Faithlife Sermons

Elementos para Edificar Nuestra Profesión de Fe

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 31 views
Notes & Transcripts

Introducción

Intro. Hablar de los elementos para edificar nuestra profesión de fe tiene que ver con aquellos ingredientes que no pueden faltar. Es como cuando alguien va a preparar un pastel toma en cuenta los ingredientes o elementos indispensables para que el pastel salga bien, tales como: leche, azúcar, huevos, harina de pan, polvo de hornear, y un horno en buenas condiciones. Cualquier otra cosa es agregado, pero no indispensable.

En este pasaje Jesús muestra a sus discípulos que deben tomar una decisión respecto a la vida que desean seguir. En sus enseñanzas anteriores (Mt. 5-7), les ha presentado una vida alternativa y un estilo de vida diferente de la religión a la que estaban acostumbrados. Sin embargo, su decisión debe ir más allá de una profesión verbal que afirme aceptar la propuesta de Jesús. Ellos deben edificar sobre la fe que profesan tener.

En forma similar, Jesús habla hoy día que ser cristiano es mucho más que una profesión verbal de fe en Cristo. La decisión debe también ir más allá, es necesario edificar sobre el fundamento de nuestra profesión.

T.S. Así que basados en este pasaje quiero mostrarles hoy 4 elementos para edificar sobre nuestra profesión de fe.

1. Para edificar nuestra profesión de fe es necesario que haya voluntad propia (Mt. 7:7-8).

  • Explicar profesión verbal de fe. La profesión verbal de fe es una confesión por medio de palabras de que alguién cree en Jesucristo.
  • Voluntad propia – es la capacidad que tiene todo ser humano de decidir por algo sin ser obligado. Es decir, es una elección hecha sin presiones externas.
  • Jesús en estos versos llama la atención a sus oidores a que busquen un cambio de vida. Esto es una búsqueda voluntaria de Dios y de una vida diferente.
  • Nadie puede progresar en la vida si primero no lo desea. Igual sucede con la profesión de fe sobre Jesucristo: nadie puede edificar su fe si no desea hacerlo.

Aplicación. Como ves, ser cristiano es más que decir con tu boca que crees en Jesús. Es necesaria la voluntad propia, los deseos de superación, y el anhelo de una vida diferente. Acepta hoy el estilo de vida diferente que te ofrece Jesús.

2. Para edificar tu fe, también debes comprender que entras a un estilo de vida (Mt. 7:13-14).

  • La puerta estrecha hace referencia a la puerta del redíl o corral de las ovejas. Esto nos habla que entrar por la puerta es llegar a ser parte de la familia de Dios: la iglesia (Efe. 1:5; Stg. 1:8).
  • También la puerta nos habla especialmente de Jesús. Jesús es la única puerta de entrada a esta vida alternativa en el redíl o familia de Dios (Jn. 10:7-9; ITi.2:5). Pero también la puerta es estrecha porque hay un precio que pagar: el de la persecución. En aquel entonces, la persecusión era por reconocer a Jesús como el Mesías, no el de la religión popular, sino el de la promesa. Hoy es persecución de la familia y amigos, por no reconocer al Cristo de la religión popular, sino el que nos ofrece una vida extraordinaria.
  • Pero Jesús promete recompensar a quienes toman esta decisión – Mt. 5:11-12

Aplicación. La puerta solamente es la entrada a una vida diferente y no un lugar para quedarse estacionado. La puerta como tal nos lleva a algo más: a una vida de diferente calidad. Así que entras por medio de Jesucristo, pero le sigues hacia un estilo de vida diferente, pues Jesús no solo es la puerta pero también es el Camino (Jn. 14:6). Entra por la puerta, y sigue a Jesús.

3. Es necesaria también la disposición personal (Mt. 7:21).

  • Voluntad propia y disposición personal son dos cosas diferentes. Voluntad nos habla del deseo, y disposición nos habla de presenetarnos abiertamente a lo que venga.
  • Disposición personal en este caso tiene que ver con la sujeción dispuesta a la voluntad de Dios. Es decier, a aceptar la voluntad de Dios y no a hacer mi voluntad.
  • En este verso vemos que Jesús dice a sus seguidores que entran al reino de los cielos quienes hacen la voluntad de Dios. Lo mismo se aplica hoy día pues donde hay un reino también hay un Rey, y son súbditos del rey quienes se disponen vluntariamente a la voluntad del Rey.

Aplicación. De manera que quien se somete voluntariamente al Rey entra a ser parte del Reino. El reino de Dios está aquí. Decide hoy ser un súbdito voluntario del Rey Jesucrsito. No luches más contra la corriente. Doblega tu voluntad a la voluntad de Dios.

4. Para edificar sobre tu profesión de fe debes poner en práctica la Palabra (Mt. 7:24-27).

  • Estos versos muestran que quien no edifica sobre el fundamento adecuado, llega el momento en que su fe se viene abajo. Pero quien tiene los elementos necesarios, puede permanecer aún en medio de las más serias dificultades.

Conclusión. Si Jesús tuvo que presentar una alternativa diferente en aquel entonces es porque las personas no aprovecharon lo que hasta el momento tenían. Era necesario que practicaran lo que Dios les decía.

Hoy día no es diferente. Jesús sigue presentando una alternativa diferente porque muchas personas no han aprovechado la vida que Dios les da. Has aprovechado tu la vida que Dios te da?

Hoy el Señor te ofrece una alternativa para tu vida, pero es necesario que te dispongas voluntariamente a practicar lo que la Palabra te ha mostrado hoy. Es necesaria la voluntad propia, los deseos de superación, y el anhelo de una vida diferente. Acepta hoy el estilo de vida diferente que te ofrece Jesús.

Oremos juntos: Dios, te doy la gracias por la paciencia que has tenido conmigo. Te ruego me perdones por haber desperdiciado mi vida. Señor, necesito un cambio, quiero salir de esta vida que llevo, deseo una vida mejor: la vida que tú me ofreces.

No lucharé más, hoy voluntariamente someto mi vida al reino de Dios, y entrego mi vida en las manos de Jesucristo el Rey. Acepto el estilo de vida que ofrece Jesús, y a partir de hoy, seguiré a Jesucristo. Amen y Amen.

Related Media
Related Sermons