Faithlife Sermons

01.02.08 El Pecado de Adán y Eva

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts

En la historia de la creación Dios creó a un hombre y a una mujer. El hombre se llamaba Adán y la mujer se llamaba Eva.

El Pecado de Adán y Eva (Génesis 2-3)

Dios plantó un huerto llamado Edén. Dios hizo crecer toda clase de árboles hermosos y buenos para comer. En medio de este huerto, también puso el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal. Y Dios puso a Adán y a Eva en el huerto del Edén para cuidarlo. Entonces Dios les mandó, diciendo, "Puedes comer de todas las frutas de los árboles del huerto pero no comas del árbol del conocimiento del bien y del mal que está en medio del huerto. Porque cuando comas de este árbol morirás.” Y tanto el hombre como su mujer estaban desnudos, pero no sentían vergüenza.

Entonces la serpiente era más lista que todos los animales salvajes que Dios había creado. Un día, Satanás entró a la serpiente, y le preguntó a la mujer, “¿De veras Dios dijo que no coman del fruto de ningún árbol del huerto?”

Y la mujer le respondió, “Podemos comer del fruto de cualquier árbol, menos del árbol que está en medio del huerto. No podemos comer ni tocar ese árbol, o, moriremos.”

Pero la serpiente le dijo, “No es cierto. No morirán si comen de este fruto. Pues Dios sabe muy bien que serán como Dios, conociendo el bien y el mal.” Cuando la mujer vio que el fruto era hermoso y bueno para comer y deseable para ser sabio, tomó de su fruto y comió. Y también dio a su esposo y él comió. En ese momento, se dieron cuenta de que estaban desnudos. Entonces cosieron delantales de hojas y se cubrieron.

En la tarde, Adán y Eva oyeron a Dios andando por el huerto y se escondieron. Y Dios llamó a Adán, “¿Dónde estás?”

Adán contestó, “Le oí y tuve miedo porque estoy desnudo, por eso me escondí.”

Entonces Dios le preguntó, “¿Quién te dijo que estabas desnudo? ¿Acaso has comido del fruto del árbol prohibido?”

Adán contestó, “La mujer que tú me diste me dio y yo comí.”

Entonces Dios le preguntó a Eva, “¿Qué has hecho?”

Y Eva respondió, “La serpiente me engañó, y yo comí.”

Entonces Dios castigó a cada uno de ellos. Dijo a la serpiente, “Porque hiciste esto, serás maldita. De hoy en adelante te arrastrarás sobre tu vientre y comerás polvo todos los días de tu vida. Y haré que tú y la mujer sean enemigas, tus hijos y sus hijos. Algún día uno de los descendientes de la mujer vencerá a Satanás.”

A la mujer Dios dijo, “Multiplicaré tu dolor en el parto, pero tu deseo será para tu marido, y tu marido tendrá autoridad sobre ti.”

Y al hombre Dios dijo, “Como hiciste caso a tu mujer, ahora la tierra será maldita por causa tuya; la tierra te dará espinos y cardos. Con duro trabajo y el sudor de tu frente comerás todos los días de tu vida. Además de eso, algún día vas a morir y su cuerpo va a volver a ser tierra.”

Y Dios hizo vestidos de piel de animales para Adán y Eva, y los vistió. Entonces Dios dijo, “Ahora el hombre conoce la diferencia entre el bien y el mal. Si comen del árbol de la vida vivirán para siempre.” Por eso Dios los echó fuera del huerto de Edén donde Adán tenía que trabajar la tierra de la cual había sido formado. Después, Dios puso un ángel a la entrada del huerto con una espada ardiendo, para que nadie pudiera llegar al árbol de la vida.

Temas de Diálogo:

¿Cómo entró el pecado a este mundo perfecto que Dios había creado?
¿Cómo fue la relación entre Dios y las personas que había creado antes que ellos habían pecado?
¿Qué pasó con esa relación después del pecado?
¿Qué promesa hizo Dios al hombre y a la mujer?
¿Cómo se cubrió la desnudez de Adán y de Eva?

Related Media
Related Sermons