Faithlife Sermons

El deber de los Padres

Efesios  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,505 views
Notes & Transcripts | Sermon Questions
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

Introducción

Contexto de la carta “Llenos del Espíritu Santo” como luce esto en la familia? Esposas sumisas, esposos que aman como Cristo, hijos obedientes a sus Padres, Padres responsables - Luego veremos el trato de que la familia debe dar a los siervos.
, vimos la orden de Dios para los niños en la iglesia, los niños Cristianos son aquellos que llenos del E.S. viven bajo el Señorío de Cristo obedeciendo a su papá y a su mamá. Consideramos las razones: es Justo, Dios lo ordena y tiene promesas.
Hoy vamos a considerar lo que la escritura tiene que decirle a los Padres Cristianos.
En el texto se dirige especialmente al Papa, siendo el la cabeza del hogar, debe guiar y dirigir su familia con sabiduría y moderación - el padre es el responsable por aquello que la madre hace.
CONTEXTO: En los días del apostol lo Papas tenían un tipo de autoridad absoluta en un hogar, al igual que sus esposas, los hijos era un bien mas en el hogar, esta cultura se prestaba para que los hombres abusaran de su autoridad, es posible que por este contexto cultural Pablo se dirija a los papas.
En Nuestra cultura esta sucediendo lo contrario, los papas tienen un liderazgo pasivo en el hogar, las madres permanecen mas tiempo con sus hijos y esto es una tentación para que los padres abdiquen a su responsabilidad.
Como que Pablo esta corrigiendo el liderazgo del papa en su tiempo, y es una amonestación para los padres modernos pasivos, pues hay una instrucción clara de parte de Dios.
El papa en un hogar es el directo responsable por la instrucción de su familia y ellos darán cuenta a Dios por esta responsabilidad - Ser cabeza no es una ventaja es una responsabilidad.. Claro el debe alentar el liderato de su esposa, recibir sus sugerencias y delegar en ella la autoridad y responsabilidad, él debe guiar a us hijos a honrara, respetar, obedecer y oír a su mama. El y su esposa son un equipo, dirigido por el varon y su meta es la crianza de sus hijos.
2 (ambos padres –tienen autoridad sobre sus hijos y son responsables de su crianza), pero en este vs.21 Padre es el padre de familia o la cabeza del hogar, es a él a quien va dirigido el mandamiento – esto es interesante, puesto que en el Edén fue a Adán quien se le dio la orden de no comer del árbol de la ciencia del Bien y del mal, ahora Pablo se dirige al hombre, señalando el mismo principio de autoridad (no fuimos creados para hacer nuestra voluntad)– esto sugiere que es el hombre el responsable primario de la crianza de los hijos y de la instrucción del hogar (ellos deben guiar a su esposa en el papel de madres – los hombres tienen la responsabilidad del liderazgo en las familias). Ser cabeza no es una ventaja es una responsabilidad. (En muchos hogares Cristianos, es la mujer la que pone la iniciativa y lleva la delantera en las cosas espirituales en la crianza de los hijos… padres que solo son proveedores, pero no saben lo que pasa en la casa, han abandonado su responsabilidad). Hermanos, no son las mujeres la que llevan las riendas del hogar, Dios te juzgara a ti primeramente, es tu responsabilidad guiar a tus hijos a Cristo, dirigir y dar instrucción sobre la forma en que serán instruidos, debes llevar la delantera y conocer muy bien la escritura para aplicarla a toda circunstancia en el hogar, no puedes delegar esta responsabilidad a la iglesia, debes pedir al E.S que te asista para hacerlo y llevarlo a cabo y no tienes excusa, para esto te hizo Dios un Padre de Familia y un esposo – ¿Qué de las mujeres madres solteras o esposas de impíos? – es la responsabilidad de ellas… (Primariamente la responsabilidad es del varón) Recuerden a la abuela y madre de Timoteo (las mujeres ejercen una influencia determinante en la vida de sus hijos).
Hermanos, no son las mujeres la que llevan las riendas del hogar, Dios te juzgara a ti primeramente, es tu responsabilidad guiar a tus hijos a Cristo, dirigir y dar instrucción sobre la forma en que serán instruidos, debes llevar la delantera y conocer muy bien la escritura para aplicarla a toda circunstancia en el hogar, no puedes delegar esta responsabilidad a otros, debes pedir al E.S que te asista para hacerlo y llevarlo a cabo y no tienes excusa, para esto te hizo Dios un Padre de Familia y un esposo –
¿Qué de las mujeres madres solteras o esposas de impíos? – es la responsabilidad de ellas… (Primariamente la responsabilidad es del varón) Recuerden a la abuela y madre de Timoteo (las mujeres ejercen una influencia determinante en la vida de sus hijos).
¿Como debe un Padres ejercer su liderazgo?
Tenemos en este mandamiento del Señor para los Padres una Restricción y una Instrucción:

1. La Restricción

Ephesians 6:4 RVR60
Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos.
“No los amarguéis o irritéis”.
Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.” ()
El Señor esta restringiendo el uso de la autoridad del Padre - Su autoridad debe estar bajo control, ellos deben disciplinar, amonestar, enseñar, en amor, moderados por el dominio propio, se infiere que es uno que esta bajo el control del E.S..
Nuestros hijos
Nuestros hijos no nos pertenecen; Ellos pertenecen a Dios. Se nos ha dado el enorme privilegio y el deleite, el deber y la responsabilidad de ser mayordomos de Dios de ellos, y esa primera frase nos recuerda simplemente recordarnos una y otra vez: Este niño es un regalo de Dios para mí, a quien yo cuido Un período de tiempo tan corto-18, 19, 20, 21, 22 años-no muy largo. (Puede parecer que es largo, si tienes 15, 16, 17, 18, 19 años de edad en este momento, pero no es muy largo.) Para muchos de ustedes, mirarán atrás en sólo un par de Años y dirás: "¿Dónde pasó el tiempo?" Cuando ella está caminando por el pasillo contigo, o cuando está caminando por el pasillo hacia ti o desde ti, ¿a dónde pasó el tiempo? No es tanto. Pero recordamos que estos niños pertenecen a Dios, y es nuestro privilegio, nuestro gozo, nuestro deber, nuestro placer cultivarlos en la verdad del Señor.
Los padres deben recordar que sus hijos no les pertenecen, ustedes no tienen derechos absolutos sobre ellos. Ellos le pertenecen a Dios. Hermanos ustedes tienen el increíble privilegio, deleite, y responsabilidad de ser mayordomos, guardianes, custodios de sus hijos. No eres el Dios de ellos.
No, sino… quiere decir que no criar a nuestros hijos según la disciplina y amonestación del señor es motivo de desaliento y desesperanza para los hijos o que los padres deben usar su autoridad de forma legítima, deben estar bajo sujeción también “a Dios –los hijos son suyos”.
Así que hay cosas que Dios no te permite en cuanto al uso de tu autoridad. No, sino… quiere decir que no criar a nuestros hijos según la disciplina y amonestación del señor es motivo de desaliento y desesperanza para los hijos o que los padres deben usar su autoridad de forma legítima, deben estar bajo sujeción también a Dios.
¿Cuándo los Padres usan mal su autoridad y producen amargura (ira, desaliento) en el corazón de los hijos?
Cuando los disciplinan de forma impulsiva, sin tener en cuenta la instrucción del Señor y siendo inconsistentes. Cuando un Padre usa su autoridad así, los hijos no saben por qué razón se les castiga, no entenderán porque deben portarse bien. Cuando un Padre tiene dominio propio como fruto del E.S. y disciplina a su hijo cuando ofende a Dios (no cuando quiebra un vaso por su torpeza) y lo hace de manera consistente, se crea una atmósfera de libertad. Los hijos entenderán quien es el que los gobierna y como los gobierna, conocerán su ley y sus límites, se sienten seguros y libres para soñar, jugar y planear y trabajar dentro de esos límites de justicia. Además podrán conocer que Dios no es un Dios caprichoso, impulsivo, inconsistente. Padres que disciplinan a sus hijos fuera de control, llenos de ira. Sobre ellos dice el Dr. Lloyd Jones: “¿Qué derecho tiene de decir a su hijo que necesita disciplina cuando obviamente su falta de control demuestra que es usted es quien la necesita?
Cuando un Padre tiene dominio propio como fruto del E.S. y disciplina a su hijo cuando ofende a Dios (no cuando quiebra un vaso por su torpeza) y lo hace de manera consistente, se crea una atmósfera de libertad. Los hijos entenderán quien es el que los gobierna y como los gobierna, conocerán su ley y sus límites, se sienten seguros y libres para soñar, jugar y planear y trabajar dentro de esos límites de justicia. Además podrán conocer que Dios no es un Dios caprichoso, impulsivo, inconsistente. Padres que disciplinan a sus hijos fuera de control, llenos de ira. Sobre ellos dice el Dr. Lloyd Jones: “¿Qué derecho tiene de decir a su hijo que necesita disciplina cuando obviamente su falta de control demuestra que es usted es quien la necesita?
Los padres usan mal su autoridad y exasperan a sus hijos - Cuando disciplinan a sus hijos de una manera egoísta, como si los hijos fueran esclavos de ellos, puestos solo para satisfacer sus deseos egoístas. Hay Padres que presionan a sus hijos a que sean pastores o cualquier otra cosa que ellos les parece que deben hacer… los padres más buen deben animar a sus hijos como un padre os hacía con su hijo: ‘busca a Dios y se quien él te ha hecho ser. Y entonces lo que tu mano encuentre ocasión de hacer, hazlo con toda tu fuer­za para la gloria de Cristo’.
Los padres usan mal su autoridad y exasperan a sus hijos – cuando ignoran el crecimiento y el desarrollo de los hijos, olvidándose que al crecer, el trato debe ser un poco distinto a cuando eran pequeños… hay padres que obligan a sus niños a pasar una hora haciendo devocional, cuando a su edad no son capaces de hacer esto. Debemos ser creativos y sabios para enseñar a nuestros hijos, según su edad.
Los padres usan mal su autoridad y exasperan a sus hijos cuando los disciplinan delante de la gente con palabras hirientes y sarcásticas. Aplastan la personalidad de ellos, olvidándose que ellos también son personas con intelecto, afectos y voluntad. Algunos padres castigan a sus hijos cuando se equivocan, pero no les estimulan cuando hacen el bien. También hay Padres que abusan de su autoridad y no piden perdón cuando se equivocan, no muestran humildad al reconocer sus pecados.
Los padres usan mal su autoridad y exasperan a sus hijos al no ejercer nada de disciplina, nada de castigo, como si la solución a la mala disciplina es anular la disciplina. La idea básica detrás de este concepto moderno es que el ser humano es por naturaleza bueno en el fondo y que por lo tanto, no debemos castigar ni disciplinar a nuestros hijos, sino que lo que debemos hacer es apelar a lo bueno que hay en ellos para que dejen el mal y ayudarles a edificar esa bondad que existe en ellos. ¿Cuál es el problema del método moderno? Su problema básico es que ha dado las espaldas a la palabra de Dios. La solución a la disciplina injusta no es la ausencia de disciplina, sino la aplicación correcta de la disciplina. La palabra disciplina significa “entrenamiento por medio de la disciplina”, lo cual incluye reprehensión y castigo. El punto es que esta palabra pone énfasis en la corrección. Pero esta corrección debe ser balanceada con la instrucción o amonestación, lo cual hace referencia a la educación verbal, la cual debe estar sustentada en la palabra de Dios.
¿Cuál es el propósito de la disciplina balanceada?
"no provoquéis a ira vuestros hijos" No significa "no te atravieses en su voluntad". Tampoco significa "no te niegues a sus deseos". Lo que quiere decir es no te atravieses en su voluntad sin tener un buen propósito. Los niños se enojan con sus padres aun por la correcta disciplina e instrucción.
Muestra a tus hijos algo grande por qué vivir, de modo que cuando le niegues sus deseos es porque los estás entrenando para que ellos glorifiquen a Dios y disfruten de El para siempre.
Dice Piper: “La ira proviene del sentir que las reglas paternas son insignificantes y triviales -que no tienen nada que ver con lo que es realmente grande o importante. Pero el hijo que observa que las reglas de su casa y su continuo refuerzo están conectadas a una visión grande de la vida y a una causa grande por la cual vivir no albergará resentimiento contra sus padres. Serán como jóvenes soldados que luego se quejan aquí y allá de la rudeza del entrenamiento pero morirían cualquier día junto a su capitán, porque la causa que éste defiende es admirable. Los padres que no perciben la disciplina como parte de la visión mayor de lo que sus hijos llegarán a ser para Dios, terminarán utilizando la disciplina para su propia y privada comodidad. Y sus hijos verán esto y eventualmente se llenarán de ira”.
En Colosenses, Pablo añade la frase: Para que no se desalienten.
Lo opuesto a estar desalentado es: tener esperanza. Ser feliz. Es estar confiado y ser valiente.
La crianza que hoy se promueve en el mundo ha producido la generación más triste, cobarde, desconfiada y sin esperanza de todas… lo puedes ver en el rostro de los jóvenes, son feos en su forma de vestir, su cara demuestra amargura y soledad, nada les importa, no tienen desafíos, andan por la vida encontrándose a sí mismos… es una generación que no se les ha privado de nada, se les ha dado todo lo que quieren, no se les ha disciplinado para no frustrarlos y los padres los ven como gente buena que deben explorar su potencial interior y los han motivado a alcanzar sus propias metas y sueños, los han alentado a ser prosperas y profesionales de éxito de éxito.
La manera de lograr que tus hijos sean felices, estén confiados, tengan esperanza y sean valientes y seguros para afrontar la vida es mostrándoles a Cristo, enseñarles que la vida se trata de glorificara Dios y disfrutar de El.
Alegría pusiste en mi corazón, mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. En paz me acostaré y así también dormiré; porque sólo tú, SEÑOR, me haces habitar seguro.
No los desalientes. Hazlos felices en Dios ayudándolos a esperar en Él. El mundo dice: No desalientes al niño, incrementa su auto-confianza. La Escritura dice, No desalientes al niño, incrementa su confianza en Dios.
De hecho la Escritura es más precisa que eso; enseña: No desalientes al niño, sino haz lo que puedas para desenraizar su confianza en sí mismo y reemplazarla con una confianza en Dios. Y cuando nos enseña a desenraizar la auto-confianza, quiere decir desenraizar el deseo de tener y de aparentar tener auto-confianza.
Una ilustración : Porque no queremos que ignoréis, hermanos, acerca de nuestra aflicción sufrida en Asia, porque fuimos abrumados sobremanera, más allá de nuestras fuerzas, de modo que hasta perdimos la esperanza de salir con vida. De hecho, dentro de nosotros mismos ya teníamos la sentencia de muerte, a fin de que no confiáramos en nosotros mismos (o; que tengamos confianza, no en nosotros), sino en Dios que resucita a los muertos.
En otras palabras, el propósito divino de la aflicción de Pablo era (como es el propósito de toda disciplina paterna) desenraizar la auto-confianza que quedaba en el corazón de Pablo y arrojarlo sólo sobre Dios. ¿Por qué? ¿Por qué no quería Dios que Pablo tuviera confianza? ¿Por qué Dios quería que el fuera lánguido, sin vigor, temperamental, triste, débil, temeroso? ¡No! Fue Dios quien vino a Pablo en Corinto y dijo, "NO temas, sigue hablando y NO calles; porque Yo estoy contigo." Así que la confianza que debemos alentar en nuestros hijos no es la auto-confianza, sino una confianza en la gracia y el poder de Dios. "No temas… YO ESTOY CONTIGO." -
El pastor Andrew Bonar, dijo con respecto a la crianza de los hijos, "Les decimos que, 'son pecadores, expuestos a la ira y la maldición de Dios.'" En otras palabras, le enseñas al niño a perder la esperanza de toda auto-confianza y a dirigir su deseo por una confianza en la gracia de Dios. La meta de los padres bíblicos es tener hijos que digan (con el ): Danos ayuda contra el adversario, pues vano es el auxilio del hombre. En Dios haremos proezas, y él hollará a nuestros adversarios.
Un buen Padre, se preguntara:
¿Cómo puedo ser como mi Padre celestial?
¿Cómo puedo borrar la auto-confianza del corazón de mis hijos y llenarlos con la confianza, el valor, el celo y la resolución que está enraizada en la gracia y el poder de Dios y no en ellos mismos?
¿Cómo puedo ser el tipo de padre cuyos hijos no se desalientan ni pierden el vigor o languidecen o se entristecen o se descorazonan, sino que están llenos de esperanza en Dios, felicidad en Dios, confianza en Dios y valor para intentar cosas grandes para la gloria de Dios?
Pablo responde con la.....

2. La instrucción

sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
Deben ser criados (alimentados, nutridos, cuidados)
(Voz Activa) Los hijos automáticamente no llegaran a ser los que Dios quiere que sean, deben ser formados. No se pueden criar a si mismos. (); si dejas que el niño se forme a si mismo en total libertad, si le permites hacer sus propias elecciones, hacer lo que quiere y que se exprese libremente, el resultado será vergonzoso. Los padres deben involucrarse activamente en la crianza.
(Imperativo) Dios aquí no esta aconsejando a los Padres, le esta ordenando criar a sus hijos. Esta es la única opción para los Cristianos. No hacerlo es rebelión contra Dios y traerá consecuencias nefastas parea la familia y la sociedad.
(Tiempo Presente) Cuando nos hacemos Padres, generalmente nos cansaos con facilidad y queremos pronto tomarnos unas raciones de los hijos, pero la orden no te deja hacerlo, la crianza debe ser día a día, persistentemente, sin queja. Es una tarea que demanda tiempo y constancia. Mientras tus hijos estén en tu casa, deberas criarlos.
No dice: Reprímalos (que vivan como esclavos), dominemos, retengamos-
No dice: Reprímalos (que vivan como esclavos), dominemos, retengamos-
El deber es criar y la meta del deber es llevarlos a ser disciplinados en el temor del Señor, de modo que sus actitudes, patrones y formas de vida comiencen a reflejar el carácter de Cristo. Tu meta como padre es que tus hijos teman al Dios, sean maduros en la fe, santos y tengan una cosmovisión bíblica de la vida.
(1) Ser un ejempolo de piedad para ellos
(2) orar con y por ellos;
(3) enseñarle las doctrinas de nuestra fe (Catesismo)
(4) Exponerlo a todos los medios de gracia
Tu deber no es que saquen buenas notas, sean buenos atletas o músicos, sean pastores o ancianos, sean lindos, tengan buenos trabajos y profesiones prometedoras. Todos esto importa poco y debemos ser sabios para no frustrados en su camino, guiándoles a ejercer una vocación a las que Dios no les ha llamado, pero si guiándoles a tener un carácter que Dios si demanda de todo creyente.
Solo Dios puede hacer esta obra en ellos. Santificar, salvar es obra de Dios, pero Dios usa medios. Los Padres deben ser ejemplo y deben dirigir a sus hijos para que conozcan al Señor, confíen en él y vivan vidas consagradas a su servicio. “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (, RVR60)
Los padres deben criarlos, hasta que ellos dejen el nido y puedan volar solos. Debemos prepararlos para enfrentar la vida con discernimiento y sabiduría. La idea es que un día ellos no dependan de ti, que sepan tomar decisiones con sabiduría y prudencia. Lal idea es lograr una separación amistosa e independiente un día, que aprendan a depender de Cristo y de su dirección, de manera que glorifiquen a Dios.
------
El nos dice que los hijos son como flechas en nuestras manos. Ellos se dirigirán a donde nosotros apuntemos. La disciplina bíblica, aquella que combina la disciplina con la amonestación y que es aplicada sin abusar, tiene el propósito de señalarles al camino de la vida, es decir, prepararlos, no solo para esta vida, sino para la eternidad.
Esto solo se lograra cuando nuestros hijos aprendan a confiar en Dios y nosotros debemos modelar esta confianza. He aquí tu responsabilidad Padre:
Estas palabras que te ordeno hoy, han de permanecer sobre tu corazón, 7 y las inculcarás a tus hijos, y hablarás de ellas sentado en tu casa, andando por el camino, al acostarte y al levantarte. 8 Las atarás como señal sobre tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos. 9 Y las escribirás en las jambas de tu casa y en tus puertas.
Y para esto tenemos poco tiempo 18 años….
Esta es una relación primero con Dios y luego será traspasada a nuestros hijos. El aspecto más importante de tu paternidad es tu relación con Dios. Lo que ERES en relación con Dios es mucho más importante que cualquier técnica particular de paternidad que trates de emplear. Hay padres que se angustian por la falta de dinero o están más gozosos de ir a u practicar un deporte que de ir a la iglesia “ven a la iglesia como un mal necesario”, hay padres que son autosuficientes, jamás se humillan ante Dios.
El trabajo más importante que un padre puede hacer por el bien de sus hijos es ser convertido. La estrategia más importante para criar hijos es volverse un hombre nuevo en Cristo - cuya esperanza y felicidad y confianza está en Dios y no en sí mismo.
Se nos dice que seamos santos como él ES santo ().
Se nos dice que seamos misericordiosos como él ES misericordioso ().
Ser un buen hijo es copiar a un papá. Imitar a un padre lo honra, y a nosotros se nos manda a honrar a nuestros padres. Así que la pregunta más importante que podemos hacer no es qué debo enseñarles a mis hijos, sino ¿quién soy yo delante del Dios vivo y delante de mis hijos? La tarea de cada padre humano es ser una imagen del Padre del cielo para sus hijos.–
Cuando traspasamos un código de conducta estaremos formando hijos fariseos y resentidos. Nuestra tarea es traspasar vida estando vivos, confiando en Dios, como hizo Elias Luego se tendió tres veces sobre el muchacho y clamó: «¡Señor mi Dios, devuélvele la vida a este muchacho!» 22 El Señor oyó el clamor de Elías, y el muchacho volvió a la vida. Solo Padres que temen y se deleitan en Dios, producirán hijos que se deleitan en Dios y temen a Dios… Dios usa medio para salvar a tus hijos y el instrumento principal que Dios usa son sus padres. Su instrucción y disciplina, su enseñanza de la escritura y su ejemplo piadoso.
Amados Padres cultiven un corazón saturado de la palabra de Dios, sean humildes y dependientes de El en oración y valoren la escritura como la herencia más preciada que pueden dejar a sus hijos:
Preferiría ser el hijo de una mujer y un hombre, que en su pobreza sólo dejaran al hijo que amaban… nada excepto una Biblia, que descender de todas las majestades de la historia." (William Alfred Quayle, M. S. Rice, 1928, p. 31)
"Preferiría ser el hijo de una mujer y un hombre, que en su pobreza sólo dejaran al hijo que amaban… nada excepto una Biblia, que descender de todas las majestades de la historia." (William Alfred Quayle, M. S. Rice, 1928, p. 31)
Quiero cerrar con una palabra a los padres amigos que nos visitan y que no son creyentes. dice: “En el temor del SEÑOR hay confianza segura, y a los hijos dará refugio”. Cuando los padres están tranquilos, los niños están tranquilos, pero cuando los padres están con miedo, los niños sienten que el único refugio seguro que ellos tenían ya no es seguro.
¿Quieres un refugio seguro para tus hijos? La Escritura dice que solo en el temor del Señor hay un refugio seguro para nuestros hijos. Por tanto, te exhorto que vengas a los pies de Cristo. Si has sido convencido por la ley de Dios que no has llenado el estándar que El te pide como padre, entonces cree Su promesa de que hay perdón en Cristo. Sé un refugio para tus hijos.
Oremos.
Señor, concédenos la gracia para que deseemos sobre todo ver a nuestros hijos amar a Cristo y caminar con Él, conocer el evangelio y amar Tu Palabra, y vivir como Cristianos. Y luego con ese deseo en nuestros corazones, concédenos que viviríamos esas mismas prioridades, esos mismos deseos, nosotros mismos. Concede que seamos fieles en la oración por nuestros jóvenes, que seamos fieles en la lectura de la palabra a ellos, en llevarlos a la adoración, y teniendo cuidado de que se ponen en contextos donde se fomentan en la fe , Ya sea en la escuela o grupo juvenil. Pero entonces, oh Dios, ayúdanos a confiar a nuestros hijos a Ti, porque al final, son Tuyos de todos modos. Pedimos estas cosas en el nombre de Jesús. Amén.
Related Media
Related Sermons