Faithlife Sermons

INSTRUCCIONES PARA LA BATALLA PT 2

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes
Transcript
INSTRUCCIONES PARA LA BATALLA PT 2
Buenas noches
Lo que vimos
Hoy continuaremos estudiando el libro de deuteronomio
Y anteriormente no terminamos todo el texto que estabamos viendo
Les recuerdo que fue bastante fuerte, o a mi parecer fue así
Porque vimos cosas que usualmente no queremos escuchar.
Lo primero
Dios nos enseña a ser personas que buscan la paz
Cuando hablamos de las instrucciones para la batalla, cuando nos preparamos a ir y llevar el evangelio
Lo cual es una lucha constante, nosotros luchamos por llevar a las personas a Dios
Mientras satanás lucha por llevarlos con él
en ésta lucha lo primero que debemos hacer es buscar la paz
Lo cual en muchas ocasiones no es fácil
porque para buscar la paz, muchas veces debemos humillarnos
Hay que pedir perdón aunque no tengamos la culpa
Hay que hacer todo lo posible, en cuanto depende de nosotros
Lo segundo
Dios nos enseña, que aunque buscamos la paz al mismo tiempo no debemos ser blandos
En el sentido de que debemos mostrar la verdad
No solo el amor de Dios sino también su justicia
Dios es un Dios justo y habrá castigo eterno para los que no creen en Él
Debemos hablar de su Justicia
Lo que veremos
Pienso que lo que veremos hoy es mucho más fuerte que lo que vimos la vez pasada
Espero no se enojen conmigo, pero al mismo tiempo es la palabra de Dios.
Hoy veremos que no podemos permitir el pecado en nuestra casa
Y veremos que también debemos prepararnos para el futuro.
Deuteronomio 20:10–20 RVR60
10 Cuando te acerques a una ciudad para combatirla, le intimarás la paz. 11 Y si respondiere: Paz, y te abriere, todo el pueblo que en ella fuere hallado te será tributario, y te servirá. 12 Mas si no hiciere paz contigo, y emprendiere guerra contigo, entonces la sitiarás. 13 Luego que Jehová tu Dios la entregue en tu mano, herirás a todo varón suyo a filo de espada. 14 Solamente las mujeres y los niños, y los animales, y todo lo que haya en la ciudad, todo su botín tomarás para ti; y comerás del botín de tus enemigos, los cuales Jehová tu Dios te entregó. 15 Así harás a todas las ciudades que estén muy lejos de ti, que no sean de las ciudades de estas naciones. 16 Pero de las ciudades de estos pueblos que Jehová tu Dios te da por heredad, ninguna persona dejarás con vida, 17 sino que los destruirás completamente: al heteo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, como Jehová tu Dios te ha mandado; 18 para que no os enseñen a hacer según todas sus abominaciones que ellos han hecho para sus dioses, y pequéis contra Jehová vuestro Dios. 19 Cuando sities a alguna ciudad, peleando contra ella muchos días para tomarla, no destruirás sus árboles metiendo hacha en ellos, porque de ellos podrás comer; y no los talarás, porque el árbol del campo no es hombre para venir contra ti en el sitio. 20 Mas el árbol que sepas que no lleva fruto, podrás destruirlo y talarlo, para construir baluarte contra la ciudad que te hace la guerra, hasta sojuzgarla.

NO PERMITIENDO EL PECADO EN NUESTRA CASA

Deuteronomio 20:16–17 RVR60
16 Pero de las ciudades de estos pueblos que Jehová tu Dios te da por heredad, ninguna persona dejarás con vida, 17 sino que los destruirás completamente: al heteo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, como Jehová tu Dios te ha mandado;
Al leer esto podremos ver algo muy fuerte
¿Por qué Dios hace poco decía que debía dar un tratado de paz? ¿Pero por qué ahora pide que destruya a todas esas personas?
¿Qué pasó?
Primero recordemos que éste es el justo juicio de Dios, Él fue quien decidió
Segundo
Deuteronomio 20:18 RVR60
18 para que no os enseñen a hacer según todas sus abominaciones que ellos han hecho para sus dioses, y pequéis contra Jehová vuestro Dios.
Debemos saber que Israel iba para su casa, para el lugar que Dios había preparado para ellos.
Y ellos no podían permitir el pecado en su propia casa
Si los dejaban con vida, iban a aprender a hacer sus abominaciones
Ellos no estaban siguiendo al Dios verdadero, ellos no estaban obedeciendo al Creador.
Ellos seguían otros dioses, los cuales si miramos la historia, hacían cosas horribles
Dios no quería que Israel participara de todo esto.
No quería que fueran participantes de su pecado
Por eso lo correcto era acabar con todos ellos
Éste era el momento del justo juicio para ellos
Ellos tuvieron oportunidad de creer, de confiar en el Dios verdadero
Dios siempre da oportunidad.
Pero ya era tiempo de Juicio.
Nosotros no podemos permitir el pecado en nuestra casa.
Debemos ser personas firmes.
Si eres padre o madre, debes ser firme con tus hijos
No puedes permitir que estén en pecado
Y tal pecado puede ser fornicación, mentiras, robo, etc.
Debes ser firme y no permitir el pecado.
Y si hay pecado, debes destruirlo.
Si nos damos cuenta, Jesús a todo lugar que iba, mostraba su amor, mostraba paz, mostraba las consecuencias del pecado y lo que sucedería si no le seguían, si no confiaban en Él.
Pero cuando Jesús llegó a Jerusalén, al templo, Él no permitió el pecado
No permitió que hicieran lo indebido en el templo
Mateo 21:12–13 RVR60
12 Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; 13 y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.
Jesús dejó muy en claro que lo que estaban haciendo no estaba bien.
Jesús no permitió que vendieran en el templo
Él templo fue hecho para adorar a Dios, para trabajar para su obra, no para hacer negocios
Jesús no permitió que profanaran el templo
Debían tratarlo con respeto.
Así mismo debemos hacer con nuestros hogares
Déjame decirte que esto es una guerra muy grande, la cual debemos de luchar para ganarla
Afuera en el mundo, nuestros hijos aprenderán muchas cosa que no son debidas
Satanás está acechando, queriendo que tu hijo no vaya a Dios, queriendo llevar a la perdición a todos
Nosotros como creyentes tenemos la responsabilidad de llevar a nuestros hijos
Una vez salgan de casa es diferente, pero mientras estén en tu casa, son tus reglas y entre esas reglas no puedes permitir el pecado.
Y quiero llevarte a un versículo, que cuando lo leí por primera vez me pareció super fuerte
Tanto que yo dije: ¿Tan grave es el asunto?
Un versículo que me abrió los ojos.
Habla del tropiezo
Sabemos que van a ver tropiezos, van a ver momentos que vamos a chocar con una piedra y vamos a caer.
Pero ¿De quién proviene éste tropiezo?
Lucas 17:1–2 RVR60
1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! 2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos.
La palabra dice: Aquel que es piedra de tropiezo, es mejor que se le ate a una piedra de molino y sea lanzado al mar.
¿No crees que esto es muy fuerte?
¿Qué sucede con la persona que es lanzada al mar con una piedra de molino atada en el cuello?
No creo que sobreviva
Tampoco creo que sea un castigo liviano.
Ésta es la gravedad del asunto si somos piedra de tropiezo
Si permitimos que haya pecado en nuestra casa, podemos llegar a ser piedra de tropiezo
Ejemplo
Sabemos que biblicamente el alcohol no es malo, lo que es malo es el embriagarse
Puede que tu digas, yo me se controlar, no tengo problema con ésto, de vez en cuando tomo una copa y ya está
De hecho vemos como Pablo le dice a Timoteo que tome un poco de vino por causa de su estomago, para que se mejore
Así que podemos pensar, tengo una botella en mi casa y no hay problema
Pero no todos van a pensar lo mismo que tu
¿Qué pasa si tu hijo toma esa botella y se embriaga?
Cometió pecado en ese momento
Y digamos que luego cae en la adicción
¿Quién ayudó a que cayera?
O digamos que tu mismo, tuviste un muy mal día, y llegaste a tu casa cansado, estresado y desanimado, llegas y ves esa botella, la tomas y te embriagas
Tu mismo estas siendo piedra de tropiezo para ti mismo.
Por eso es mejor evitar y ni siquiera tener una sola botella de alcohol, por más que pienses que te puedes controlar
Les traigo éste ejemplo porque ya a ocurrido en el pasado.
No podemos permitir el pecado en nuestra casa
¿Qué es lo que debemos hacer si vemos que hay pecado en nuestra casa?
Lucas 17:3–4 RVR60
3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. 4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.
Reprender
Debemos aprender a corregir, debemos hacerles entender que están haciendo mal
Nadie más va a luchar esa batalla por ti, no puedes esperar que la sociedad u otra persona le corrija
Dios está allí ayudando, Él nos reprende, pero Él te a puesto a ti sobre tu familia para que tu seas quien corrija.
Puede que se enojen contigo, que te llamen anticuado
Pero no puedes permitir el pecado
Como Cristiano, como creyente, puede que estés luchando por tratar de ir y llevar la salvación afuera, llevando el evangelio en el lugar de tu trabajo
Pero ¿Qué pasa con los de tú propia casa?
¿Hijos, abuelos, padres, tíos, primos, etc.?
¿No vas a luchas por ellos también?
Satanás quiere arrastrarlos con Él ¿Qué vas a hacer por ellos?
Perdonarles
Si se han arrepentido de su mal hacer, debes perdonar
Si vuelven a pecar y vuelve a arrepentirse debes volver a perdonar
Pero al mismo tiempo no debes permitir pecado en tu propia casa.
¿ Permites el pecado en tu casa?
¿Fornicación, adulterio, robo, mentira, engaño?
¿Reprendes cuando hacen mal, enseñas que no está bien?

PLANEAR PARA FUTURO

Deuteronomio 20:19–20 RVR60
19 Cuando sities a alguna ciudad, peleando contra ella muchos días para tomarla, no destruirás sus árboles metiendo hacha en ellos, porque de ellos podrás comer; y no los talarás, porque el árbol del campo no es hombre para venir contra ti en el sitio. 20 Mas el árbol que sepas que no lleva fruto, podrás destruirlo y talarlo, para construir baluarte contra la ciudad que te hace la guerra, hasta sojuzgarla.
Primero debemos entender que es lo que iba a suceder
Israel iba a una ciudad lejana
Iba en son de paz, y digamos que ellos no aceptaron la paz
Pero entonces tampoco fue fácil ir contra ella
¿Qué es lo que se debe hacer?
Prepararse para lo que va a venir
Anteriormente cuando se luchaba contra otra ciudad y la sitiaban o la asediaban lo cual significa poner un cerco, aislarlos, para lograr su rendición
Esto con el fin de que no pudieran salir del lugar ni tampoco pudiera entrar nada
Comida, recursos, etc.
Y esto podía durar días como años
Israel debía estar preparado
Estaba lejos de su ciudad y en algún momento se les acabarían los recursos
Así que Dios les dice lo siguiente
Deben prepararse para el futuro, deben usar de manera correcta lo que les doy a disposición
Los arboles que no dan frutos, úsenlos para construir baluarte, que es una especie de fortificación para resistir
Y los arboles quedan alimento, úsenlos para comer, sin comida, no podrían continuar.
Y quien ganaría la batalla serían los otros.
Así que en otras palabras les mandaba a usar bien la cabeza, a planear de la manera correcta, a usar los recursos que Dios da.
Así mismo debemos hacer nosotros.
Debemos prepararnos para lo que sabremos que vendrá
Y usar los recursos que Dios da de la manera correcta, aprovechándolos al máximo
Debemos prepararnos para cualquier situación
Así que miremos esto con más detalle
Ellos debían usar arboles que daban frutos para alimentarse y seguir con más fuerzas
Los otros arboles eran para protegerse y más probable de su madera también podían sacar para hacer armamento
Quiero hacerte una pregunta
¿Qué tenemos nosotros similar a esto?
¿Qué tenemos para alimentarnos? ¿Qué tenemos para protegernos? ¿Qué tenemos para atacar?
Además del poder de Dios, de tenerlo a Él para ayudarnos, además de que Él esté de nuestro lado
Dios nos ha dejado su palabra
Vamos a empezar con el ataque
Hebreos 4:12 RVR60
12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
Es nuestro alimento
2 Timoteo 3:16–17 RVR60
16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
También está Mateo 4:4
Mateo 4:4 RVR60
4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Por último nuestro escudo, nuestro baluarte es Dios
Salmo 18:2 RVR60
2 Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.
Su palabra es la que nos ayuda a llegar a poner nuestra necesidad en Dios
Así que la manera para prepararnos para el futuro es conociendo su palabra
Leyendola y memorizando versos que nos van a ayudar
Tanto para protegernos, como para alimentar y como para atacar.
Saber que decir en cada situación
Su palabra nos ayuda
Pero debemos prepararnos para el futuro, debemos planear
Un soldado no se hace más fuerte quedandose dormido en cama
Un soldado se hace más fuerte levantandose temprano todos los días a entrenar
Y no siempre entrena lo mismo
Hay varias habilidades que debe mejorar
Su puntería para dar en el blanco
Su fuerza
Su resistencia
Nosotros también debemos entrenar cada día
Especialmente que luchamos contra el enemigo más mortal
Contra satanás que quiere llevarse a todos al infierno.
Así que debemos prepararnos para el futuro
Saber que hacer en cada situación y saber qué dice la palabra de Dios.
Conclusión
Dios nos da instrucciones para la batalla y son claras
Nos ayuda a saber qué hacer y como hacerlo
Debemos buscar la paz, no ser personas rencorosas, sino personas que quieren la paz con toda persona
Debemos ser personas que no son blandas
Personas que muestran la verdad tal y como es
No tratar de esconder las consecuencias
Al mismo tiempo debemos ser personas firmes
Personas que no permiten el pecado en su propia casa
Y también personas preparadas
Que leen la palabra de Dios cada día y cada día está más preparada para salir a la batalla
¿Qué tan listo estás para la batalla?
¿Estás dispuesto a seguir las instrucciones de Dios?
Si es así, lo qué más debes seguir es leer su palabra
Es la que te alimenta a diario, es la que te da protección y es tu espada para atacar
Pero al mismo tiempo no olvides hacer todo lo posible, en cuanto depende de ti, estar en paz con toda persona
Y no olvides mostrar la justicia de Dios
Las consecuencias del pecado
Y procura luchar principalmente por tu familia
Dios te ha puesto a ti para que lo hagas, nadie más va a preocuparse por ellos como lo puedes llegar a hacer tu.
¿Estás listo para la batalla?
Si no es así es momento que te empieces a preparar.
Nunca es suficientemente tarde para empezar, ni nunca es suficientemente temprano
El tiempo es ahora.
Related Media
Related Sermons