Faithlife Sermons

La palabra de Dios: Es útil para instruir (2 Timoteo 3.16)

La utilidad de la palabra de Dios  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1,228 views
Notes & Transcripts
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

Enseñar

-Se refiere a la enseñanza de la doctrina. Tiene el sentido de las actividades que imparten conocimiento.

Instruir

-Se refiere a una corrección o disciplina.
-Esta palabra se usa con el sentido de una instrucción educativa. Se refiere a toda la educación de un discípulo; entendida como la crianza y la educación de los niños.
(RVR60)
23 Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto.
(RVR60)
6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

El valor de la instrucción

-La instrucción es valiosa porque transmite principios y valores morales y espirituales.
(RVR60)
8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre;
-Despreciar la instrucción es querer repetir siempre os mismos errores.
-La instrucción es la enseñanza de vida. Despreciar la instrucción es querer repetir siempre os mismos errores.
(RVR60)
17 Camino a la vida es guardar la instrucción; Pero quien desecha la reprensión, yerra.
(NTV)
1 Para aprender, hay que amar la disciplina; es tonto despreciar la corrección.

Clases de instrucción

-La palabra de Dios tiene instrucción para todas las áreas de la vida:
1. Espiritual
(NTV)
9 ¿Cómo puede un joven mantenerse puro? Obedeciendo tu palabra.
(NTV)
12 Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos.
13 No hay nada en toda la creación que esté oculto a Dios. Todo está desnudo y expuesto ante sus ojos; y es a él a quien rendimos cuentas.
2. Familiar
(NTV)
1 Hijos, obedezcan a sus padres porque ustedes pertenecen al Señor, pues esto es lo correcto.
2 «Honra a tu padre y a tu madre». Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa:
3 si honras a tu padre y a tu madre, «te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra».
4 Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor.
3. Material
(NTV)
1 Hijo mío, si has salido fiador por la deuda de un amigo o has aceptado garantizar la deuda de un extraño,
2 si quedaste atrapado por el acuerdo que hiciste y estás enredado por tus palabras,
3 sigue mi consejo y sálvate, pues te has puesto a merced de tu amigo. Ahora trágate tu orgullo; ve y suplica que tu amigo borre tu nombre.
4 No postergues el asunto, ¡hazlo enseguida! No descanses hasta haberlo realizado.
5 Sálvate como una gacela que escapa del cazador, como un pájaro que huye de la red.
6 Tú, holgazán, aprende una lección de las hormigas. ¡Aprende de lo que hacen y hazte sabio!
7 A pesar de que no tienen príncipe ni gobernador ni líder que las haga trabajar,
8 se esfuerzan todo el verano, juntando alimento para el invierno.
4. Personal
(NTV)
1 Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón.
2 Si así lo haces, vivirás muchos años, y tu vida te dará satisfacción.
5. Intelectual
(NTV)
130 La enseñanza de tu palabra da luz, de modo que hasta los simples pueden entender.
(TLA)
7 Todo el que quiera ser sabio debe empezar por obedecer a Dios. Pero la gente ignorante no quiere ser corregida ni llegar a ser sabia.
6. Laboral
(RVC)
5 Ustedes, los siervos, obedezcan a sus amos terrenales con temor y temblor, y con sencillez de corazón, como obedecen a Cristo.
6 No actúen así sólo cuando los estén mirando, como los que quieren agradar a la gente, sino como siervos de Cristo que de corazón hacen la voluntad de Dios.
7 Cuando sirvan, háganlo de buena gana, como quien sirve al Señor y no a los hombres,
8 sabiendo que cada uno de nosotros, sea siervo o libre, recibirá del Señor según lo que haya hecho.
9 Ustedes, los amos, hagan lo mismo con sus siervos. Ya no los amenacen. Como saben, el Señor de ellos y de ustedes está en los cielos, y él no hace acepción de personas.
Related Media
Related Sermons