Faithlife Sermons

La Edificación en Equipo, Nehemías 3

Ben Metzger
Nehemías- Edificando Juntos  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 3 views
Notes
Transcript
Sermon Tone Analysis
A
D
F
J
S
Emotion
A
C
T
Language
O
C
E
A
E
Social
View more →
Introducción:
El trabajo de una madre (por ser día de la madre):
A menudo se dice que el trabajo más importante es la de una madre, que el trabajo de una madre nunca se termina.
Muchos entienden que el trabajo de una madre no es sólo uno, sino que son varios trabajos en uno.
Incluso entendemos que un día dedicado a agradecer por ese trabajo que hacen realmente no es lo suficiente.
Si fuéramos a contratar a alguien para cumplir con el trabajo de mamá, realmente precisaríamos todo un equipo de personas.
A menudo madres sienten que están haciendo el trabajo de todo un equipo, y puede llegar a ser una carga pesada.
Es importante en una casa el trabajo en equipo, que uno sólo no lleve la carga del trabajo que hay para hacer. Por eso, en varias casas se dividen los quehaceres y mandados, y aún los niños pueden aprender a hacer trabajos de acuerdo a su capacidad.
Este trabajo en equipo es lo que vamos a examinar hoy del tercer capítulo de Nehemías.
Descripción del capítulo.
La respuesta del pueblo al llamado a edificar, Neh. 2:17-18.
Nehemiah 2:17–18 RVR60
Les dije, pues: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio. Entonces les declaré cómo la mano de mi Dios había sido buena sobre mí, y asimismo las palabras que el rey me había dicho. Y dijeron: Levantémonos y edifiquemos. Así esforzaron sus manos para bien.
Registro de personas/familias quienes participaron en la reconstrucción.
Descripción alrededor de la ciudad en dirección contrarreloj, nombrado las diez diferentes puertas de la ciudad y sus torres defensivas.
IMÁGEN: Muros de Nehemías
La ubicación exacta es algo debatido, por si rodea lo que llaman el Monte Sion o no, pero probablemente terminó siendo un muro de aproximadamente 3 mts de ancho y entre 2,5-4 kms de largo.
Principio emergente del capítulo: Trabajo en equipo.
Cualquiera que escucha “trabajo en equipo”, y ha tenido que hacer un proyecto grupal en la escuela, sabe que nunca es “en equipo”, parece que uno hace todo y los demás toman el crédito.
Para algunos, como dijo un comediante (Jerome K. Jerome), “les fascina el trabajo, pueden sentarse a mirarlo por horas”.
A menudo, la realidad en una iglesia se resume en los porcentajes 30/70: 30% de los congregantes haciendo el 70% de la obra. No estoy seguro de cuales serían los porcentajes aquí en Redención.
Esto es debido a la expectativa equivocada que muchos tienen de la iglesia.
Mucha gente tiene una idea falsa sobre la iglesia", dijo el evangelista D.L. Moody. "Tienen la idea de que la iglesia es un lugar para descansar... para sentarse en un banco bien acolchado, y contribuir a las caridades, escuchar al ministro, y hacer su parte para mantener a la iglesia fuera de la bancarrota, es todo lo que quieren. La idea del trabajo para ellos -el trabajo real en la iglesia- nunca entra en sus mentes". — citado en Seamos Decididos, por Warren Wiersbe.
Al examinar este capítulo, podemos ver algunas realidades acerca de trabajar en equipo que nos ayudan hacerlo mas eficazmente.
Cada creyente puede ayudar en la obra del Señor al mantener en cuenta estas realidades del trabajo en equipo que vemos en el pasaje de hoy.

La Obra La Hacen Todos.

Hay variedad de personas.
Sacerdotes y sirvientes del templo, Neh. 3:1, 22, 26, 28.
Nehemías 3:1 Entonces se levantó el sumo sacerdote Eliasib con sus hermanos los sacerdotes, y edificaron la puerta de las Ovejas… Nehemías 3:22 Después de él restauraron los sacerdotes, los varones de la llanura. Nehemías 3:26 Y los sirvientes del templo que habitaban en Ofel restauraron hasta enfrente de la puerta de las Aguas al oriente, y la torre que sobresalía. Nehemías 3:28 Desde la puerta de los Caballos restauraron los sacerdotes, cada uno enfrente de su casa.
Gobernantes, Neh. 3:9, 12, 14, 15, 16, 17, 18, 19.
Nehemías 3:9 Junto a ellos restauró también Refaías hijo de Hur, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén. Nehemías 3:12 Junto a ellos restauró Salum hijo de Halohes, gobernador de la mitad de la región de JerusalénNehemías 3:14 Reedificó la puerta del Muladar Malquías hijo de Recab, gobernador de la provincia de Bet-haqueremNehemías 3:15 Salum hijo de Colhoze, gobernador de la región de Mizpa, restauró la puerta de la Fuente… Nehemías 3:16 Después de él restauró Nehemías hijo de Azbuc, gobernador de la mitad de la región de Bet-surNehemías 3:17 … y junto a él restauró Hasabías, gobernador de la mitad de la región de Keila, por su región. Nehemías 3:18 Después de él restauraron sus hermanos, Bavai hijo de Henadad, gobernador de la mitad de la región de Keila. Nehemías 3:19 Junto a él restauró Ezer hijo de Jesúa, gobernador de Mizpa
Profesionales, Neh. 3:8, 31, 32.
Nehemías 3:8 Junto a ellos restauró Uziel hijo de Harhaía, de los plateros; junto al cual restauró también Hananías, hijo de un perfumeroNehemías 3:31 Después de él restauró Malquías hijo del plateroNehemías 3:32 Y entre la sala de la esquina y la puerta de las Ovejas, restauraron los plateros y los comerciantes.
Extranjeros, Neh. 3:2, 5, 7.
Nehemías 3:2 Junto a ella edificaron los varones de JericóNehemías 3:5 E inmediato a ellos restauraron los tecoítasNehemías 3:7 Junto a ellos restauró Melatías gabaonita, y Jadón meronotita, varones de Gabaón y de Mizpa, que estaban bajo el dominio del gobernador del otro lado del río.
Mujeres, Neh. 3:12. hubiera sido culturalmente extraño.
Nehemías 3:12 (RVR60)
Junto a ellos restauró Salum hijo de Halohes, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén, él con sus hijas.
Hay diferentes capacidades.
En la descripciones mencionadas previamente, algunos eran profesionales en lo que hacían (plateros), pero no todos tuvieron las mismas capacidades.
Baruc es el único en toda la lista que se describe como trabajo (con todo fervor), Neh. 3:20.
Nehemías 3:20 (RVR60)
Después de él Baruc hijo de Zabai con todo fervor restauró otro tramo, desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib sumo sacerdote.
Meremot es uno de los únicos mencionado dos veces en Neh. 3:4, 21 porque una vez que terminó con su primera tarea continuó a cumplir otra.
Nehemías 3:4 Junto a ellos restauró Meremot hijo de Urías hijo de CosNehemías 3:21 Tras él restauró Meremot hijo de Urías hijo de Cos otro tramo, desde la entrada de la casa de Eliasib hasta el extremo de la casa de Eliasib.
Siempre habrán algunos quienes no quieran participar.
A pesar de la actitud unida de la gran mayoría, los nobles de Tecoa no quisieron participar, Neh. 3:5.
Nehemías 3:5 (RVR60)
E inmediato a ellos restauraron los tecoítas; pero sus grandes no se prestaron para ayudar a la obra de su Señor.
La palabra grandes aquí significa “poderosos”, por ende, “nobles”. Estos eran los aristócratas del pueblo Tecoa. No quisieron arruinar su manicura.
La frase no se prestaron para ayudar es literalmente “no pusieron sus cuellos al trabajo de su Señor”. Literalmente es “sus señores”, hablando de las autoridades sobre ellos.
Quizás fue por la amenaza de oposición, aunque incierta. Pero la vergüenza de su falta de participación en la obra está registrada
Hay variedad de personas y capacidades en la iglesia, Rom. 12:4-5.
Romans 12:4–5 RVR60
Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.
Ilustración: La obra la hacen todos.
A Nico no se le puede confiar que lave bien los platos aún, como los otros chicos, pero si puede levantar los desechos del perro en el fondo de casa.
Aplicación: La obra la hacen todos. - Miembros de una sola familia tienen una variedad de personalidades y capacidades. No se espera que todos hagan todo, sino que cada uno haga algo.
Integrantes de la familia: Los quehaceres de la casa no son el trabajo solamente de las madres. No hay ningún lugar en la Biblia donde dice que las madres tengan que hacer toda la limpieza, el lavado, y la cocina. Los quehaceres de la casa simplemente se tienen que hacer, y entre el equipo que debe ser la familia, se completan. Algunos son mejores que otros en hacer algunas tareas (mi esposa es mejor cocinera que yo- y todos la preferimos, igual así, yo y los chicos cocinamos y ayudamos en la cocina según nuestra capacidad). Tal vez no se sienten capacitados para cocinar tan bien como mamá, pero empiecen a buscar cosas que sí pueden hacer para ayudar en casa. Y recuerden, la capacidad de hacer algo se desarrolla al hacerlo. Madres, si se encuentran frustradas sintiendo que siempre hacen todo, comuniquen de forma clara (no entre crujir de dientes), la ayuda que precisan, no esperen perfección, sino ayuden pacientemente a sus hijos (y esposo) a desarrollar capacidades que te puedan ser de ayuda, y no temas repetirlo cuantas veces sea necesario (si, podemos ser un poco densos).
Integrantes de la iglesia no tienen que tener mucha capacidad para empezar a servir. Hay un montón de cosas que cualquiera puede hacer en la iglesia si está dispuesto, otras requieren un poco de capacitación y guía, y otras capacidades se desarrollan al crecer más en el Señor. Si no estás sirviendo en la iglesia, hazte la pregunta “¿Qué es lo que puedo hacer?”
Aquí hemos enumerado algunos lugares de servicio según el nivel de capacidad:
Principiante:
Orar
Saludar los congregantes
Acompañar los nuevos
Limpiar/acomodar
Ayudar guardería
Ayudar clase niños
Mantener cocina en orden
Acompañar en una visita
Ofrendar
Repartir folletos
Ayudar decorar
Ayudar eventos
Intermediario:
Ayudar música/instrumentos
Seguimiento a congregantes
Discipular nuevos
Coordinar limpieza
Coordinar guardería/clase niños
Enseñar clase niños
Ayudar con jóvenes
Mantener predio/edificio
Contar ofrendas
Evangelizar
Coordinar decoraciones
Responsabilidad en eventos
Transporte
Avanzado:
Coordinar/dirigir música
Aconsejar/ministrar a congregantes
Discipular avanzados
Guiar estudio bíblico
Enseñar jóvenes
Visitas de cuidado
Coordinar ministerios
Coordinar eventos
Administrar finanzas
Enseñar a la iglesia

La Obra Se Hace Juntos.

Acompañando en el servicio.
La frase “junto a ellos” es usada 8 veces, Neh. 3:2, 4, 7, 8, 9, 10, 12.
Nehemías 3:2 Junto a ella edificaron los varones de Jericó… Nehemías 3:24 Después de él restauró Binúi hijo de Henadad otro tramo… Nehemías 3:4 Junto a ellos restauró Meremot hijo de Urías, hijo de Cos, y al lado de ellos restauró Mesulam hijo de Berequías, hijo de Mesezabeel. Junto a ellos restauró Sadoc hijo de Baana. Nehemías 3:7 Junto a ellos restauró Melatías gabaonita… Nehemías 3:8 Junto a ellos restauró Uziel hijo de Harhaía, de los plateros; junto al cual restauró también Hananías… Nehemías 3:9 Junto a ellos restauró también Refaías hijo de Hur… Nehemías 3:10 Asimismo restauró junto a ellos, y frente a su casa, Jedaías hijo de Harumaf; y junto a él restauró Hatús hijo de Hasabnías. Nehemías 3:12 Junto a ellos restauró Salum hijo de Halohes…
Las frases “después de él/ trás él” son usadas 11 veces, Neh. 3:16, 17, 18, 20, 21, 22, 24, 25, 29, 30, 31.
Nehemías 3:16 Después de él restauró Nehemías hijo de Azbuc… Nehemías 3:17 Tras él restauraron los levitas; Rehum hijo de Bani, y junto a él restauró Hasabías… Nehemías 3:18 Después de él restauraron sus hermanos… Nehemías 3:20 Después de él Baruc hijo de Zabai con todo fervor restauró otro tramo... Nehemías 3:21 Tras él restauró Meremot hijo de Urías hijo de Cos otro tramo… Nehemías 3:22 Después de él restauraron los sacerdotes… Nehemías 3:24 Después de él restauró Binúi hijo de Henadad otro tramo… Nehemías 3:25Después de él, Pedaías hijo de Faros. Nehemías 3:29 Después de ellos restauró Sadoc hijo de Imer, enfrente de su casa; y después de él restauró Semaías hijo de Secanías, guarda de la puerta Oriental. Nehemías 3:30 Tras él, Hananías hijo de Selemías y Hanún hijo sexto de Salaf restauraron otro tramo. Después de ellos restauró Mesulam hijo de Berequías, enfrente de su cámara. Nehemías 3:31 Después de él restauró Malquías hijo del platero…
Estaban juntos en esto. Era toda mano a la obra. Estaban dispuestos a trabajarlo juntos porque entendían la gran necesidad que había.
Siendo responsables.
Por sí mismos. La frase “frente a su casa/cámara” repetidas veces, Neh. 3:10, 23, 28, 30.
Nehemías 3:10 Asimismo restauró junto a ellos, y frente a su casa, Jedaías hijo de Harumaf... Nehemías 3:23 Después de ellos restauraron Benjamín y Hasub, frente a su casa; y después de éstos restauró Azarías hijo de Maasías, hijo de Ananías, cerca de su casa. Nehemías 3:28 Desde la puerta de los Caballos restauraron los sacerdotes, cada uno enfrente de su casa. Nehemías 3:30 … Después de ellos restauró Mesulam hijo de Berequías, enfrente de su cámara.
Por lo feo.
La Puerta del Muladar de Neh. 3:14, se puede traducir como la puerta de estiércol, “puerta de desecho”.
Nehemiah 3:14 RVR60
Reedificó la puerta del Muladar Malquías hijo de Recab, gobernador de la provincia de Bet-haquerem; él la reedificó, y levantó sus puertas, sus cerraduras y sus cerrojos.
Toda la basura se desechaba por esa puerta hacia el valle del lado sur de la ciudad. Hubiera sido el lugar más sucia y apestoso de toda la ciudad.
Malquías, el gobernador de una región cercana, tomó la responsabilidad quizás mas fea de toda la ciudad, pero alguien tuvo que hacerlo. El texto es claro, y enfático que él la reedificó.
Por otros.
Mientras el sumo sacerdote Eliasib estaba trabajando en los muros y en la puerta más cercana al templo, la Puerta de las Ovejas, otros estuvieron trabajando en el muro frente a su casa, Neh. 3:20-21.
Nehemías 3:20–21 (RVR60)
Después de él Baruc hijo de Zabai con todo fervor restauró otro tramo, desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib sumo sacerdote. Tras él restauró Meremot hijo de Urías hijo de Cos otro tramo, desde la entrada de la casa de Eliasib hasta el extremo de la casa de Eliasib.
Los tecoítas del vs: 5 compensaron por sus nobles que no querían participar al participar el doble, Neh. 3:27.
Nehemías 3:27 (RVR60)
Después de ellos restauraron los tecoítas otro tramo, enfrente de la gran torre que sobresale, hasta el muro de Ofel.
Referente a la iglesia, debemos también mantener la mentalidad que estamos en esto juntos.
Pablo es claro que cada creyente es integrante del cuerpo de Cristo, que estamos juntos en esto, Ef. 2:20-22.
Ephesians 2:20–22 RVR60
edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor;en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.
Es la meta del creyente crecer y ayudar a otros crecer en Cristo para la unidad del cuerpo de Cristo, la iglesia, Ef. 4:12-13.
Ephesians 4:12–13 RVR60
a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
Por la ayuda mutua de cada uno sirviendo juntos vamos creciendo, Ef. 4:16; Rom. 14:19.
Ephesians 4:16 RVR60
de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
Romans 14:19 RVR60
Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.
Ilustración: La obra se hace juntos. Madres, ustedes ya me entienden con esto… el tema de familia. No importa la distancia, el tiempo, los obstáculos, si hay una necesidad en tu familia, cruzas toda barrera para acompañar y ayudar en la situación. Mucha explicación por alguna acción audaz es simplemente “Pero, es mi hijo/a”. El sentir de familia es una fuerza potente.
Aplicación: La obra se hace juntos.
La iglesia es una familia. Estamos en esto juntos.
Related Media
Related Sermons