Faithlife Sermons

"Desde el principio del año hasta el fin" - Serie Cómo comenzar el año 01

Cómo comenzar el año  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  47:42
0 ratings
· 57 views
Files
Notes
Transcript

INTRODUCCIÓN

¿Alguien sabe qué fecha es hoy?
Se nota que lo saben, porque todos parecen estar cansados.
Espero ser más breve hoy.
Generalmente al inicio del año tenemos grandes expectativas de lo que puede ser el año que iniciamos.
Me gusta el fin de año, puedo pararme el 31 de diciembre, mirar hacia atrás y ver cómo el Señor ha sido bueno.
¿Has analizado o visto el año que ha pasado?
El Señor ha sido muy bueno. Siempre esa es mi conclusión.
Te comparto cómo ha sido mi análisis del año 2022 en cosas que son comunes para todos.
En el trabajo me ha bendecido mucho más de lo que imaginaba.
En el ministerio, veo que el 2022 aún con grandes desafíos y dificultades ha sido un año bendecido para la iglesia, hubo crecimiento en muchas áreas. Sobre todo se ha iniciado los discipulados.
Tenemos una iglesia realmente preciosa.
Salud, hemos sido impactados en la casa con el COVID, al cuál estábamos evitando.
En mi matrimonio, tuvimos el primer viaje juntos en ya casi 5 años, viaje aunque de dos días, pero me gustó mucho.
En mi familia, tuvimos la operación sorpresiva del corazón de mi hijita. Esto nos impactó mucho, en todos sentidos, en ánimo, en dificultades por enfrentar, nos impactó económicamente, en días de hospital.
No comprendía que es “..que el tiempo pase más lento”, matemáticamente esto no es posible. Pero cuando nuestra hijita estaba en terapia intensiva cada segundo o minuto parecía ser mucho más largo del normal.
Pero aún en todas las dificultades, el Señor ha sido bueno.
No quiere decir que en un año bueno, no vendrán dificultades, pueden repetirse en el 2023, pero el Señor no ha dejado de mostrar su gracia.
Es que la gracia del Señor no se manifiesta en que ganes o pierdas un empleo. Ganes o pierdas a un ser amado, aunque suena fuerte.
La gracia del Señor se manifiesta en que puedes tener PAZ y ESPERANZA porque ÉL TE HA DADO PROPÓSITOS DE ETERNIDAD, y estos están en Su Hijo Jesucristo.
Realmente la verdad del evangelio, es la que nos ha sustentado este año 2022.
Entonces puedes enfrentas todo esto con PROPÓSITOS DE ETERNIDAD, y ves el amor de Dios haciéndote parte de Su Eternidad, esto es maravilloso.
¿Has analizado tu año 2022? Con seguridad de que tenemos mucho que dar gracias al Señor.
Eso fue el 2022, mirando hacia atrás. Pero como siempre, el año que se inicia es desconocido.
Esto puede ser emocionante o puede al contrario causar incertidumbre en muchas personas y ansiedad en otras.
Tal vez muchos se han propuesto metas para el 2023 para la vida laboral, para la vida familiar, para algún emprendimiento, para algún estudio, posgrado, tal vez te gustaría en este año adquirir un bien para ti o tu familia, hacer un viaje, culminar una parte de tu vida, un estudio, trabajar más comprometidamente en el ministerio, en la iglesia. ¿Que será lo que tiene para nosotros el Señor en la iglesia?
Ciertamente no podemos saber lo que vendrá, pero el Señor SÍ tiene en Su Palabra aliento en cómo vivir o enfrentar un año desconocido.

DESARROLLO Dt 11.1-12.

Había un pueblo que al igual que nosotros también tenía incertidumbre, ansiedad, mucha ansiedad. Este era el pueblo de Israel.
Dios había escogido a Abraham para formar un pueblo, un pueblo especial y con propósitos y siempre vivieron con la promesa de Dios desde Abraham de que tendrían una tierra para ellos.
No fue la más importante promesa, porque la principal era la bendición por causa de un descendiente, Jesucristo. Pero era parte de las promesas de Dios la tierra donde vivirían.
Así que siempre esto estuvo en sus mentes, también les causaba incertidumbre de cuándo ocurriría todo eso. Porque terminaron de esclavos en Egipto y todo parecía estar más lejano.
Luego fueron sacados de Egipto por Dios a través de Moisés y comenzaba el viaje hacia la tierra prometida.
¡Pero qué complicado era ese viaje!
No eran muchos kilómetros. 700 Km aproximadamente en línea recta, y como 1.300 Km en ruta de viaje.
Jacob cuando fue de su tierra a Gosén, recorrió casi la mitad de esa distancia y lo hizo al parecer en varias semanas.
El pueblo de Israel, tardó más de 40 años. Fue un viaje complicado por causa de su rebeldía contra el Señor.
Así que ¡Cómo costaba llegar a esa tierra! ¡como anhelaban, como era el sueño, pero también la frustración y la incertidumbre!
¡Pero por fin, después de 40 años, habían llegado a la ORILLA de la tierra prometida!
Y aunque Moisés no va a entrar, empieza a prepararles!
Lo primero que hace es recordar lo que está en la mente de todos ellos, la promesa de Dios sobre esa tierra :
Deuteronomio 1:5–8 RVR60
5 De este lado del Jordán, en tierra de Moab, resolvió Moisés declarar esta ley, diciendo: 6 Jehová nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: Habéis estado bastante tiempo en este monte. 7 Volveos e id al monte del amorreo y a todas sus comarcas, en el Arabá, en el monte, en los valles, en el Neguev, y junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo, y al Líbano, hasta el gran río, el río Eufrates. 8 Mirad, yo os he entregado la tierra; entrad y poseed la tierra que Jehová juró a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, que les daría a ellos y a su descendencia después de ellos.
¡Por fin van a pasar a la tierra prometida!
Ha muerto una generación de ellos por rebeldes, pero hay una nueva que va a entrar. ¡Que emocionante debe ser todo ello!
El pueblo de Israel está ante una situación nueva, emocionante, que había causado incertidumbre, así como nosotros estamos parados en un año nuevo que va a comenzar, y fíjense lo que Dios les va a decir, ¡Esto es maravilloso!:
Deuteronomio 11:11–12 RVR60
11 La tierra a la cual pasáis para tomarla es tierra de montes y de vegas, que bebe las aguas de la lluvia del cielo;12 tierra de la cual Jehová tu Dios cuida; siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin.
Y la promesa de Dios era que ÉL iba a estar con Su presencia, sus ojos puestos sobre la tierra que ÉL cuidaba, y más que “tierra, arena o piedras”, estaba hablando de Su pueblo que iba a estar en Ella.
Dios iba a poner sus ojos sobre ellos, desde el PRINCIPIO del AÑO, hasta el FIN del mismo.
Fíjense como Dios había respondido ante la espera, incertidumbre, ansiedad y la emoción de lo desconocido, diciendo que ÉL ESTARÍA SOBRE ELLOS, desde el principio del año hasta el fin.
¿No necesitamos lo mismo el día de hoy?
¡Ojalá pudiera comprender esto para mí!
¡EL SOBERANO DEL UNIVERSO, PONDRÁ SUS OJOS SOBRE LOS SUYOS!, LO HARÁ SOBRE MÍ! SOBRE LO QUE YO HAGA, DIGA O PIENSE, PONDRÁ SUS OJOS SOBRE MÍ, DESDE EL PRINCIPIO DEL AÑO HASTA EL FIN!
¡Que hermosa promesa de Dios ante la incertidumbre de lo nuevo o desconocido!
Pero ahora, ¡No quiero darte malas noticias! Sino que quiero encaminarte a la que realmente es buena!
Porque el momento que tomes este versículo o promesa a Israel, y la agarres para sustentar todos tus sueños y anhelos para el años 2023, vas a estar totalmente equivocado, y vas a terminar frustrado.
Porque esta promesa fue dada a Israel en un tiempo especial, con propósitos especiales y en un contexto particular.
Y no quiere decir que nosotros no seamos especiales, sino que al contrario, somos igual de especiales para el Señor, pero debemos comprender este versículo a la luz de su propio contexto y extrayendo los principios inmutables del carácter del Señor.
Lo voy a decir de nuevo: Hay Principios de la Palabra, que revelan el carácter de Dios mostrados en Su relación con Su Pueblo Israel, que se pueden aplicar a nosotros por el carácter inmutable de Dios, que son aplicables para nosotros y en estos tiempos de Su pueblo o Nación Santa que es La Iglesia.
Lo que no ha cambiado y absolutamente cierto es que el SEÑOR del Universo, que me ha adoptado como hijo, y sí pone Sus ojos sobre mí desde el principio del año hasta el fin.
Y HOY ES EL PRINCIPIO DEL AÑO!
Entonces ¿Cómo podría entender el pasaje precioso y el carácter inmutable de Dios para mi vida y sobre todo este nuevo año que comienza hoy el día 01 de enero de 2023?
Vamos a ir al contexto del pasaje, unos versículos antes para comprender todo esto.
Deuteronomio 11:1 RVR60
1 Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos, todos los días.
Lo primero que vemos es que:
La promesa del Señor de cuidar de ellos y poner sus ojos sobre ellos y la tierra, desde PRINCIPIO de año hasta el FIN del mismo, no era una licencia para hacer todo lo que ellos querían.
No podían estar lejos del propósito de Creador para sus vidas.
No se trataba de complacer o cumplir todo lo que el hombre quería, sino de que tengan una verdadera comunión con el Señor.
Deben amar al Señor, a Jehová el Señor, guardar Sus mandamientos, Su Palabra, honrarla, TODOS LOS DÍAS.
No deberíamos empezar un año sin esta gran verdad y necesidad. No es un ámate a ti mismo y todos tus sueños, sino un ama al Señor y guarda sus ordenanzas.
Deuteronomio 11:2 RVR60
2 Y comprended hoy, porque no hablo con vuestros hijos que no han sabido ni visto el castigo de Jehová vuestro Dios, su grandeza, su mano poderosa, y su brazo extendido,
Moisés estaba hablando a personas que habían visto obrar al Señor y no a los pequeños que aún no conocían Sus obras.
De Principio del año a fin, no debían olvidar que el Señor es un Dios que también castiga.
¡Es Santo y Justo y claro que lo va a hacer!
No debían olvidar la Grandeza y la mano poderosa y su brazo extendido que se manifestó de forma especial al pueblo de Israel.
¿Y no hemos visto nosotros la grandeza de Dios y su mano poderosa en nuestras vidas? ¿No hemos visto su protección y cómo él nos ha guardado en este año pasado pero también a lo largo de nuestras vidas?
Si supieses que en Cristo Jesús hemos visto aún mayores cosas que el pueblo de Israel.
Deuteronomio 11:3–5 RVR60
3 y sus señales, y sus obras que hizo en medio de Egipto a Faraón rey de Egipto, y a toda su tierra;4 y lo que hizo al ejército de Egipto, a sus caballos y a sus carros; cómo precipitó las aguas del Mar Rojo sobre ellos, cuando venían tras vosotros, y Jehová los destruyó hasta hoy; 5 y lo que ha hecho con vosotros en el desierto, hasta que habéis llegado a este lugar;
No debían olvidar en la nueva tierra que El Señor invisible había dado señales visibles a Israel en medio de Egipto.
Los había rescatado de la esclavitud y los guardó y encaminó hacia la tierra prometida.
Pese a la desobediencia y rebeldía de una generación, Él se mantuvo fiel a la promesa de la tierra que estaban a punto de tomar o entrar.
No debemos olvidar este nuevo año que el Señor Invisible nos ha dado señales visibles, y a diferencia de Israel, muchos vieron cómo Dios se hizo carne y habitó entre las personas, a ese Cristo nosotros también conoceremos y tocaremos sus manos perforadas.
Él nos libró de la esclavitud del pecado y nos encamina hacia una vida con Él.
Deuteronomio 11:6 RVR60
6 y lo que hizo con Datán y Abiram, hijos de Eliab hijo de Rubén; cómo abrió su boca la tierra, y los tragó con sus familias, sus tiendas, y todo su ganado, en medio de todo Israel.
Tampoco debían olvidar en ese nuevo inicio en la tierra prometida, que Dios castiga la rebeldía.
El Señor abrió la tierra (Nm 16) y la tierra se tragó a Datán, Abiram y a sus familias, cuando rebelaron contra Moisés.
El Señor se desagrada con la oposición deliberada a Su Palabra.
Israel iba a alcanzar la tierra prometida e iban a estar bajo los ojos de Dios desde principio de año hasta el final, pero no lo alcanzaron los rebeldes.
¡Cuánto podríamos aprender de esto para tener un año fructífero! y no tener corazones rebeldes a Su Palabra.
Deuteronomio 11:7–8 RVR60
7 Mas vuestros ojos han visto todas las grandes obras que Jehová ha hecho. 8 Guardad, pues, todos los mandamientos que yo os prescribo hoy, para que seáis fortalecidos, y entréis y poseáis la tierra a la cual pasáis para tomarla;
Dios los había sacado de esclavitud, había abierto el mar para que pasen y escapen de los egipcios, les había provisto de pan o “maná” en el desierto, había abierto las fuentes de aguas de la roca para saciar su sed, les alumbraba con una columna de fuego en las noches y Su presencia estaba con Su pueblo.
Ellos habían visto todas estas grandes obras de Dios.
El Señor antes de entrar en la tierra les manda a guardar los mandamientos que les ha dado.
Si querían tener una estadía bendecida en la tierra y ser fortalecidos, debían guardar los mandamientos de Dios.
¿Sabes? Esperamos un año mejor que el anterior, pero a veces no nos proponemos honrar más al Señor que el año anterior. ¿Te has propuesto este año, dar Gloria al Rey de Gloria guardando Su Palabra?
¿Acaso es poco cómo el Señor también nos ha sacado de la esclavitud del pecado?
Deuteronomio 11:9 RVR60
9 y para que os sean prolongados los días sobre la tierra, de la cual juró Jehová a vuestros padres, que había de darla a ellos y a su descendencia, tierra que fluye leche y miel.
Y el Señor iba a guardar la vida de aquellos sobre quienes ponía sus ojos.
Israel podía estar enfrentando a muchos enemigos, pero la extensión de sus días no dependía de las armas de los enemigos, sino de Quien los sustentaba. No entendió bien el pueblo esto y muchos cayeron en aquellas batallas.
Les daría la tierra prometida a Abraham, una tierra de bendición, abundancia, pero mayormente donde ellos podrían asentarse y SEGUIR viviendo en dependencia del Señor.
La tierra o promesa de tierra no venía a suplantar a Dios. Él mismo seguiría cubriendo sus necesidades en aquella tierra.
Todo de la tierra prometida, la leche y miel no era un FIN en sí mismo, solo un canal de la misma dependencia en el Señor.
Si pudiésemos comprender que cualquier situación de bendición en este nuevo año debería ser para seguir en dependencia del Señor y no un fin en sí mismo. Entonces dejaríamos de soñar y aferrarnos a cosas que queremos el 2023, y que las hemos hecho más importantes aunque vayan a desestabilizar nuestra comunión con el Señor.
Deuteronomio 11:10–11 RVR60
10 La tierra a la cual entras para tomarla no es como la tierra de Egipto de donde habéis salido, donde sembrabas tu semilla, y regabas con tu pie, como huerto de hortaliza.11 La tierra a la cual pasáis para tomarla es tierra de montes y de vegas, que bebe las aguas de la lluvia del cielo;
Dios les daba algo con lo cuál no tendrían que anhelar nada de lo que dejaban atrás.
¿Qué se podría comparar al sustento del Señor, que fuera de provisión, te da verdadera paz y una comunión con ÉL por la eternidad?
Egipto no se comparaba, el Señor podía satisfacer las necesidades de Su pueblo en una tierra preparada para ellos.
No sabemos lo que viene del 2023, es igual nuevo, al igual que la tierra para los israelitas. Pero si pones una verdadera fe en el Señor, te darías cuenta que no requieres nada que Egipto o el mundo pueda ofrecerte. Él si puede saciarnos y llenarnos de Su verdadera paz en las situaciones buenas o malas.
Y ES ASÍ, Y SOLO ASÍ, que llegamos al versículo principal:
Ahora sí podemos entenderlo.
Deuteronomio 11:12 RVR60
12 tierra de la cual Jehová tu Dios cuida; siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin.
Y donde Dios los llevaba, Dios los cuidaría.
De ahí es de donde sale la frase muy conocida “..Que si Dios te está llamando a cierto lugar, Él va a proveer.”
Y si te soltaras a las manos de Cristo en este año, entonces también verías cómo él haría en tu vida, proveería para tí, donde Él te lleve.
Los ojos de Jehová tu Dios estarían sobre Su Pueblo, de día y de noche.
La RESPUESTA de Dios ante lo INCIERTO y las distintas emociones que pueden venir en ese nuevo periodo del pueblo de Israel es que ÉL va a estar sobre ellos.
¿Hay incertidumbre en tu vida por el mañana? ¿Porp este año en trabajo, salud, familia, planes, iglesia, ministerio? ÉL TIENE UNA RESPUESTA. Y no te dice Qué es lo que hará, pero dice que Sus ojos estarán sobre los suyos.
Y la promesa para Su pueblo era para Siempre, para todo el tiempo.
Desde el Principio del Año hasta el fin del mismo.

MEDITEMOS EN LA PALABRA

¿No sería maravilloso tener un año así?
¿No sería maravilloso empezar un año así?
Porque hoy es el inicio del año y ÉL también está aquí.
Y al igual que hace muchos años donde se desarrolló el texto bíblico:
Su presencia está aquí, no Ha cambiado en nada. Es inmutable.
ÉL NO ABANDONÓ A LOS SUYOS. Nunca nos abandona. No los menosprecia y no los tiene por poco.
ÉL SI AMA DE VERDAD. Entrega los más precioso que tiene, a Su Hijo Jesucristo por amor a nosotros, para que a través de la fe y el arrepentimiento, TAMBIÉN SEAMOS PUEBLO SUYO, y TAMBIÉN SUS OJOS ESTÉN SOBRE NOSOTROS DESDE EL PRINCIPIO DE AÑO HASTA EL FIN.
Pero una vez más, no vayas a confundir a Dios con Un Ser que quiere darte todo cuanto quieras, cómo lo quieras, en el tiempo que lo quieras.
No vayas a confundir al Señor con un siervo tuyo.
ÉL HA HECHO OBRAS MARAVILLOSAS para que sepamos QUIÉN ES ÉL. SU PALABRA NOS DICE QUIÉN ES ÉL.
ÉL ES SEÑOR.
ÉL ES SALVADOR.
ÉL ES DIGNO DE LA RENUNCIA de mis deseos para vivir bajo Sus propósitos.
ÉL ES DIGNO de entregarle todo cuanto soy o cuanto anhelo, para que como el ALFARERO pueda hacer y rehacer, y entonces darnos VIDA VERDADERA.
ÉL TIENE PROPÓSITOS DE ETERNIDAD PARA NOSOTROS.
No confundas a Dios que se Ha revelado en las Escrituras.
Dt 11.12, sí dice que Dios puede cuidar y poner Sus ojos sobre los suyos desde el primer día del año hasta el último, pero lo hace con propósitos, nos exhorta a:
Amar al Señor desde hoy hasta el final del año.
Guarda sus mandamientos, estatutos, honra Su Palabra.
Ese es el corazón que necesitamos este año.
Salmo 119:5 RVR60
5 ¡Ojalá fuesen ordenados mis caminos Para guardar tus estatutos!
También somos exhortados en este año a NO OLVIDAR las obras de Dios.
Israel fue exhortado a no olvidar aún el castigo por la rebeldía.
No debemos olvidar que Él espera que andemos en Su camino, pero que también estará listo para disciplinar a los suyos.
También somos exhortados a saber que ÉL puede satisfacer o saciar plenamente las necesidades espirituales, emocionales y aún las materiales.
Israel no necesitaba nada de Egipto ni de otros pueblos.
No hay nada en el mundo que va a satisfacer las necesidades más que lo que el Señor puede hacerlo.
También somos exhortados a guardar sus mandamientos, porque estos fortalecen para afrontar lo incierto o desconocido, y también alargan la vida.
Es que esta es la respuesta del Señor a lo desconocido que viene.
Él Sí sabe lo que viene. Nosotros no. Pero sabemos que sea lo que venga, debemos guardar Sus mandamientos, solo en esto podremos ser fuertes.
Y a los suyos, Él nos exhorta a saber que ÉL ESTARÁ SOBRE NOSOTROS, DESDE EL PRINCIPIO DEL AÑO HASTA EL FIN.
Mientras tenemos comunión con Él y hacemos Su voluntad: Discípulos.
Pero realmente, somos más afortunados que los mismos Israelitas de ese tiempo.
Ellos no tenían la revelación completa de las Escrituras que tú y yo tenemos el día de hoy, al inicio de este año. Y cuando la tuvieron muchos la rechazaron.
Si bien la tierra prometida era una promesa importante, era una más de las promesas de Dios para Israel, pero no la más importa o especial.
La promesa principal hecha por Dios Trino, era que un descendiente de Israel, iba a llegar un día y este descendiente iba a ser Rey y Sacerdote eterno.
La promesa principal venía por el descendiente de Israel que tenía que ser Señor mismo, y solo podía ser en la persona del Hijo de Dios, que se encarnó. JESUCRISTO.
Jesucristo es el cumplimiento de la promesa más grande de Dios a Israel y al mundo.
Vino a ocupar nuestro lugar de condenación, pagando sobre su cuerpo en la cruz del calvario.
Si no podemos olvidar algo en AÑO NUEVO, es justamente la OBRA MÁS GRANDE DE DIOS, que es el sacrificio y la entrega de JESUCRISTO en la cruz, donde el ETERNO pone su vida por los pecadores.
ÉL viene a pagar por nuestras culpas y maldades, todas las que hemos acumulado en TODO EL AÑO y en nuestra vida. Y con el derramamiento de Su Sangre, la entrega de Su vida, Él expía o quita el pecado, pagándolo Él mismo.
Lo único que se requiere es FE en Jesucristo, CREER EN ÉL, como el enviado del CIELO y el cumplimiento de las promesas de Dios para ser sustituyo tuyo en la cruz. Y arrepentirte de Tus pecados porque ÉL viene a pagar justamente por ellos.
Y por la fe ÉL GARANTIZA UN NUEVO NACIMIENTO.
Pero, no solo garantiza un nuevo nacimiento, sino que VIENE a SER el cumplimiento PERFECTO de TODAS LAS PROMESAS DE DIOS. Aún de la misma que hemos estudiado hoy.
Porque ÉL es el cumplimiento específico de que ESTÁ CON NOSOTROS todos los días. Y no solamente hasta el fin del año, sino hasta el fin del mundo.
Mateo 28:20 RVR60
20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
Y solo por Jesucristo podemos entonces empezar un año con la seguridad de la ETERNIDAD.
La revelación completa, ya nos ha mostrado los propósitos verdaderos de por qué ÉL nos guarda o pone los ojos sobre los suyos, y esto es porque NOS MIRA PENSANDO EN LA ETERNIDAD.
Juan 14:2–4 RVR60
2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.
Y ya no solamente estaremos bajo sus ojos, sino estaremos con ÉL MISMO.
Esta es la respuesta de Dios, ante la incertidumbre de lo desconocido.
Vamos a terminar nuestra serie cortita de inicio de año el siguiente domingo.

CONCLUSIÓN

Puede ser un año desconocido. No sabemos lo que sucederá. Puede haber hasta incertidumbre, pero esta debe calmarse cuando comprendamos que el Señor estará con los suyos desde el PRINCIPIO DEL AÑO HASTA EL FIN DEL MISMO y en Jesucristo, todos los días hasta el fin del mundo, y luego del mismo, por siempre por toda la eternidad.
Vamos a dar gracias a nuestro buen Dios.
Related Media
Related Sermons