Faithlife Sermons

SERMON TITO 2:3-5

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 40 views
Notes
Transcript
La piedad que Dios desea en la vida de las mujeres cristianas.
Tito 2:3-5 3Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.[1]
Hermanos continuemos adorando al Señor y ahora pongámonos de pie y abramos la palabra de Dios en la Carta de Pablo a Tito 2:1-15Busquemos el rostro del Señor.
Continuamos en la exposición de la Carta de Pablo a Tito y hermanos realmente ha sido una gran bendición ir versículo por versículo estudiando esta pequeña pero poderosa Carta a Tito que como he dicho antes es un manual de eclesiología muy completo, y el título del Sermón en esta mañana es La piedad que Dios desea en la vida de las mujeres de la iglesia.
Y al llegar a este capítulo 2 lo que estaremos viendo son las instrucciones que Dios nos manda para la vida de piedad que está de acuerdo con la sana doctrina, Pablo quería que Tito predicara el evangelio verdadero en las iglesias en Creta, pero el trabajo de Tito iba mucho más allá del simple hecho de predicar el evangelio, como vemos en la gran comisión en Mateo 28 El Señor antes de ascender al cielo nos dejó una gran tarea y es de predicar el evangelio y dice id y haced discípulos a todas las naciones, pero el mandato no quedo ahí como muchos por su práctica entienden, el texto continúa diciendo y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado, y esto es precisamente lo que está haciendo Tito cumpliendo la gran comisión de una manera práctica y completa, Tito no se enfocó solamente en predicar el evangelio y andar haciendo hijos espirituales por todos lados y dejarlos en las manos del Señor, no Tito sabía que su trabajo también consistía en ahora enseñarles como debían vivir conforme al evangelio que habían creído, y Pablo le hace hincapié a Tito que esta es una de las tareas fundamentales en las iglesias de Creta, dice el ultimo versículo de este capítulo Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad. Nadie te menosprecie. hermanos guiar a los que han creído en Jesucristo a vivir de una manera que adornen el evangelio es una tarea santa y necesaria que Dios ha dejado a la iglesia, Dios no nos deja pensando y ahora como debo vivir, que debo hacer, como debo hablar, como debe ser mi conducta para con los de afuera como debo vivir en mi hogar, Dios quiere que cada cristiano de una manera particular sepa cómo debe vivir.
Y las instrucciones que tenemos en este capítulo 2 están enfocadas en eso precisamente, en mostrarnos el plan de Dios que tiene para la vida de piedad de cada persona en particular de la iglesia y lo hace hablando a 5 grupos específicos en la iglesia. y la semana pasada estuvimos estudiando las instrucciones que fueron dirigidas al primer grupo de personas los hombres mayores de la iglesia, y vimos que Dios tiene un buen plan para la vida de los ancianos de edad de la iglesia no solo porque son los llamados a dar el ejemplo a los más jóvenes si no porque son muy valiosos para la iglesia.
Pero ahora pasamos a ver las instrucciones que van dirigidas al segundo y tercer grupo de personas, las mujeres mayores y las mujeres jóvenes. Y quiero comenzar con una pregunta ¿Cuál es la mujer excelente que Dios quiere?
Bueno la respuesta está en el pasaje que tenemos frente a nosotros en esta mañana cap. 2 v3-v5 y cada uno de ustedes se les ha dado una hoja con el bosquejo y como pueden ver está dividido en 2 partes, que por la importancia de su contenido y para la mayor edificación para sus vidas hermanas lo desarrollare en dos sesiones.
La primera parte esta mañana bajo el tema
‌LA MUJER EXCELENTE versículo 3
I- LA PIEDAD EN SU CONDUCTA
a- Reverentes en su porte
b- No calumniadoras
c- No esclavas del vino
d- Maestras del bien
y la Segunda parte bajo el tema LA ESPOSA EXCELENTE versículos 4-5
donde estaremos viendo
II- LA PIEDAD EN SU HOGAR
a- Amar a sus maridos
b- Amar a sus hijos
c- Ser prudentes.
d- Ser castas
e- Ser cuidadosas de su casa
f- Ser buenas
g- Ser sujetas a sus maridos
Dios desea que las mujeres cristianas reflejen una vida piadosa tanto en su conducta como en su hogar Y aunque el pasaje habla de mujeres mayores al principio y luego que estas sean ejemplo a las más jóvenes el mensaje del v3 al 5 va dirigido en general a todas las mujeres, cada mujer en la iglesia debe vivir así y porque pienso esto, porque al hacer una lectura cuidadosa del contexto puedo entender que Pablo continúa explicando los deberes de las mujeres jóvenes, que se aplican igualmente a las mujeres mayores, así que este mensaje es para cada mujer en la iglesia, así que hermana quiero que de manera especial prestes mucha atención a las instrucciones que Dios tiene para ti, anota, medita y obedece al Señor por medio de este mensaje.
Así que en esta mañana nos vamos enfocar como debe ser una mujer excelente
Y el primer aspecto es
I-LA PIEDAD EN SU CONDUCTA: y vamos a ver 4 características que deben marcar la vida de piedad de una mujer cristiana.
leamos nuevamente el VERSÍCULO 3 las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien:
El texto comienza diciendo Que las ancianas, asimismo, esto tiene la idea que Pablo está diciendo que las mujeres mayores, así como los hombres, también deben comportarse como conviene a la santidad; o como conviene y es propio de las personas santas, esta es la idea cuando dice el texto asimismo, Pablo le dice a Tito que la conducta piadosa no solo es para los hombres sino también para las mujeres y continua el texto con la palabra sean, hermanos y como dije en el sermón anterior, cuando Dios habla no está dando sugerencias, no está pidiendo nuestra opinión, no está comentando o dándonos una idea la cual podemos decidir poner en práctica o no, , no hermanos Dios habla y cuando lo hace se debe obedecer, son sus mandamientos, así que todo lo que continua amadas hermanas son mandatos santos del Señor que deben obedecer y comienza con uno muy importante y es diciéndote como debe ser tu aspecto delante de los hombres.
a- Reverentes en su porte; La palabra griega que se usa aquí no se encuentra en ninguna otra parte del Nuevo Testamento y Quiere decir que la apariencia o el porte de alguien debe ser apropiado a un lugar sagrado, o adecuado a alguien que está en la misma presencia de Dios, Hermanas Dios les manda en primer lugar que su apariencia debe ser tal como lo requiere el evangelio, ustedes deben verse y vestirse como es digno de una mujer santa, de una mujer que está consagrada al Señor, que su forma de verse frente a los demás sea decente y con modesta como alguien que desea agradar a Dios tanto en su forma de ser como en su forma de vestir. y te hago una pregunta querida hermana. ¿cuándo fue la última vez que alguien te dijo que tu forma de vestir es consagrada es reverente al Señor?
¿cuándo fue la última vez que alguien te dijo que vistes diferente al mundo ¿cuándo fue la última vez que tu esposo te alabo por la forma reverente en que vistes?
la verdad es que muchas mujeres hoy en día se sentirían más bien avergonzadas si alguien en el trabajo, en la calle o en la iglesia le dijera que viste de una manera diferente a todas las mujeres, se sentirían anticuadas y en vez de sentir ese comentario como un honor lo sentirían como una burla como un bulling.
Hermanas las mujeres cristianas deben verse y vestirse de una manera que entiendan que están en la mismísima presencia de Dios, amadas hermanas sean reverentes en su porte, vístanse con la conciencia con el entendimiento que es a Dios a quien deben agradar no a al mundo, no a sus amigas, no a sus propios corazones.
Muchas hermanas no piensan en que su forma de vestir y de actuar ofende a Dios y hace pecar a los hombres muchas veces, hermanas ustedes van a dar cuentas delante de Dios por la forma en que se visten, escúchalo muy bien van a dar cuentas delante de Dios en la forma que te vistes, muchas mujeres cristianas de hoy ya no se visten para cubrir sus cuerpos si no para marcarlos y enseñarlos, se ha perdido el propósito por el cual Dios ha dejado el vestido, porque muchas personas se visten para enseñar y no para cubrir, y quiero aprovechar para animarte a ti hermana mayor, anciana tú tienes una mayor responsabilidad, porque aunque cada mujer cristiana debe vestirse consagrada al Señor tu debes ser el referente el ejemplo para ellas, tú eres llamada a guiar y aconsejar a las mujeres más jóvenes, si tu vez a una hermana que no se está vistiendo de una manera reverente, consagrada al Señor, tu deber es llamarla aparte y corregirla con amor, pero el detalle que para hacer eso debes dar el ejemplo tu primero, porque lamentablemente las mujeres mayores son las que peor se visten en algunas iglesias y su forma de vestir son un impedimento para que puedan aconsejar a las demás.
Y cuando hablo de que Dios les manda hermanas a vestirse como es digno de una mujer santa no estoy hablando de vestir faldas o pantalones o vestidos ya que el problema no es la prenda, sino la forma en que se utiliza para cubrirse el cuerpo, muchas usan faldas pero es mejor que anduviesen desnudas, porque las usan tan apretadas que marcan cada parte de su cuerpo, así otras que usan pantalones que muchas veces he pensado como harán para meterse ese chorizo en su cuerpo, Hermanas amadas el problema no es la clase de ropa que usas si no la forma en que la usas.
1 Timoteo 2:9 dice asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.
‌Esta es la clave hermanas el Señor te manda que vistas de una manera decorosa con pudor y modestia como corresponde a mujeres que dicen ser cristianas,
Como a mujeres que profesan piedad, así que no es la prenda que te hace santa y consagrada al Señor si no la forma en la que la utilizas en tu cuerpo.
Aunque muchas pueden pensar que no importa lo externo si no el corazón, ese es un gran engaño de su propio corazón pecaminoso, porque la palabra de Dios dice que de la abundancia del corazón habla la boca, el problema radica en el corazón, y el hecho de que te vistas como a ti te gusta y como tú quieres y no como le agrada al Señor, demuestra que tu problema no es la ropa es tu corazón ahí está el problema,
Hermanas ustedes deben vestirse para agradar al Señor únicamente y no para agradar a sus propios ojos y corazones que si somos sinceros muchas veces están llenos de vanidad, la vanidad no solo se demuestra en la forma en que se visten si no en la forma en que se maquillan, muchas hermanas pasan más tiempo en el baño maquillándose que orando, muchas hermanas pasan más tiempo con la secadora que con la biblia en la mano, muchas se tardan una hora para alistarse pero jamás se han tomado una hora llamar y animar a sus hermanas, la vanidad es algo que afecta principalmente a las mujeres porque por naturaleza ellas quieren ser el centro de atracción, y con esto no digo que no te debes arreglarte y vestirte bien, aquí el problema es para quien los haces, lo haces para llamar la atención o lo haces para agradar al Señor, lo haces para que todos te vean a ti o lo haces para que vean Cristo en ti, hermanas Dios quiere que te veas y vistas de una manera consagrada a Dios, cuando salgas de tu casa asegúrate de preguntarte a ti misma, me presentaría delante de Dios a servir en su presencia de la forma en que me he vestido, tu mayor preocupación no deben ser las modas actuales, los peinados actuales, las carteras actuales, los zapatos actuales, tu mayor preocupación debería ser agradarle al Señor con una apariencia que adorne al evangelio y no tu cuerpo, hermana vístete de una manera que los demás no vean tu cuerpo si no que vean a Cristo en ti, eso es lo que deberías buscar que miren a Cristo.
Y este es un tema que no mucho es tocado en las iglesias porque la mayoría de los predicadores tienen miedo a una revolución femenina en la iglesia y prefieren callar a tener problemas con las mujeres, yo he escuchado ancianos decir mejor no toquemos ese tema, no queremos ver revueltas a las mujeres y algunos no dicen nada por no tener problemas hasta con sus propias mujeres, porque muchas veces la esposa del pastor es la peor vestida, es la que más irreverentemente se viste, así que mejor callan, pero el hecho de decirles queridas hermanas que deben verse y vestirse de una forma consagrada al Señor, que deben verse de una manera que adorne al evangelio es un mandato del Señor, no es algo que nos hemos inventado, o algo que queremos nosotros imponerlos como predicadores, querida hermana Dios le está diciendo estas palabras a Tito por medio de Pablo, y le recuerda que debe recordarlas a la iglesia siempre, todo el tiempo que pueda y como diría un hermano, pablo le está diciendo a Tito no te bajes de la mula no te canses de decirlas, y solo deber mirar el final de este capítulo, Pablo le dice a Tito, hijo mío tu debes hablar , exhortar y reprender con toda autoridad
sobre estos temas, Nadie te menosprecie, así que no debemos tener temor de hablar de este tema porque es Dios quien lo manda, ni tampoco hermana deberías de molestarte al oírlos porque es el Señor que te los está diciendo.
Muchos piensan que esto es legalismo, pero nunca es legalismo animar a la iglesia a obedecer al Señor, nunca es legalismo cuando lo que estamos diciendo son mandatos del Señor y hoy el Señor te está mandando querida hermana a que te veas y te vistas de una manera santa y consagrada a Dios y esta es la primera cualidad que Dios quiere de ti para que seas una mujer excelente.
Ahora pasemos al segundo mandamiento que Dios te manda hermana en este texto. y dice NO CALUMNIADORAS.
B- No calumniadoras: hermanos y es muy interesante la palabra en el original que usa Pablo para no calumniadoras, Y es la palabra no diábolos, que es la misma palabra para nombrar al diablo-"como el acusador" y de hecho se utiliza en treinta y cuatro ocasiones en el Nuevo Testamento como un título de Satanás, a quien Jesús describe como el “padre de mentira”[1] así que esta es una palabra fuerte, tremenda mente fuerte, porque Dios está diciendo a las mujeres de la iglesia que no sean diablos, tremendo verdad, y una mujer diablo es aquella que es engañadora, amante del chisme, no solo que es chismosa escuchen bien, sino que ama el chisme, su deleite está en andar de hermano en hermano difamando a otros con el fin de dañar su reputación y causar divisiones, ser calumniadora habla de una mujer que es mentirosa y que su lengua es utilizada para atacar la reputación de otros hermanos por medio de falso testimonio, el diccionario de idiomas bíblicos griego da una definición muy interesante y dice que una mujer calumniadora es aquella que tiene un corazón malvado, que tiene el carácter de un demonio. No es solo que es una mujer mentirosa, si no una que miente con una intención malvada y diabólica para hacer daño y causar divisiones.
Mathew Henry dice sobre esta negativa cualidad que hay en muchas mujeres. Una mujer que se dedica a calumniar es aquella cuya lengua está encendida en el fuego del infierno; tanto, y tan directamente que hacen la obra del diablo y es por eso que se les da el nombre de diablo.
Hermanas el usar tu lengua para difamar y dañar a tus hermanas y hermanos de la iglesia es un pecado tan terrible que está en la lista de los que tienen su parte en el lago que arde con fuego y azufre,
Apocalipsis 21:8 8Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. [4]
‌Proverbios 19: 5 5El testigo falso no quedará sin castigo, Y el que habla mentiras no escapará. [5]
Proverbios 19: 9 9El testigo falso no quedará sin castigo, Y el que habla mentiras perecerá.[6]
Proverbios 6:16-19 16 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma:17Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las manos derramadoras de sangre inocente,18 El corazón que maquina pensamientos inicuos, Los pies presurosos para correr al mal,19 El testigo falso que habla mentiras, Y el que siembra discordia entre hermanos. [7]
Hermanas amadas aléjate de este pecado de ser un diablo, las escrituras dicen como hemos leído que Dios aborrece la lengua mentirosa, Dios envía al infierno al testigo falso y engañador, el noveno mandamiento dice no hablaras falso testimonio contra tu prójimo, hermanas estas consecuencias que traen este pecado debería darte temor y recordemos que Dios es sabio y conoce todos los corazones y Dios al hacer este énfasis en las mujeres llamándolas a no ser calumniadoras a no ser diablos, lo hace porque él sabe que las mujeres son propensas a caer en este pecado,
JUAN CALVINO DICE que el hablar mucho es una enfermedad de las mujeres, y se agrava con la vejez. A esto se añade que las mujeres nunca piensan que son bastante elocuentes si no se dedican a parlotear y a calumniar. El resultado es, que las mujeres, por su calumniosa lengua, como por una antorcha encendida frecuentemente prenden fuego a muchas casas, finaliza la cita.
La realidad si somos sinceros como dice Calvino es que las mujeres tienen una inclinación mayor a los chismes y hablar falsos testimonios, por eso debes tener n mayor cuidado hermana con tu lengua.
Hermanas cuantas veces has hablado de tu hermana o de tu hermano con otra persona de una manera engañosa, cuantas veces has dado un falso testimonio de tu hermano, hermana, de tu esposo y hasta de alguno de los lideres en la iglesia, y no digo simplemente algo que se te safo de la boca por descuido, aquí estoy hablando de algo que has hablado con maldad pura en tu corazón para causar daño y división en la iglesia.
efesios 4:22-25, 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. 25 por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
Pablo dice que antes éramos así, mentirosos, hablando mentiras los unos a los otros, pero ahora en Cristo debemos despojarnos de ese viejo hombre, ahora debemos hablar verdad, hermanas si eres una chismosa y calumniadora o has caído en este pecado, arrepiéntete y utiliza tus labios, tu lengua tus palabras para hablar verdad y sobre todo para edificar y bendecir a tus hermanos,
Lucas 6:4545 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. [10]
‌Efesios 4:29 29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes [11]
‌Proverbios 13:3 3 El que guarda su boca guarda su alma; Mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad.[12]
1 Pedro 3:8-12 finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables; no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, escucha hermana bendiciendo sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.
‌Hermanas Dios quiere que utilices tu boca para adornar el evangelio, no uses tu lengua para calumniar y utilízala para lo que ahora en el nuevo nacimiento fue creada, para alabar al Señor, como dijo el salmista en el Salmos 71:8 8 Sea llena mi boca de tu alabanza, De tu gloria todo el día. [14]
Sea llena mi boca de tu alabanza, hermanas Dios no quiere que sean diablos si no que utilicen su lengua para el bien y la edificación de su pueblo. Ahora pasamos Al tercer mandamiento que Dios quiere para las mujeres.
C- No esclavas del vino: esta palabra es tiene la idea de una mujer que es dominada esclavizada por alguna influencia, en este caso el vicio del vino, recordemos los cretenses eran glotones, malas bestias, mentirosos y ociosos, no dudamos que también eran borrachos, así que muchas mujeres posiblemente en creta tenían este vicio también, pero esto va más allá de no ser una mujer esclavizada al alcohol, sino habla de no ser una mujer dominada por cualquier vicio, hoy en día talvez no es un problema entre mujeres cristianas la borrachearía, pero hay otros vicios peores que son frecuentes o comunes entre las mujeres , muchas mujeres a causa de sus problemas y de su pecado y como un medio de excusa para liberarse de algunas responsabilidades acuden a diferentes vicios en sus vidas, que son igual o peor de destructivos que el alcohol como ser el vicio del Facebook, del tik tok, de Instagram, hermanas ser adictas a las redes sociales es terrible y destruye hogares completos, otro vicio terrible que es común en las mujeres es el de ver novelas.
Yo no sé frente a cuántas mujeres noveleras estoy en esta mañana, pero estoy seguro que hay mujeres cristianas que saben más de novelas mexicanas y venezolanas que de la biblia, hay mujeres que pasan horas y horas conectadas a un pantalla de televisión o de una tableta o celular, viendo series y novelas, hermanas ese es un vicio que destruye hogares también , cuantos ejemplos hemos visto de niñas, jóvenes y mujeres adultas que cometen grandes locuras por que ellas siguen y quieren ser como las mujeres de las novelas o de su serie preferida de Netflix, pero tú me puedes decir pero hermano ver en alguna ocasión una capítulo de una novela no es pecado, y tienes razón ¡¡¡¡ pero si eso es algo habitual en tu vida déjame decirte que se ha convertido en un vicio, hay mujeres cristianas que por estar viendo novelas o por estar metidas en Facebook no quieren cocinar, no quieren leer la biblia, no quieren conectarse a la hora de la reunión de oración y estudio bíblico, porque para ellas es mas importantes su vicio, muchas mujeres ponen de excusa el trabajo tan cansado del hogar para no leer la biblia, para no orar, para no conectarse a las reuniones de la iglesia , pero si pueden pasar horas frente a una televisión o frente a sus celulares, les duele todo para estar en la iglesia, pero para estar pegadas en el celular no les duele nada, hermanas no estén dominadas por estos vicios, otro vicio muy peligroso puede ser que estés esclavizada a un pecado que prácticas en privado hermana y aunque no te está viendo tu padre o tu madre o tu esposo, Dios está ahí contigo, junto a ti , recuerda que vives en la presencia de Dios 24-7 y no te puedes escapar ni un segundo de los ojos de Dios, puedes engañar a tu esposo, a tus hermanas a tus lideres en la iglesia, pero al Señor no lo puedes engañar.
Dios dice hermanas no vivas esclavizadas algún vicio, no vivan dominadas por ninguna influencia pecaminosa, eso es lo que Dios quiere para ti querida hermana, recuerda las palabras de Pablo en Romanos, Pero gracias a Dios, que, aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia. Ahora son libres hermanas, pero es importante recordar que Solo aquellas mujeres que han nacido de nuevo pueden ser verdaderamente libres de cualquier esclavitud de vicios o de pecados en su vida, porque si el hijo os libertare seréis verdaderamente libres, solo Cristo puede librarte de la esclavitud de algún vicio pecaminoso, así que hermana no te dejes dominar por nada que te esté arrastrando a pecar contra Dios o te esté quitando tiempo valioso, si eres cristiana por la gracia de Dios el Señor te ha facultado para ser libre de toda esclavitud de pecado, utiliza bien tu tiempo para crecer espiritualmente, para estudiar la palabra de Dios, para escuchar sermones, para educar y guiar bien a tus hijos, para amar a tu esposo y reunirte y servir en la iglesia.
Hermanas Dios te manda a que no vivas dominada por nada, recuerda que ahora eres esclava de Cristo, vive para Cristo, si vas a estar esclavizada en algo que sea en servir y amar al Señor con todas tus fuerzas, él debe ser tu mayor deseo, Jesucristo.
Ahora pasemos a nuestro último punto, si quieres ser la mujer excelente de Dios
D- debes ser maestra del bien: esta es otra palabra que es única en todo el nuevo testamento y tiene la idea de ser ejemplo en hacer cosas buenas, tiene la idea de una mujer que su vida está marcada por ser ejemplo de hacer el bien a los demás (en contraposición a lo que es malo) y como una aclaración aquí no habla de ser maestras que imparten clases de instrucción teológica, dice Mathew Henry sobre este punto, Pablo no está diciendo que las mujeres deben ser predicadoras en público, ya que eso está prohibido ( 1 Corintios 14:34 , No permito que una mujer hable en la iglesia ), dice Henry sino que pueden y deben enseñar, es decir, con el ejemplo y la buena vida. Por lo tanto, aquellas mujeres cuyas acciones y conducta son buenas y santas, estas son maestras de cosas buenas.
Y esto es verdad no solo porque lo dice Mathew Henry si no por las palabra que se usa en el original para maestras del bien y es KALODIDASKALOS, y la palabra que se usa en el nuevo testamento para nombrar a un maestro en el sentido de magisterio es DIDASKALOS así que son palabras diferentes, esta palabra maestra del bien tiene un enfoque diferente y es el de instruir como ejemplo a otras hacer el bien hacer cosas buenas y honestas, no en palabras como una instrucción solamente sino más bien de una mujer que su corazón esta inclinado a lo bueno a lo que es agradable al Señor a lo recto y lo puro, las mujeres impías con su comportamiento demuestran que no conocen al Señor, aquí Pablo está diciendo que las mujeres cristianas son amantes en hacer el bien y con su ejemplo guían a las demás a vivir de esa forma.
Hermana eres tú ejemplo a otras hermanas en cosas buenas y honestas, las demás pueden ver en ti una mujer que hace el bien a los demás hermanos, guías con tu conducta a las más jóvenes hacer el bien en la iglesia, las mujeres pueden ver en ti una maestra de cosas buenas, piensa por un momento, cuando te acercaste por última vez a un hermano y le preguntaste si podías hacer algún bien por él, cuando fue la última vez que propusiste en tu corazón hacer un bien para la iglesia o para algún hermano, hermanas la iglesia no es un club social donde solo vienes a recibir beneficios, nada de eso la iglesia es una congregación de santos escogidos de Dios que caminan juntos a la ciudad celestial y que procuran hacerse bien unos a otros, pero muchas hermanas nunca vienen con el propósito de dar, de hacer el bien si no solo de beneficiarse de un buen sermón y ya, muchas pueden examinarse y sentirse bien diciendo bueno aunque no soy ejemplo de hacer bien a los hermanos, tampoco soy ejemplo de hacer cosas malas, hermana quiero decirte que estas equivocada, el hecho que te mantengas neutra sin hacer nada cada domingo sin preocuparte de cómo puedes ayudar a tus demás hermanas o hermanos aun así estas en pecado y estas quebrantando el mandamiento, porque el mandamiento es que debes ser ejemplo de hacer cosas buenas y honestas y si tu no lo estás haciendo, estas pecando contra el Señor, cada mujer en esta iglesia tiene que guiar a otras con su ejemplo hacer cosas que agradan al Señor.
Cada hermana debe preocuparse por hacerle bien a sus demás hermanos, si solo eres una mujer espectadora que está sentada y cada domingo solo observas lo que hacen las demás estas pecando, no existe un lugar intermedio o eres ejemplo de cosas buenas y honestas por los demás hermanos o no eres ejemplo.
Gálatas 6:9 9No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. 10Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. [2]
1 tesalonicenses 5:15 15Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos.[3]
2 tesalonicenses 3:13-15 13Y vosotros, hermanos, no os canséis de hacer bien. 14Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence. 15Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano. [4]
El mismo Pablo aquí en esta carta dice en
Tito 3:14 14Y aprendan también los nuestros ósea los cristianos a ocuparse en buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean sin fruto. [5]
Así que hermanas el no estar buscando hacer el bien a los demás es pecado, recuerda no simplemente es pecado con claridad hacer cosas malas y pecaminosas si no también el conformarte y estar cada domingo aquí sentada sin buscar una oportunidad de hacer el bien a otros, hay tantas cosas que hacer aquí en la iglesia y por tus hermanos querida hermana para que estes ociosa para que estes sin fruto, busca procura y esfuérzate al estar aquí y durante la semana en pensar cómo puedo hacer el bien a otras hermanas, como puedo servir en la iglesia, como puedo ocuparme en cosas buenas que sirvan para la gloria del Señor pero también para dar ejemplo a las demás.
Hemos finalizado la exposición de esta mañana y como conclusión hemos visto que Dios desea que las mujeres cristianas reflejen una vida piadosa primeramente en su conducta Y aunque el pasaje habla de mujeres mayores el mensaje del v3 al 5 va dirigido en general a todas las mujeres, cada mujer en la iglesia debe vivir de esa manera.
Y vimos que, para ser la mujer excelente de Dios, él te manda en primer lugar a que tengas una vida de piedad reflejada en tu conducta, y Dios te da 4 mandatos.
Hermana debes ser Reverentes en tu porte, ósea que te veas y te vistas de una manera consagrada a Dios. No calumniadoras, no diablos, hermana no difames a nadie para dañar su reputación, Tercero No esclavas del vino, y vimos que esto va mucho más de estar atada al vicio del alcohol sino más bien no estar esclavizada a ningún tipo de vicio pecaminoso y por último Maestras del bien, si quieres ser la mujer excelente de Dios debes ser ejemplo de cosas buenas y honestas, debes ser ejemplo en hacer y procurar el bien para todos, y como el sermón ha estado lleno de aplicaciones, vamos a finalizar aquí, oremos.
[1]John MacArthur, 1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo, Tito, vol. 5, Comentario MacArthur del Nuevo Testamento (Grand Rapids, MI: Portavoz, 2012), 95. [2] Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Gl 6:9–10. [3] Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 1 Tes 5:15. [4] Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), 2 Tes 3:13–15. [5] Reina Valera Revisada (1960) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Tit 3:14.
Related Media
Related Sermons