Faithlife Sermons

La iglesia - la Sion del Señor

La iglesia  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 23 views

La iglesia es la nueva Sion, la nueva ciudad, la fortaleza del Señor, que él mismo está edificando.

Notes & Transcripts
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

Texto:

Salmo
Psalm 51:18 RVR60
Haz bien con tu benevolencia a Sion; Edifica los muros de Jerusalén.
Psalm 51:18 NTV
Mira a Sión con tu favor y ayúdala; reconstruye las murallas de Jerusalén.
Salmo 5
Psalm 51:18 NVI
En tu buena voluntad, haz que prospere Sión; levanta los muros de Jerusalén.

INTRODUCCIÓN:

Generalmente los salmos de oraciones penitenciales finalizan con un voto de compromiso y dedicación, en este caso, sin embargo, la preocupación del salmo se mueve del nivel personal al colectivo. Del individuo a la comunidad.
Específicamente el poeta desea la restauración de la ciudad de Jerusalén y la reconstrucción de sus muros.
El arrepentimiento personal que produjo el perdón divino y la restauración, se mueve del nivel individual al nacional.
El salmo culmina con el deseo de restauración nacional, que presupone la contrición y humillación del pueblo.
En este pasaje encontamos algunos principios que nos pueden servir a nosotros en este tiempo como iglesia.

DESARROLLO:

1. Sion el lugar de Dios.

Haz bien a Sion.
El primer principio es que Sion, la iglesia, es el lugar elegido por Dios. O sea es de Dios.
Isaiah 51:16 NVI
He puesto mis palabras en tu boca y te he cubierto con la sombra de mi mano; he establecido los cielos y afirmado la tierra, y he dicho a Sión: “Tú eres mi pueblo.” »
Isaías 5
Sion, es algo muy especial para Dios. No se refiere a un monte o a un lugar de adoración, lo que siempre le importo y le importa a Dios es la gente.
Sion: “Tu eres mi pueblo”… un pueblo comprado por su sangre.
1 Corinthians 6:20 RVR60
Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
1 Corintios 6.
1 Peter 2:10 NVI
Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido.
El que pagó el precio por nosotros fue Jesucristo para que nosotros seamos recibidos como pueblo. No hubo ninguna otra intervención, no hubo mano de ningún hombre para que se le atribuya algun reconocimiento.
Malachi 3:16–17 RVR60
Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.
Malachi 3:16 RVR60
Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre.
Si hay algo que dejan claro todos estos pasajes, es que somos de Dios y que no somos nuestros.
Exodus 19:5–6 RVR60
5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.
Sion es de Dios.

2. Dependencia de Dios.

2. Dependencia de Dios.

Haz bien con tu benevolencia.
El segundo principio es que dependemos totalmente de Dios y que sin él no solo que no somos nada, sino que tampoco podemos hacer nada.
Psalm 127:1 NVI
Si el Señor no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles. Si el Señor no cuida la ciudad, en vano hacen guardia los vigilantes.
John 15:5–7 RVR60
Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
Juan 15.5-
1 Corinthians 3:6 RVR60
Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.
1 Corintios 3.
Dependemos de Dios. No hay nada que podamos hacer nosotros con nuestras fuerzas o por nuestra capacidad.
Y si lo hiciéramos, todo lo que hayamos hecho será probado por el fuego de la prueba y no resistirá. Todo se desmoronaría.
Por eso debemos entregarnos y dejar que sea el Señor que haga las cosas y no nosotros y para esto voy a usar las palabras de uno de nuestros profetas: Matías Uvia…
Si no hubiese sido tan fuerte en mi manera de aguantarme las cosas, hubiese alcanzado la Gracia mucho mas rápido...
Si el Señor no lo hace nosotros no podemos hacerlo.

3. Reconstrucción de la fortaleza.

Edifica los muros de Jerusalen.
Y el tercer principio es que Dios está construyendo, edificando y reedificando.
El pedido del salmista es para que Dios edifique los muros de Jerusalen o sea Sion. o sea la iglesia.
Sion
Todos edificamos, todos podemos elegir el fundamento.
Todo fundamento será probado. Un solo fundamento permanecerá.
Si la base es ROCA, soportará la prueba, si arena, gran ruina.
He aquí el destino fatal del que edificó fuera de la roca.
Jesucristo dijo: “yo edificaré mi iglesia”.
Pablo dijo: “vosotros sois edificio de Dios y nosotros colaboradores”.
El edificio que Dios está construyendo hasta ahora a través de la obra de su Hijo Cristo y secundado por el Espíritu Santo somos nosotros.
Vosotros sois edificio de Dios. La obra de Dios tiene que ver con su iglesia, con nosotros sus hijos, su pueblo, tiene que ver con cada uno de nosotros.
Tiene que ver con nuestra vida, familia, trabajo, economía, etc.
él está construyendo un pueblo Santo,
Exodus 19:5 RVR60
5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.
Exodus 9:5 RVR60
5 Y Jehová fijó plazo, diciendo: Mañana hará Jehová esta cosa en la tierra.
CONCLUSIÓN:

CONCLUSIÓN:

Exodus 19:5–6 RVR60
5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.
La idea de Dios para poder hacer esto es que todos seamos como su hijo Jesucristo.
Romans 8:29 NVI
Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transformados según la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
Al ser cada uno como Cristo estamos formando ese pueblo santo, ese reino de sacerdotes.

CONCLUSIÓN:

John 13:17 NVI
¿Entienden esto? Dichosos serán si lo ponen en práctica.
Entonces para concluir repacemos los tres principios que compartimos.
El primer principio es que Sion, la iglesia, es el lugar elegido por Dios. O sea es de Dios.
El segundo principio es que dependemos totalmente de Dios y que sin él no solo que no somos nada, sino que tampoco podemos hacer nada.
Y el tercer principio es que Dios está construyendo, edificando y reedificando.
Nuestra tarea es entregarnos y dejar se ser nosotros para ser como Cristo y así colaborar con la construcción que el Señor está llevando adelante.
La cuál nunca va a abandonar, ni desistir.
Related Media
Related Sermons