.
Mark 10:42 NIV
Jesus called them together and said, “You know that those who are regarded as rulers of the Gentiles lord it over them, and their high officials exercise authority over them.
Mark 10:42 NIV
Jesus called them together and said, “You know that those who are regarded as rulers of the Gentiles lord it over them, and their high officials exercise authority over them.
Hay quienes ponen su máxima confianza en las riquezas, pero estas son inciertas.
1 Timothy 6:17 RVC
A los ricos de este siglo mándales que no sean altivos, ni pongan su esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.
1 Timoteo
(RVC)
17 A los ricos de este siglo mándales que no sean altivos, ni pongan su esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.
1 Timothy 6:17 RVC
A los ricos de este siglo mándales que no sean altivos, ni pongan su esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.
1 Timothy 6:17 NIV
Command those who are rich in this present world not to be arrogant nor to put their hope in wealth, which is so uncertain, but to put their hope in God, who richly provides us with everything for our enjoyment.
1 Timothy 6:17 NIV
Command those who are rich in this present world not to be arrogant nor to put their hope in wealth, which is so uncertain, but to put their hope in God, who richly provides us with everything for our enjoyment.
Hay quienes ponen su máxima confianza en la ciencia, pero esta es limitada.
Mark 5:25–26 RVC
Allí estaba una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias y había sufrido mucho a manos de muchos médicos, pero que lejos de mejorar había gastado todo lo que tenía, sin ningún resultado.
(RVC)
25 Allí estaba una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias
26 y había sufrido mucho a manos de muchos médicos, pero que lejos de mejorar había gastado todo lo que tenía, sin ningún resultado.
Mark 5:25–26 NIV
And a woman was there who had been subject to bleeding for twelve years. She had suffered a great deal under the care of many doctors and had spent all she had, yet instead of getting better she grew worse.
Mark 5:25–26 RVC
Allí estaba una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias y había sufrido mucho a manos de muchos médicos, pero que lejos de mejorar había gastado todo lo que tenía, sin ningún resultado.
Mark 5:25–26 NIV
And a woman was there who had been subject to bleeding for twelve years. She had suffered a great deal under the care of many doctors and had spent all she had, yet instead of getting better she grew worse.
-Pero en cuanto a la confianza en Dios, el salmista dijo estas palabras:
Psalm 20:7–8 RVC
Algunos confían en sus carros de guerra; otros confían en su caballería, pero nosotros confiamos en el Nombre, ¡confiamos en el Señor, nuestro Dios! Unos y otros flaquean, y caen por tierra, pero nosotros nos mantenemos erguidos y en pie.
(RVC)
7 Algunos confían en sus carros de guerra; otros confían en su caballería, pero nosotros confiamos en el Nombre, ¡confiamos en el Señor, nuestro Dios!
8 Unos y otros flaquean, y caen por tierra, pero nosotros nos mantenemos erguidos y en pie.
Psalm 20:7–8 RVC
Algunos confían en sus carros de guerra; otros confían en su caballería, pero nosotros confiamos en el Nombre, ¡confiamos en el Señor, nuestro Dios! Unos y otros flaquean, y caen por tierra, pero nosotros nos mantenemos erguidos y en pie.
Psalm 20:7–8 NIV
Some trust in chariots and some in horses, but we trust in the name of the Lord our God. They are brought to their knees and fall, but we rise up and stand firm.
Psalm 33:17–22 RVR60
Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar. He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre. Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él. Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado. Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.
Psalm 20:7–8 NIV
Some trust in chariots and some in horses, but we trust in the name of the Lord our God. They are brought to their knees and fall, but we rise up and stand firm.
(RVR60)
17 Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar.
18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,
19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.
20 Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.
21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado.
22 Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.
Psalm 33:17–22 NIV
A horse is a vain hope for deliverance; despite all its great strength it cannot save. But the eyes of the Lord are on those who fear him, on those whose hope is in his unfailing love, to deliver them from death and keep them alive in famine. We wait in hope for the Lord; he is our help and our shield. In him our hearts rejoice, for we trust in his holy name. May your unfailing love be with us, Lord, even as we put our hope in you.
Psalm 33:17–22 RVR60
Vano para salvarse es el caballo; La grandeza de su fuerza a nadie podrá librar. He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre. Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es él. Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado. Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.
Psalm 33:17–22 NIV
A horse is a vain hope for deliverance; despite all its great strength it cannot save. But the eyes of the Lord are on those who fear him, on those whose hope is in his unfailing love, to deliver them from death and keep them alive in famine. We wait in hope for the Lord; he is our help and our shield. In him our hearts rejoice, for we trust in his holy name. May your unfailing love be with us, Lord, even as we put our hope in you.
-Y el Señor Jesús nos dice:
John 16:33 RVR60
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
John 16:3 RVR60
Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí.
(RVR60)
John 16:32 RVR60
He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo.
33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
John 16:33 RVR60
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
John 16:33 NIV
“I have told you these things, so that in me you may have peace. In this world you will have trouble. But take heart! I have overcome the world.”
John 16:33 NIV
“I have told you these things, so that in me you may have peace. In this world you will have trouble. But take heart! I have overcome the world.”

¿PORQUE CONFIAR EN DIOS?

-Miremos tres razones que nos motivan a confiar en Dios:

1. Porque El es un refugio seguro

1 Samuel 2:1–2 RVR60
Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación. No hay santo como Jehová; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro.
(RVR60)
1 Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación.
2 No hay santo como Jehová; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro.
1 Samuel 2:1 RVR60
Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación.
1 Samuel 2:2 RVR60
No hay santo como Jehová; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro.
1 Samuel 2:1 NIV
Then Hannah prayed and said: “My heart rejoices in the Lord; in the Lord my horn is lifted high. My mouth boasts over my enemies, for I delight in your deliverance.
1 Samuel 2:1–2 NIV
Then Hannah prayed and said: “My heart rejoices in the Lord; in the Lord my horn is lifted high. My mouth boasts over my enemies, for I delight in your deliverance. “There is no one holy like the Lord; there is no one besides you; there is no Rock like our God.
1 Samuel 2:2 NIV
“There is no one holy like the Lord; there is no one besides you; there is no Rock like our God.
1 Samuel 2:1–2 NIV
Then Hannah prayed and said: “My heart rejoices in the Lord; in the Lord my horn is lifted high. My mouth boasts over my enemies, for I delight in your deliverance. “There is no one holy like the Lord; there is no one besides you; there is no Rock like our God.

2. Porque El prometió ayudarnos

Hebrews 13:5–6 RVC
Vivan sin ambicionar el dinero. Más bien, confórmense con lo que ahora tienen, porque Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré». Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre.»
(RVC)
5 Vivan sin ambicionar el dinero. Más bien, confórmense con lo que ahora tienen, porque Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré».
6 Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre.»
Hebrews 13:5 RVC
Vivan sin ambicionar el dinero. Más bien, confórmense con lo que ahora tienen, porque Dios ha dicho: «No te desampararé, ni te abandonaré».
Hebrews 1:5 RVC
Porque jamás dijo Dios a ninguno de sus ángeles: «Tú eres mi Hijo. Yo te he engendrado hoy.» Ni tampoco: «Yo seré su Padre, y él será mi hijo.»
Hebrews 13:6 RVC
Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre.»
,
Hebreos 13
Hebeos 1.5
Hebrews 13:5–6 NIV
Keep your lives free from the love of money and be content with what you have, because God has said, “Never will I leave you; never will I forsake you.” So we say with confidence, “The Lord is my helper; I will not be afraid. What can mere mortals do to me?”
Hebrews 13:5 NIV
Keep your lives free from the love of money and be content with what you have, because God has said, “Never will I leave you; never will I forsake you.”
Hebrews 13:6 NIV
So we say with confidence, “The Lord is my helper; I will not be afraid. What can mere mortals do to me?”
Hebreso 13.6
Hebrews 13:5–6 NIV
Keep your lives free from the love of money and be content with what you have, because God has said, “Never will I leave you; never will I forsake you.” So we say with confidence, “The Lord is my helper; I will not be afraid. What can mere mortals do to me?”

3. Porque El quiere y puede ayudarnos

Matthew 8:2–3 RVR60
Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.
(RVR60)
2 Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.
3 Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.
Matthew 8:2 RVR60
Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.
Matthew 8:2–3 RVR60
Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.
Matthew 8:3 RVR60
Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.
Matthew 8:2–3 NIV
A man with leprosy came and knelt before him and said, “Lord, if you are willing, you can make me clean.” Jesus reached out his hand and touched the man. “I am willing,” he said. “Be clean!” Immediately he was cleansed of his leprosy.
Matthew 8:2–3 NIV
A man with leprosy came and knelt before him and said, “Lord, if you are willing, you can make me clean.” Jesus reached out his hand and touched the man. “I am willing,” he said. “Be clean!” Immediately he was cleansed of his leprosy.
Related Media
Related Sermons