Faithlife Sermons

La Caridad no tiene envidia

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes
Transcript
Handout
Handout
1 Corintios 13:1–4 RVG
Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo caridad, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese el don de profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia; y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo caridad, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo caridad, de nada me sirve. La caridad es sufrida, es benigna; La caridad no tiene envidia, la caridad no es jactanciosa, no se envanece;
Introducción
Hoy vamos a continuar nuestro estudio de la caridad y 1 Corintios 13.
Recordamos un poco de lo que hemos aprendido.
A. Sin la caridad…sin el amor el uno para el otro…todo el resto de lo que hacemos es en vano.
B. Los perdidos reconocen que somos creyentes por medio de nuestro amor.
C. El amor el uno por el otro es una evidencia que somos salvos.
D. El amar el uno al otro es la ley real y es como cumplimos toda la ley en un mandamiento.
Hemos visto estos versículos en Galatas y Santiago…mira uno mas en 1 Timoteo.
1 Timoteo 1:5 RVG
Pues el fin del mandamiento es el amor de corazón puro, y de buena conciencia, y de fe no fingida,
E. No se puede amar a Dios y no amar a su hermano…los dos son conectados.
Todo esto aprendimos en los mensajes de los últimos dos semanas.
Permitame añadir unas cosas más para esta semana…cosas importantes acerca de la caridad.

A. Debemos hacer todo con caridad.

1 Corintios 16:14 RVG
Todas vuestras cosas sean hechas con amor.
La Biblia nos manda hacer todo para la gloria de Dios pero también somos mandados hacer todo con amor o sea con la caridad.
Lo que estamos aprendiendo en estos mensajes deben gobernar todas nuestras vidas y todo aspecto de nuestras vidas.
En cara area de nuestra vida debemos mostrar caridad.

B. La caridad es el aceite de la unidad en la iglesia

1 Pedro 4:8 RVG
Y sobre todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.
Ejemplo: Un motor puede soportar la fricción por causa de su aceite. Cuando no hay aceite, el motor va a dañarse.
Es lo mismo con la caridad.
Podemos soportar el uno al otro, perdonar el uno al otro, tener paciencia con el uno al otro solo por medio de la caridad.
Cuando haya caridad…haya unidad.
Cuando no haya caridad…tampoco puede existir la unidad.
Por esto la Biblia nos manda tener amor ferviente entre nosotros.
Porque es así que podemos sobrevivir cuando otros nos ofienden.
La caridad cubre multitud de pecados.

C. La caridad edifica

1 Corintios 8:1 RVG
Y en cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, mas el amor edifica.
Si crecemos espiritualmente en conocimiento de la Biblia, pero faltamos también crecer en caridad…vamos a llegar a estar envanecidos.
Conocimiento en sí solo produce orgullo.
Nos toca practicar lo que aprendemos…y practicamos la fe cristiana por medio de la caridad.
Por medio de mostrando el amor el uno con el otro.
Cuando muestro amor a mi hermano…estoy ayudando a mi hermano y edificando a mi hermano…pero también estoy ayudando a mí mismo.
Por medio de creciendo en caridad…crezco en mi vida espiritual.
Lo más maduro espiritualmente que llego a ser, lo más que debo tener caridad para los de más.
Ok, ya que hemos aprendido un poco más acerca del porqué la caridad es tan importante…vamos a continuar con aprendiendo como la caridad se manifiesta en nuestras vidas.
1 Corintios 13 es el capítulo importante que trata con el tema de la caridad y como se ve la caridad.
Ya hemos aprendido de dos carectaristicas de la caridad y hoy vamos a añadir otro.

La caridad no tiene envidia

1 Corintios 13:4 RVG
La caridad es sufrida, es benigna; La caridad no tiene envidia, la caridad no es jactanciosa, no se envanece;
¿que significa esto?

no siente celos ante el bien del prójimo, sino que se alegra de que los demás disfruten de los mayores y mejores bienes de toda clase.

Cuando amamos a alguien, deseamos su bien. Deseamos que tengan mucho éxito en su vida en todos los aspectos.
Ejemplo: Como un padre debe anhelar el éxito de su hijo. Éxito en su trabajo, éxito en su matrimonio, éxito en su salud, en todo aspectos.
Más que todo, padres deben anhelar éxito espiritualmente para sus niños.
Pero el punto es que los padres normales son felices cuando ven que sus niños son bendecidos y que todo les está yendo bien.
¿Por qué es así?
Porque los padres normalmente aman a sus niños.
Este amor produce un deseo de verles tener éxito.
En la misma manera debemos desear y gozarnos en el éxito de nuestros hermanos.

A. El cristiano lleno de caridad gozará en el éxito de otros

Romanos 12:15 RVG
Gozaos con los que se gozan; y llorad con los que lloran.
Este mandamiento es sencillo guardar cuando tenemos un corazón lleno de caridad para nuestro hermano.
Si amo a mis niños…deseo que todo les vaya muy bien.
Si amo a mi hermanos, también tendré un deseo que todo les vaya muy bien.
Cuando logran un nuevo trabajo bueno que paga muy bien…voy a estar gozoso para mi hermano.
Cuando compran una nueva casa bonita o finca bonita…voy a estar feliz que Dios ha bendecido sus vidas asi.
Cuando vienen a la iglesia con un nuevo carro bonito y cómodo…voy a estar verdaderamente feliz por esto porque es una bendición para ellos.
Todo esto hago casi naturalmente porque los amo con amor ferviente.
Deseo el bien de ellos.
Cuando ellos están felices, yo también estoy feliz para ellos.
Pero no todos responden así cuando personas tienen éxito.
Cuando somos molestos por causa del éxito de otra persona…esta se llama la envidia.
Hay personas que piensan mal de personas si alguien tiene algo que ellos quieren.
Nunca son capaces de gozarse con otros cuando son bendecidos.
Este es pecado....pero más de esto…muestra una falta de caridad…falta del amor.
El pecado se llama envidia. Y es un cancer que consuma al cristiano.
La envidia es un sentimiento de molestia por el bien ajeno, porque otro tiene algo que deseamos para nosotros.
Generalmente produce la inclinación a negar la existencia de éste, a tratar de poseerlo o destruirlo y, sobre todo, a sentir odio hacia la persona que posee lo que deseamos.
Vamos a ver unos ejemplo de la envidia en la Biblia.

B. Ejemplos bíblicos de la envidia

1. Los filisteos contra Isaac

Génesis 26:13–15 RVG
13 Y el varón se enriqueció, y fue prosperado, y creció hasta hacerse muy poderoso. 14 Y tuvo hato de ovejas, hato de vacas y mucha servidumbre; y los filisteos le tuvieron envidia. 15 Y todos los pozos que habían abierto los siervos de Abraham su padre en sus días, los filisteos los habían cegado y llenado de tierra.
Dios había bendecido a Isaac.
Isaac fue una bendición para el mundo…de su linaje iba a venir Jesucristo el Salvador.
Pero por su éxito…ganó enemigos.
Los filisteos le tuvieron envidia.
Sin razón…ellos llenaron los posos de él y su padre.
¿Para qué sirve llenar un pozo bueno de agua?
No sirve para nada.
Incluso es mucho trabajo duro.
Pero así funciona la envidia.
La envidia le causa a uno hacer cosas estúpidas y locas … solo para dañar a otra persona.
También nota que fue Dios que había bendecido a Abraham y Isaac.
Muchas veces cuando alguien prospera economicamente los ven muchos con malos ojos.
Este no le agrada a Dios.
Si Dios ha bendecido a un hermano ¿quien es usted para maldecirle en envidia?

2. Los hermanos de José

Hechos de los Apóstoles 7:9 RVG
9 Y los patriarcas, movidos de envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios era con él,
Los hermanos de José querían matarlo…pero en el fin solo lo vendieron a Egipto.
Su propio hermano.
Que odio tiene que tener uno para hacer esto.
Pero sí lo odiaban por causa de envidia.
Él fue un buen hijo, ellos no.
Su padre le amaba más que los de más.
Y por esto tenían envidia.
Ellos se convertieron a ser personas diabolicas por causa de la envidia.
Y este es lo que pasará a usted también si tiene envidia en su corazón contra otros.
Nota: Dios era con José.
Cuando usted ataca a otro en envidia Dios estará contra usted.
Si Dios bendice a su hermano…debe en amor estar feliz con él…no lleno de envidia.

3. Saúl contra David

1º Samuel 18:7–9 RVG
7 Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl mató a sus miles, y David a sus diez miles. 8 Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino. 9 Y desde aquel día Saúl miró con malos ojos a David.
Saúl fue un gran hombre de Dios.
Dios lo había escogido.
Pero se apartó de los caminos rectos de Dios por causa de su orgullo.
En el fin llegó a ser el enemigo #1 del ungido de Dios.
David fue perseguido por Saúl por ninguna razón.
Solo porque Saúl tenía envidia.
En el fin Saúl llegó a ser un monstro…hasta matar a Nob la ciudad de los sacerdotes.
1º Samuel 22:19 RVG
19 Y a Nob, ciudad de los sacerdotes, hirió a filo de espada: así a hombres como a mujeres, niños y a niños de pecho, bueyes, asnos y ovejas, a todos los hirió a filo de espada.
Este es lo que la envidia hará a usted.
Usted mirará a su hermano con malos ojos.
En tiempo…llegará a aborrecer incluso a su hermano que debe amar…por causa de la envidia.
Deseará que lo malo le pase a él y no el bueno.
Le convertirá a usted en un monstro.
Si usted empieza a tener envidia contra su hermano usted perderá todo espiritualmente.
Dios no estará con usted.

C. La solución para la envidia es la caridad

¿Como podemos estar seguros que nunca llegamos a ser destruidos por la envidia?
La solución es la caridad.
Ama a su projimo como a sí mismo.
Asi usted evitará este gran monstro de envidia.
La caridad no tiene envidia.
El amor no tiene envidia.
Si usted tiene envidia en su corazón le hace falta el amor.
Y le toca arrepentirse.
Porque amamos a nuestro hermano…tenemos protección de la envidia.
Tenemos protección espiritual de este gran peligro.

Conclusión

¿Tiene envidia en su corazón contra alguien esta mañana.
Este es un pecado y es tiempo arrepentirse.
Dios quiere que tenga caridad…que tenga amor.
Amamos el uno al otro
La caridad no tiene envidia.
El evangelio
Related Media
Related Sermons