Faithlife Sermons

Quienes son los que se salvan

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 98 views

En aquel tiempo también existía la inquietud de cuantos o quienes serían salvos. La pregunta que hace aquel hombre incognito sigue vigente para todos los tiempos, indudablemente que para ahora también. ¿Serán muchos, serán pocos, quienes serán?. Veamoslo a través de las respuestas que nos da la Biblia.

Notes & Transcripts
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

El tiempo apremia y es necesario enseñar el evangelio.

v.22 - Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén.
Jesús estaba consiente de que le queda poco tiempo para publicar y enseñar las buenas nuevas de salvación. Iba al encuentro de la cita más importante para la humanidad y más terrible para Él como hombre, pues tenía que pagar la deuda de todo el mundo, de las generaciones pasadas, presentes y futuras, debía cargar sobre Él todo el peso y el costo de lo que costaba nuestra redención, nuestra salvación; librarnos del pecado no fue barato para Jesús; y aún había tiempo para proclamar la verdad, mientras no llegara la hora; seguía enseñando.

Una pregunta y una respuesta

Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán
Existía en los judíos un pensamiento de suficiencia, que por ser del pueblo escogido ellos tendrían asegurada la salvación de la que les hablaba Jesús; también podría ser que por considerar pocos a los seguidores verdaderos del maestro, se estaría mofando de la situación. Pero Jesús que no se tarda en responder la pregunta, no solo al que la hizo, sino que, a toda la multitud presente; y también nos respondo a nosotros hoy, y nos advierte que nosotros debemos luchar, esforzarnos por entrar por la puerta estrecha. Nos quiere decir que no es fácil entrar en su reino. Aunque las fuerzas sean agónica por la oposición del pecado, de la vieja naturaleza, del mundo y de Satanás, debemos esforzarnos con insistencias. Él es la puerta y es difícil entrar , seguramente haya que entrar de a uno; nadie puede abogar por otro, la entrada es individual. Ni Abraham, Isaac, Jacob, los profetas, ni Moisés, nadie nos sirven de aval para llegar a ese lugar. Jesús es la Puerta y el único que nos puede dar entrada al reino de Dios
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
Existía en los judíos un pensamiento de suficiencia, que por ser del pueblo escogido ellos tendrían asegurada la salvación de la que les hablaba Jesús; también podría ser que por considerar pocos a los seguidores verdaderos del maestro, se estaría mofando de la situación. Pero Jesús que no se tarda en responder la pregunta, no solo al que la hizo, sino que, a toda la multitud presente; y también nos respondo a nosotros hoy, y nos advierte que nosotros debemos luchar, esforzarnos por entrar por la puerta estrecha. Nos quiere decir que no es fácil entrar a su reino. Aunque las fuerzas sean agónica por la oposición del pecado, de la vieja naturaleza, debemos esforzarnos con insistencias. Él es la puerta y es difícil entrar , seguramente haya que entrar de a uno; nadie puede abogar por otro, la entrada es individual. Ni Abraham, Isaac, Jacob, los profetas, ni Moisés nos sirven de aval para llegar a ese lugar. Jesús es la Puerta y el único que nos puede dar entrada al reino de Dios

Llegará el día que será demasiado tarde

Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Ningún argumento será valido

26entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.
Como aquel que hizo la pregunta, talvés aquí haya algunos que piense que por su vida religiosa que llevan, serán considerados dentro de los “pocos” que se salvan. Pero, si bien es cierto, todo lo que recibimos de Dios es por pura gracia y misericordia, ningún mérito nuestro podrá justificarnos delante de Dios; pero debemos esforzarno, luchar aunque no nos queden fuerzas, siempre debemos perseveran en entrar al reino de Dios, la puerta es angosta, difícil, pero Cristo lo hace posible.

No habrá otra opción ni segunda oportunidad

La sentencia ya está dictada, de nada valdrán los “valiosos argumentos”, Dios ratificará que no los conoce, no que no nos conozca nuestra vida ni quienes somos, nos conoce muy bien, y sabe perfectamente la clase de vida que llevamos aquí en la tierra. sino, que, Él no los considera dentro de su círculo de redimidos y salvados por Cristo. Hoy y mientras Cristo regrese por su iglesia, Él advierte a la gente que se vuelva a Dios, se arrepienta y acepte a Cristo como su salvador personal. La decisión está en sus manos, nadie podrá hacer responsable a Dios de su destino final. Hoy el nos dice: Hay un solo camino y se llama JESUCRISTO.
Related Media
Related Sermons