Faithlife Sermons

El Cordero de Dios

Jesús en las Escrituras  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes
Transcript
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →

La Pascua

Éxodo 12 narra la historia de la institución de la Pascua del Señor.
Vamos a indagar en la historia y notar las marcas que Dios iba dando a Su pueblo, para que reconocieran al Mesías prometido. Veremos cómo la Pascua del Señor apunta a Jesucristo.
El contexto en que se desarrolla el Éxodo, es del pueblo de Dios atrapado en Egipto, sometido a la esclavitud.
La historia continua la narración de Génesis, donde Dios rescata a Jacob con todas sus pertenencias y familiares a través de José.
Dios convirtió el mal que los hermanos le hicieron a José al venderlo como esclavo, terminado en Egipto; en bien al levantar a José como gobernante de todo Egipto, segundo en autoriadad. Cuando Dios envía hambruna a toda la tierra conocida, usa a José para preparar a Egipto y evitar sufrir la ruina total y así alcanzar aún a Israel que vivía fuera de Egipto.
Pasa el tiempo, Israel es establecido en la tierra de Gosén en Egipto. José muere y toda su generación y ahora Israel es un pueblo muy grande y poderoso.
Exodus 1:8–10 NBLA
Se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no había conocido a José, y dijo a su pueblo: «Miren, el pueblo de los hijos de Israel es más numeroso y más fuerte que nosotros. »Procedamos, pues, astutamente con él, no sea que se multiplique y en caso de guerra, se una también con los que nos odian y pelee contra nosotros y se vaya del país»
La ingratitud encarnada se establece en el trono de Egipto, y ahora planean maltratar al pueblo que Dios usó para salvarlos de la muerte y ruina total del país.
Dios ahora planea levantar a un libertador, que habrá de darles libertad a su pueblo y establecerlos en la tierra prometida.
Ex 3:14 “Y dijo Dios a Moisés: «YO SOY EL QUE SOY», y añadió: «Así dirás a los israelitas: “YO SOY me ha enviado a ustedes”».”

Preguntas

Señales del Mesías

Exodus 3:7–8 NBLA
Y el Señor dijo: «Ciertamente he visto la aflicción de Mi pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. »Así que he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel, al lugar de los cananeos, de los hititas, de los amorreos, de los ferezeos, de los heveos y de los jebuseos.
Dios se manifiesta a Moisés y le revela su plan de liberar al pueblo de la esclavitud y llevarlos a la tierra prometida.
Los judíos entendían bien estas historias y tenían a Moisés como el libertador del pueblo, aunque todos saben que fue Dios.
Jn 6:30-34 “Le dijeron entonces: «¿Qué, pues, haces Tú como señal para que veamos y te creamos? ¿Qué obra haces? »Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: “Les dio a comer pan del cielo”». Entonces Jesús les dijo: «En verdad les digo, que no es Moisés el que les ha dado el pan del cielo, sino que es Mi Padre el que les da el verdadero pan del cielo. »Porque el pan de Dios es el que baja del cielo, y da vida al mundo». «Señor, danos siempre este pan», le dijeron.”
Dios obró en la vida de Moisés en tal manera, que aunque fue Dios quien hizo todo de principio a fin, Moisés fue la herramienta que Dios usó para realizar su obra.
Exodus 7:1 NBLA
Entonces el Señor dijo a Moisés: «Mira, Yo te hago como Dios para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta.
Dios claramente habla, muestra y registra lo ocurrido para que todos puedan ver su el avance de sus promesas y reconozcan al Mesías cuando llegase.
Dt 18:18 “”Un profeta como tú levantaré de entre sus hermanos, y pondré Mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que Yo le mande.”
Jn 12:49 “»Porque Yo no he hablado por Mi propia cuenta, sino que el Padre mismo que me ha enviado me ha dado mandamiento sobre lo que he de decir y lo que he de hablar.”
Esta claro que Dios puso a Moisés como una figura del que había de venir, para que cuando lo vieran supieran que el tiempo había llegado.

Preguntas

El Cordero Escogido

Lectura

Ex 12:5 “”El cordero será un macho sin defecto, de un año. Lo apartarán de entre las ovejas o de entre las cabras.”
1 Pe 1:20 “Porque Él estaba preparado desde antes de la fundación del mundo, pero se ha manifestado en estos últimos tiempos por amor a ustedes.”

El Cordero Inmolado

Ex 12:6 “”Y lo guardarán hasta el día catorce del mismo mes. Entonces toda la asamblea de la congregación de Israel lo matará al anochecer.”
Heb 9:22 “Y según la ley, casi todo ha de ser purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón.”
El sacrificio debía hacerse al atardecer, según fue establecido en Éxodo. Jesús murió al atardecer.
Ex 12:8 “”Comerán la carne esa misma noche, asada al fuego, y la comerán con pan sin levadura y con hierbas amargas.”
Jn 6:56-58 “»El que come Mi carne y bebe Mi sangre, permanece en Mí y Yo en él. »Como el Padre que vive me envió, y Yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por Mí. »Este es el pan que descendió del cielo; no como el que los padres de ustedes comieron, y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».”
Mt 26:26 “Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: «Tomen, coman; esto es Mi cuerpo».”

La confianza en el Cordero

Ex 12:13 “”La sangre les será a ustedes por señal en las casas donde estén. Cuando Yo vea la sangre pasaré de largo, y ninguna plaga vendrá sobre ustedes para destruirlos cuando Yo hiera la tierra de Egipto.”
Heb 11:28 “Por la fe celebró la Pascua y el rociamiento de la sangre, para que el exterminador de los primogénitos no los tocara a ellos.”
Ex 12:14 “”Y este día será memorable para ustedes y lo celebrarán como fiesta al Señor. Lo celebrarán por todas sus generaciones como ordenanza perpetua.”

El Cordero honrado

Re 5:6-10 “Miré, y vi entre el trono (con los cuatro seres vivientes) y los ancianos, a un Cordero, de pie, como inmolado, que tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra. El vino y tomó el libro de la mano derecha de Aquel que estaba sentado en el trono. Cuando tomó el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero. Cada uno tenía un arpa y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. Y cantaban* un cántico nuevo, diciendo: «Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque Tú fuiste inmolado, y con Tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. Y los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra».”

Conclusión

Eph 1:7 “En Él tenemos redención mediante Su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de Su gracia”

Preguntas

Related Media
Related Sermons