Faithlife Sermons

Las coronas celestiales

Escatologia  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 210 views
Notes & Transcripts
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →
Revelation 22:12 RVR60
He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.
Hebrews 11:6 RVR60
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
Apocalipsis
Creo que este versículo es clave para el tema acerca de las coronas celestiales.
Las coronas son galardones, premios o recompensas a la labor de los siervos del Señor.
En el mundo en que vivimos trabajamos para conseguir nuestro alimento, vestimenta, casa, transporte, etc.
El Señor Jesús decía:
John 6:27 RVR60
Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.
Matthew 6:19–20 RVR60
No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
Mateo
En nuestra cultura boliviana, estamos muy acostumbrados a pasar raspando, a no esforzarnos demasiado, a llegar tarde, desobedecer las reglas.
Cada nación, cada cultura tiene sus deficiencias y sus debilidades. Los corintios por ejemplo venían de un trasfondo de adoración a los ídolos. En Éfeso por ejemplo muchos convertidos venían de un trasfondo con la hechicería. Otros con la fornicación.
Acts 15:28–29 RVR60
Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.
Acts 15:24–25 RVR60
Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo,
En general la libertad que tenemos en Cristo ha traído muchas veces malos entendidos en la vida de un creyente al confundir la libertad con el libertinaje.
Hemos confundido el no estar bajo la ley con vivir sin ley.
Por otra parte el tema de las recompensas en la vida del creyente no es nada popular ya que se entiende que todo creyente anhela servir a Cristo no para recibir alguna recompensa sino mas bien como un agradecimiento a lo que Cristo hizo por mi.
2 Corinthians 5:10–11 RVR60
Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres; pero a Dios le es manifiesto lo que somos; y espero que también lo sea a vuestras conciencias.
1 Corinthians 5:10–11 RVR60
no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo. Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.
2 Corintios 5.10-11
De todas maneras debe quedar muy claro el echo de que aunque los creyentes somos salvos por gracia mediante la fe, finalmente habrá un juicio no para salvación o perdición sino con respecto a lo que cada uno de nosotros hicimos con lo que el Señor nos dio. “Sea bueno o sea malo”
De tal manera que por un lado existen recompensas para el creyente fiel, pero por otra parte esta también la otra opción que es llegar ante nuestro Señor, frente a sus ojos que son como llama de fuego y salir delante de Su presencia avergonzados.
1 John 2:28 RVR60
Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.
Nuestro Señor se fue a preparar un lugar hermoso para nosotros. Nos dijo que mientras El preparaba ese lugar, nosotros debíamos prepara gentes para el reino.
Nuestro Señor se marchó pero nos dejó al Espíritu Santo para que nos guiara y nos explicara todo lo que debíamos hacer hasta su regreso.
Y por si fuera poco tiene recompensas para aquellos siervos fieles que perseveren en la construcción del edificio cuyo fundamento es Cristo.
1 Corinthians 3:13–15 RVR60
la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
1 Corinthians 3:10–15 RVR60
Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
1 Corintios

Las coronas

1 Cor 3.10-14
Bueno con respecto a las coronas la Palabra nos comunica algunos aspectos de estas recompensas.
En el nuevo testamento existen 2 palabras que se traducen corona
La corona de la vida (En el mensaje a Esmirna)
Revelation 2:10 RVR60
No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
La corona incorruptible de gloria (Pedro en su mensaje a los ancianos)
1 Peter 5:4 RVR60
Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.
La corona de regocijo (La corona del evangelista)
1 Thessalonians 2:19 RVR60
Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?
La corona de justicia (Pablo despidiéndose de Timoteo)
2 Timothy 4:8 RVR60
Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
La corona incorruptible (Corriendo la carrera y dando la pelea)
1 Thessalonians 2:19 RVR60
Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?
La corona incorruptible
La corona incorruptible
1 Corinthians 9:24–27 RVR60
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.
1 Cor 9.24-
1 Corinthians 9:24–25 RVR60
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.
Aquí Pablo nos dice que la vida cristiana es como las carreras del stadium.
Todo aquel que lucha aprende a dominar su cuerpo.
Se ejercita
Se abstiene de ciertos alimentos
Se alimenta bien
Pablo corre, sabiendo hacia donde se dirige. Pablo no corre una aventura.
Pablo no quería perder su recompensa.
Pablo nos proporciona un ejemplo de que pasa con aquellos que pierden la carrera.
1 Corinthians 10:1–12 RVR60
Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar;y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar,y todos comieron el mismo alimento espiritual,y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. Ni tentemos al Señor, como también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
1 Cor 10.1-
El autor de la carta a los hebreos dice:
El autor de la carta a los Hebreos nos daba ejemplos de hombres de fe que
Hebrews 11:6 RVR60
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
Hebrews 11:5 RVR60
Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.
Heb 11.
Hebrews 11:7 RVR60
Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.
Hebrews 11:8–10 RVR60
Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.
Heb 11.8
Hebrews 11:24–26 RVR60
Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.
Heb 11.24-
Hebrews 12:1–2 RVR60
Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
Hebrews 6:9–12 RVR60
Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.
Heb 6.9-
Apoc 4.4-
El mensaje a la iglesia en Filadelfia (reten lo que tienes)
Revelation 3:11 RVR60
He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.
Finalmente llegara un día en que aquellos que hayan ganado sus coronas estarán frente al rey de reyes adorando.
Revelation 4:4–11 RVR60
Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.
El Señor Jesus vino a este mundo y recibió una corona de nuestra parte
Matthew 27:29–30 RVR60
y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos! Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza.
Mat 27.29

Conclusión

No permitamos que nuestra cultura nos someta a formas de vida deficientes.
Trabajemos por lo que de verdad tiene valor.
Nuestra salvación es segura, pero el Señor tiene recompensas, premios, coronas, galardones, preparados para nosotros.
No seamos flojos. No nos quedemos en el punto de salida, sigamos la carrera hasta el final.
Las guirnaldas
1 Thessalonians 2:19 RVR60
Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?
2 Timothy 4:8 RVR60
Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.
1 Peter 5:4 RVR60
Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.
Revelation 2:10 RVR60
No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
Related Media
Related Sermons