Faithlife Sermons

El Principio de la Oracion

Vida Espiritual -Estudio Topico  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 370 views

Principios de Vida Espiritual.

Notes & Transcripts
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

Nuestra Vida Espiritual y La Oración.

Genesis 3:8–9 RVR60
Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?

El Cuadro de Este Pasaje

Podemos decir es la primera oración registrada en la Biblia.
Adán y Eva se estaban escondiendo de Dios y le escucharon caminando por el Jardín en pleno día.
Entendemos por la conversación aquí que era algo natural entre Dios y Adán y Eva.
Este es el primer dialogo registrado en la Biblia.
Tenemos que ver el dialogo como una parte central de nuestras oraciones.
Como es nuestra vida de oración?
Oración es simplemente una conversación con Dios.
Siempre hay dos personas en la verdadera oración, usted y Dios, nadie mas.
No importa cuantas personas estén presentes donde usted esta, la oración es siempre una conversación directa entre un ser humano y Dios.
No importa que tipo de oración (hay varias) este acto sera siempre una conversación, un dialogo entre Dios y una persona.
que tipo de oracion (hay varias) este acto sera siempre una conversacion, un dialogo entre
Cuando Ustedes Oren.
Matthew 6:5–6 RVR60
Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
1-
Que Dijo Jesús Aquí?
Si Ustedes Oran?
Cuando Puedan Orar?
Que asume Jesús aquí sobre la oración?
La Vida Cristiana tiene que ser una vida en constante oración, hablando con nuestro Dios.
Cierra la Puerta. Cierra todo lo demás, todo lo que se pueda poner en medio de tu conversación con Dios.
Cuales puertas debemos cerrar cuando oramos?
Dios quiere hablar con nosotros. No con nuestros pensamientos, preocupaciones u otras personas.
Tampoco quiere hablar con la gente que nos rodea, el quiere hablar con cada uno de manera individual.
Orar no es dar una lección de la Biblia o de un principio bíblico.
Tampoco es predicar.
Volvamos a la Conversación en el Jardín.
Todo parece indicar que Dios acostumbraba pasear por el jardín y hablar con Adán y Eva.
Cuando oyeron a Dios caminar quizás vino a su mente: llego ese momento del día para hablar con Dios.
Pregunto: Quien comenzó la iniciativa de hablar?
Quien fue donde quien?
Dios llama al hombre, la iniciativa de comunicación comienza con Dios, no el ser humano.
Esta es la mayor verdad que podemos aprender de este principio. Y ser humildes ante tal gesto de parte de Dios.
El ser humano no ayuda a Dios cuando ora.
Nosotros nunca somos mas compasivos que Dios.
El Espíritu implanta en nosotros la compasión y el amor de Dios.
1 John 4:7 RVR60
Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.
Somos movidos a a sentir compasión y misericordia movidos por el Espíritu Santo.
No oramos por miedo a Dios, solo un temor reverente.

Como debemos orar?

Romans 8:26 RVR60
Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.
Alguien aquí se ha sentido abrumado por alguna situación que no le permite orar con claridad y correctamente?
El Espíritu nos ayuda en nuestras debilidades dice el apóstol Pablo.
Entonces el mismo Espíritu ora al Padre de nuestra parte.
Con el propósito de traernos a nosotros al lugar correcto para orar.
Como somos motivados a orar?
La oración comienza con Dios.
Quien pone el deseo en nosotros de acercarnos a Dios?
Quien nos pone la necesidad o deseo de orar?
Es El quien ha plantado esa necesidad y ese deseo de comunión con El.
Como era esta conversación de Adán y Eva con Dios?
Parece haber sido una conversación relajada, informal y sin restricción.
Una vez entra el pecado, la pareja se esconde en los arbustos, sintiendo culpa y vergüenza.
La implicación del relato es que este nuevo miedo y temor irracional hacia Dios no era parte de la rutina de hablar con El.
En la oración no venimos a un solemne juez severo, venimos a un Padre amante.
Esto es lo que Jesús quería demostrar.
Que nuestro hablar, conversar con el Padre sea uno tranquilo y sereno, con calma para escucharlo cuando hable.
Notemos como el pecado creo una gran diferencia en la forma que los seres humanos se comunican con Dios.
Ahora hay miedo, sentido de culpa y no quieren estar en la presencia de Dios para hablar con El.
Habrán momentos donde nosotros también tengamos sentimientos encontrados para conversar con El.
Génesis, Quien te dijo que estabas desnudo? (,
Donde estas Adán? (), Quien te dijo que estabas desnudo? (), Que es lo que has hecho? ().
Dios no hace estas preguntas porque El no sabe las respuestas. El conoce todo desde el principio.
El no hace preguntas para su propio beneficio. Jesús siempre hacia preguntas a sus discípulos.
Las preguntas requieren una investigación, análisis de parte de la persona, y así el mismo aprenderá algo en la búsqueda.
Donde estas? (3.9a) - Dios quiere que reflexionemos en medio de donde nos encontramos y nos preguntemos: Donde estoy yo? - Para evaluar donde nos encontramos en diferentes áreas de nuestras vidas.
Donde estoy en esta jornada de vida? Que me ha pasado? Estoy cerca de cumplir aquello que me propuse lograr? He crecido mas a la imagen de Cristo? Donde estoy yo?
Esta debe ser una pregunta a hacernos frecuentemente.
Las dificultades de la vida tienden a hacer que la voz de Dios nos hable alto y nos pregunte: Donde estas?
Cual fue la contestación de Adán?
Miremos el versículo 10.
Genesis 3:10 RVR60
Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.
Adán tuvo miedo. Porque?
Oí tu voz, estaba desnudo.
Genesis 3:11 RVR60
Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?
El hombre expreso miedo por algo que no le fue dicho por Dios.
Al perder la inocencia se dio cuanta que estaba desnudo. Cosa que antes era normal para ellos.
Dios le pregunta si comió del árbol prohibido. Aunque ya El lo sabia. Dios busca que el ser humano asuma responsabilidad por sus actos.
Quien te enseno? Con quien has estado hablando?
Esta pareja aprendió una lesión bien importante que debemos nosotros hoy también prestar atención.
Hay una necesidad tremenda en la vida de discernir las voces que escuchamos.
Hay muchas voces gritándonos todo el tiempo. Solo escuchen y analicen los anuncios de TV.
Tu necesitas esto. Tu no lo tienes. Estas necesitado de..... Necesitas ese crucero, ese enjuagado bucal, y así por el estilo.
Has sido enganado, si solo tuvieras lo que buscas estarías mejor.
Solo analicemos las cosas que escuchamos a diario donde quiera que vamos.
Podemos reconocer y diferenciar las voces que nos hablan a diario?
La otra pregunta es:
Genesis 3:13 RVR60
Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

Que es esto que han hecho?

Aquí y así comenzó el juego de pasar la responsabilidad de nuestros actos a otras personas.
En el versículo 12 Adán hecha la culpa a la mujer. Aquí la mujer hecha la culpa a la serpiente.
Este es el comienzo de la tendencia natural de cada uno de nosotros de minimizar el sentido de nuestra culpa. Culpar a otros por lo que hemos hecho.
Pero surgen tres palabras pequeñas en este pasaje que cambian el panorama de esta conversación.

“Y Yo Comí.” Si, Senor, Asumo Responsabilidad. Fui Yo.

Ellos tomaron la desicion final.
Comimos (Hicimos) de lo que era prohibido.
Y esto provoca un cambio radical en el dialogo de Adán y Eva con Dios.

Dios Ahora Asume la Posición de Abogado Defensor.

Maldice a la serpiente.
Anuncia también las consecuencias inevitables que seguirían al hombre y la mujer por su selección errónea.
Pero también ofrece estar con el ser humano a través de las heridas y tristezas de tal decisión.
La escena aquí termina con Dios mismo diseñando de la piel de animal un vestido para cubrir al hombre y la mujer.

Este es Un Recuento Precioso del Perdón de Dios.

Y todo comenzó en el dialogo que Dios inicio con el hombre.
Dios ayudo al hombre y la mujer a romper con la falta de entendimiento y confusión de su situación y ayudarles a ver adonde estaban en realidad.
También los guió a aceptar su gracia perdonadora y amor restaurador.
Esto es lo que debe provocar en nosotros la oración, el dialogo con Dios.
Si nos hemos alejado nos vuelve a traer a una relación con El.
No hagamos como Adán y Eva cuando pecaron, que se escondieron de Dios.
No huyamos porque hemos fallado o pecado, por el contrario, vengamos en confianza como sus hijos que somos.
No huyamos porque hemos fallado o pecado, por el contrario, vengamos en confianza como sus hijos que somos.
No dejemos de venir a El cuando estamos en alguna situación personal.
La indiferencia de orar a Dios no proviene de Su Espíritu, sino de las otras voces que nos estan hablando para huir, para echar la culpa a Dios.
Continuamos esta serie la próxima semana.
Related Media
Related Sermons